Peligran 850 millones del canon del agua

El PSC bloquea la principal privatización de Mas-Colell y aboca al Gobierno al impago

Alcaldes del PSC edil de Cornellà se han hecho fuertes y han vetado la titulización del canon del agua por valor de 850 millones de euros que la Generalitat necesita

Foto: El 'conseller' de Economía, Andreu Mas-Colell (Reuters)
El 'conseller' de Economía, Andreu Mas-Colell (Reuters)

Dice el dicho que la mucha gente ni para la guerra es buena. Y la mayor privatización que planeó el conseller de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, está bloqueada a falta de dos días para que se cumpla la fecha límite. Alcaldes del PSC, liderados por Antoni Balmón, edil de Cornellà, se han hecho fuertes en el Área Metropolitana de Barcelona y han vetado la titulización del canon del agua por valor de 850 millones, que la Generalitat necesita como el aire que respira antes de fin de año. Sin esos fondos, el fantasma del impago pesa como una losa en una Administración con una caja tensionada al máximo.

Según han explicado fuentes políticas cercanas a la Generalitat, el acuerdo para una operación de tanta complejidad precisaba el apoyo no sólo de Agbar, que controla el 85% de la empresa Aguas de Barcelona Mixta, la cual ha de colocar la emisión en los mercados internacionales, sino también la complicidad del alcalde de Barcelona, Xavier Trias; y de los del resto del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), un ente de corte municipalista que Trias preside pero donde es débil.

Fuentes de la Generalitat reconocen que en la AMB, Balmón, hombre de confianza del expresidente catalán José Montilla, se ha blindado y, con el apoyo de muchos alcaldes del llamado cinturón rojo, ha bloqueado la operación.

Agbar ha advertido a la Conselleria de Territorio y Sostenibilidad, que encabeza Santi Vila y que es la que negocia con la AMB, que la fecha límite es este miércoles, 15 de octubre, ya que hay que diseñar la colocación, conseguir la calificación de rating, hacer un road show internacional de promoción ante los inversores y conseguir el precio esperado, que se calcula que se situará alrededor del 4,5% para una emisión a 30 años. Quedan dos días. Fuentes de Agbar han declinado hacer declaraciones.

Cuestión de fondo

Vila vuelve de México esta semana con la prioridad absoluta de romper el bloqueo de los socialistas. Sobre el papel, la fuente del conflicto es que la Generalitat quiere titulizar sólo el 75% del canon y preservar el 25% restante para inversión hidráulica en infraestructuras de fuera de la conurbación urbana de Barcelona. En cambio, los socialistas abogan por que sea el 85% del canon, lo que reduciría el coste financiero de la operación que será soportado por la empresa mixta, en otro de los mecanismos para exportar deuda de la Generalitat a los municipios.

Sin embargo, fuentes de CiU señalan que el problema es más de fondo y que Balmón se está vengando de los convergentes en represalia por el apoyo de estos al proceso soberanista. Además, este es un ataque en la línea de flotación y donde menos lo esperaban. El conseller Mas-Colell estaba preparado para recibir presiones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pero no esperaba que los socialistas usaran un tecnicismo y se enrocasen.

Antoni Balmón. (Efe)
Antoni Balmón. (Efe)

Disponer de liquidez

Mas-Colell ya tenía preparado el mecanismo para disponer de los 800 millones. En principio no podía porque estos fondos iban a destinarse a reducir la deuda de la Agencia Catalana del Agua (ACA), pero había una alternativa: traspasar la deuda de la ACA a la propia la Generalitat, asumir este pasivo e ingresar los 850 millones como caja para cubrir gasto corriente, según explican fuentes financieras. Portavoces de la conselleria no han querido detallar este aspecto del plan.

Incluso con estos fondos de la titulización del canon, la Generalitat precisa de otros 2.300 millones hasta fin de año. Y sin ellos su situación es desesperada.

Petición a Iceta

En el Palau de la Generalitat esperan que el secretario general del PSC, Miquel Iceta, interceda y desbloquee la operación. En CiU han detectado algunas grietas en el apoyo a este movimiento de Balmón. Por ejemplo, la alcaldesa de Santa Coloma, la socialista Núria Parlón, se ha desmarcado sutilmente del conflicto.

Fuentes financieras explican que Iceta se ha comprometido ante personalidades económicas como Isidre Fainé, presidente de CaixaBank, a dar apoyo a Artur Mas cuando ERC abandone a CiU en la estacada al ser evidente que no se puede celebrar la consulta.

El apoyo de los socialistas serviría a Artur Mas para agotar la legislatura prorrogando los presupuestos. Mas es consciente de que unas elecciones en febrero dejarían a su partido al borde de la desaparición y entregaría la Generalitat a Oriol Junqueras. Pero este acuerdo tácito sería inviable con una Generalitat rescatada o intervenida por Montoro. Y, para evitar eso, Mas-Colell necesita sus 850 millones.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios