LLEVA CON LA contrata un siglo

FCC se juega su última carta catalana en las alcantarillas de Barcelona

La constructora de Esther Koplowitz parte como favorita para una contrata que le dura más de un siglo: los servicios de alcantarillado de la ciudad condal

Foto: Alcantarillas de Barcelona.
Alcantarillas de Barcelona.

No hay un caso igual en España: una contrata que dura 103 años. Se trata del alcantarillado de Barcelona, que ahora el alcalde, Xavier Trias, ha sacado a concurso. Un concurso para el que FCC es el favorito. Total, lleva un centenar de años presentándose y se aseguraría un contrato de 150 millones, una perita en dulce en estos tiempos de sequía pública para los contratistas.

Hubo un tiempo en que FCC era la reina de la constructoras de Barcelona, ciudad donde este grupo todavía tiene su sede social. Ahora su imperio catalán se ha reducido de manera notable pero a FCC todavía le queda una gran baza: el concurso sobre los servicios de alcantarillado de Barcelona.

Fuentes del sector constructor explican que FCC compite con Acciona y con Agbar por el servicios de aguas residuales de la capital catalana y que ha sacado a concurso el Ayuntamiento de Barcelona. Estas mismas fuentes aseguran que FCC es el favorito para imponerse a sus rivales.

Esther Koplowitz, Medalla de Oro al Mérito Científico de Barcelona.
Esther Koplowitz, Medalla de Oro al Mérito Científico de Barcelona.

El alcantarillado de Barcelona es una concesión que históricamente ha estado en manos de FCC. Ahora el ayuntamiento que encabeza el convergente Xavier Trias ha sacado a concurso este servicio a pocos meses de las municipales. El precio de salida es 130 millones de euros, pero en el sector se da por hecho que al final tras la subasta final será algo superior.

La ciudad de Barcelona es la plaza fuerte de FCC. Por ejemplo, nunca ha habido un concurso de basuras en Barcelona en el que el que FCC no se haya llevado una parte del pastel. En el último concurso, que estará vigente hasta 2017, la constructora se llevó la parte más jugosa: el de la zona centro, la recogida de residuos en el Raval, el Eixample y Gràcia, por valor de 797 millones de euros.

Ahora, FCC espera poder hacer lo mismo con el ajustado concurso del alcantarillado, uno de los más importantes para el sector contratista. El concurso abarca el período 2015-2022 y es el mayor gasto del consistorio catalán.

El contrato obliga al ganador a combatir los malos olores, un problema en los barrios más próximos al mar, como es el caso de Poblenou. También se ha de luchar contra diversas plagas, tanto de roedores como de insectos. Además se ha de garantizar la limpieza de las aguas del litoral entre el Hotel Vela y el Fòrum para que no aparezcan residuos flotantes en las playas de Barcelona. En esencia: es un contrato muy exigente que obliga al ganador incluso más allá del estricto entorno de las aguas residuales.

Tradición de un siglo

FCC lleva un total de 103 años siendo el adjudicatario de este servicio de alcantarillado, lo que supone gestionar una red de más de 1.700 kilómetros de canalizaciones. FCC nunca ha perdido un concurso en este terreno y el factor histórico es otro de los que le convierten en favorito.

Aunque FCC siempre ha sido fuerte en Cataluña ahora no está en su mejor momento. Sin embargo, todavía controla activos concesionales importantes, más allá de lo que supone la plaza fuerte de la ciudad de Barcelona. Es uno de los socios de referencia de Urbicsa, concesionaria de la Ciudad de la Justicia o el 25% del Canal Segarra-Garrigues.

Momento delicado

El concurso en Barcelona coincide con un momento delicado para FCC. Tras la última ampliación de capital Esther Koplowitz deja de ser la socia mayoritaria de FCC y pasa a convertirse en el socio de referencia. La ampliación será de 1.000 millones y servirá no sólo para reforzar los fondos propios de la constructora sino también para reestructura la deuda de la patrimonial de la familia.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios