sus militatantes y la anc, contra el 'president'

ERC planea proclamar la independencia cuando tome el poder en Barcelona

ERC ya tiene plan para doblegar a Artur Mas: manifestaciones a tope para pedir elecciones. Esto es, ni lista única ni “candidatura de país” ni nada.

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras (EFE)
El líder de ERC, Oriol Junqueras (EFE)
Ni lista única, ni “candidatura de país” ni nada. Los partidos soberanistas catalanes no se entienden y no hay visos de que tampoco lleguen a hacerlo en el futuro, por lo que todos los buenos augurios que se prometía el bloque secesionista quedarán en agua de borrajas. Pero hay más: los dos grandes partidos que pugnan por el espacio independentista, y que hasta ahora habían sido socios de Gobierno, se encuentran cada día más alejados estratégicamente.

La cúpula de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) debatió esta semana cómo hacer frente a la crisis del bloque soberanista, de la cual culpan a Convergència i Unió (CiU) y al Gobierno catalán. Su objetivo último es proclamar la independencia desde el balcón del Ayuntamiento de Barcelona, una vez ganadas las elecciones municipales. La gran crisis comenzó cuando el presidente, Artur Mas, puso sobre la mesa de negociación, el pasado lunes, la propuesta de renunciar al referéndum del 9 de noviembre y hacer, en su lugar, una votación light, sin ni siquiera censo electoral.

“Eso es una tomadura de pelo y ahora es cuando romperemos peras con CiU”, dice a El Confidencial una fuente de ERC. Pero hay más: los republicanos exigen que Mas convoque elecciones anticipadas en el primer trimestre del año que viene. “Las elecciones han de ser, como mucho, a comienzos de primavera, es decir, en el mes de marzo. Es la única forma de arreglar el desaguisado. ¿Mas quiere elecciones plebiscitarias? Ya está tardando en convocarlas. Que firme el decreto mañana mismo”, añaden las fuentes consultadas.

La marea amarilla de ANC y Òmnium Cultural llenaron domingo la plaza Catalunya de Barcelona. (Reuters)
La marea amarilla de ANC y Òmnium Cultural llenaron domingo la plaza Catalunya de Barcelona. (Reuters)

Si el president hace caso omiso, el plan de los republicanos es “sacar la gente a la calle semanalmente. Se harán movilizaciones masivas y continuas. El único objetivo es reclamar a Mas elecciones anticipadas. Y con cientos de miles de personas gritando en las calles, a ver si tiene narices de hacer oídos sordos a nuestra petición. No le quedará más remedio que convocarlas o ir quemándose poco a poco en el poder”.

Para ello, el líder republicano, Oriol Junqueras, cuenta no sólo con los propios efectivos de Esquerra, sino con una masiva movilización de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), organización que, según confía, le apoyará en esta estrategia. No hay que olvidar, a este respecto, que la presidenta de la ANC, Carme Forcadell, es militante de ERC y había sido concejal de esta formación en Sabadell.

A esas elecciones, Esquerra concurrirá con la propuesta estrella de la proclamación unilateral de independencia si tiene una mayoría parlamentaria que la apoye. Pero ese es sólo el primer paso de una estrategia que va mucho más allá.

La proclamación de la independencia

Las elecciones autonómicas anticipadas le interesan a los republicanos como anticipo de unas municipales que piensan ganar de calle. De hecho, las encuestas de que dispone Esquerra le vaticinan una holgada victoria sobre CiU, que quedaría por primera vez en la historia por debajo de los republicanos. Una de las encuestas internas de que dispone Esquerra aproxima a esta formación incluso a los 50 diputados (la mayoría absoluta se sitúa en los 68 escaños), aunque sus propios dirigentes reconocen que está “demasiado cocinada” y no se lo acaban de creer. Las más moderadas le sitúan en una cuarentena de diputados, mientras que CiU rondaría los 30. Y, aunque ambos partidos sumarían mayoría absoluta, Esquerra baraja la posibilidad de tener también otras alternativas parlamentarias. Su ideal, señalan las fuentes, sería una gran coalición con ICV y la CUP, aunque en estos momentos no parece probable ni posible.

Artur Mas. (Efe)
Artur Mas. (Efe)

Lo que tiene claro el partido republicano es que, ganando las autonómicas –y todos los sondeos, tanto oficiales como privados lo vaticinan–, las municipales serán coser y cantar, un paseo triunfal. Incluso cuentan con ser el partido más votado en la ciudad de Barcelona, aunque tendrían que pactar para poder gobernar. Aun así, ERC confía en tener el primer alcalde republicano de la capital catalana desde los años 30 de pasado siglo.

La intención de Oriol Junqueras, pues, es lograr tener el poder a ambos lados de la plaza de Sant Jaume (en la que están, frente a frente, la Generalitat y el Ayuntamiento). Si sus previsiones se cumplen, la hoja de ruta pasa por proclamar la independencia después de los comicios locales, pero desde el balcón del Ayuntamiento, tal y como hizo Lluís Companys en 1931. Incluso pretende realizar una proclamación con las mismas palabras que Companys utilizó en aquella época.

A pesar de ese desmarque de CiU, ERC pondrá toda su maquinaria al servicio de la pseudoconsulta del 9 de noviembre como gesto de buena voluntad hacia Artur Mas. “Nuestra consigna es trabajar a tope para que la jornada salga lo mejor posible, ya que no podemos tirarnos atrás en ese tema. Aun así, pensamos que lo que se va a hacer es una macroencuesta que, por si fuera poco, durará hasta el día 20, ya que la gente podrá ir votando en sucesivos días. Según nos han dicho, habrá urnas en 200 colegios públicos, que estarán expuestas en sus dependencias diez días. Lo que no sabemos es cómo se va a garantizar la seguridad de las urnas en esas condiciones. La verdad es que el Gobierno de la Generalitat pretende hacer una mera encuesta. Y para eso, podría haber contratado a una empresa y ya está”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
139 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios