EL 9-N SE HARÁ ALGÚN ‘ACTO SIMBÓLICO’

Los independentistas ya ponen fecha a las elecciones: primer trimestre de 2015

Fuentes cercanas a ERC y a la Asamblea Nacional Catalana aseguraron a El Confidencial que esperan las elecciones "para el primer trimestre del año que viene”

Foto: Cadena humana por la independencia organizada por la ANC (EFE)
Cadena humana por la independencia organizada por la ANC (EFE)

Cataluña va directa hacia unas elecciones anticipadas. Esa es la sensación que existe en los círculos independentistas catalanes. Fuentes cercanas a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y a la Asamblea Nacional Catalana (ANC) aseguraron a El Confidencial que “esperamos las elecciones para el primer trimestre del año que viene”.

Aunque en algunos sectores se afirma que a ERC no le interesan unas elecciones anticipadas “aunque las ganen”, otras ponen en duda esta versión. “Es cierto que Oriol Junqueras está muy cómodo con su posicionamiento actual, porque tiene mando pero no se quema con la acción de gobierno, pero tampoco le desagradaría ocupar la presidencia, para qué vamos a engañarnos”, dice a este diario una fuente interna de ERC.

La incógnita, sin embargo, está en saber cómo podrán gobernar los republicanos. En la dirección de Esquerra se vaticina una debacle de Convergència i Unió (CiU), que pasaría a ser la segunda fuerza política de la comunidad por primera vez en unas autonómicas. “Lo que podría es haber un Gobierno ERC-CiU sin problemas. Y, en caso de que no pudiese ser, lo que no sabemos es si podríamos llegar a gobernar con ICV y la CUP, ya que esta doblaría resultados y los ecosocialistas subirían. ERC se quedaría alrededor de los 40. Pero se ha descartado ya definitivamente que se pudiera reeditar un tripartito como en dos legislaturas anteriores”, añaden las fuentes.

El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

Desde CiU se afirma que “la convocatoria de elecciones, aunque no es una posibilidad descartable, es una prerrogativa del presidente de la Generalitat y sólo a él corresponde tomar esa decisión”. Eso sí, fiel a su palabra, debe consultar antes el adelanto electoral con los partidos que dieron apoyo al referéndum.

En los círculos independentistas, contrariamente a lo que pueda parecer, la decisión del Tribunal Constitucional de admitir los recursos del Gobierno central y, consecuentemente, suspender la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria del 9-N no ha sentado muy mal. “Que sepan que hoy hay en Cataluña 50.000 independentistas más que hace dos días. No tienen ni idea de lo que pasa aquí y de lo que es Cataluña”, explica a El Confidencial una fuente cercana a la ANC.

Aunque ya se sabe que difícilmente el TC levantará la suspensión o dictará una sentencia antes del 9 de noviembre, lo que tienen claro los independentistas es que “ese día tendremos que hacer algo para que no pase sin pena ni gloria. Serán actos simbólicos o como se quiera entender, pero no podemos obviar la fecha. Y luego, prepararnos para las elecciones anticipadas, en las que intentaremos que haya una lista única, aunque reconocemos que será muy difícil”.

El papel de Unió

En este sentido, todo parece indicar que cada partido tendrá sus propias listas. ERC está dispuesta a ofrecer una candidatura conjunta a CiU, con Artur Mas como cabeza de lista, pero con los siguientes puestos copados por los republicanos, una opción que CiU no quiere ni comentar por dos motivos: en primer lugar, porque Mas quedaría prisionero de Esquerra; y segundo, porque Unió Democràtica de Catalunya (UDC), previsiblemente, rompería el tradicional pacto que tiene con Convergència y acudiría a las urnas en una candidatura independiente, tratando de atraer a los votantes tradicionales, moderados y no independentistas que CiU ha tenido a lo largo de las últimas tres décadas.

La ANC insiste en continuar la campaña por la consulta a pesar del TC

Vídeo: La ANC insiste en continuar la campaña por la consulta

“Lo de que UDC se haría con un porcentaje de votantes alto no es cierto. Nuestras estimaciones van por el camino de que han cambiado mucho las cosas en la sociedad catalana, y ahora hay un altísimo porcentaje de independentistas. Lo que tenemos que estudiar es cómo canalizar ese sentimiento para materializarlo. Ahora ya no existe la gran masa tradicional que votaba CiU, sino que mucha de esa gente se ha pasado al otro bando, al soberanismo, y reclama esa opción. Por tanto, nosotros tenemos que caminar al lado de la sociedad”, asegura a El Confidencial una fuente de la cúpula de Convergència Democràtica (CDC).

Ese posicionamiento justificaría, en principio, una alianza con ERC. Pero también es verdad que hay otros peligros añadidos: Convergència se coaligaría desde una posición de debilidad, con los sondeos situándola a gran distancia de ERC. Y habría que ver si eso no sería el inicio de una absorción a medio plazo. “La suerte que ha tenido Esquerra es que ha crecido el sentimiento independentista y lo ha sabido aprovechar. En cambio, CiU ha variado sus planteamientos sólo en los últimos años, cuando ha visto que la gente salía a la calle a reclamar la independencia. Esa oscilación es interpretada como un paso táctico, coyuntural. CiU nunca ha sido independentista. ¿Por qué lo es ahora? Está claro: para ganar votos. En cambio, ERC ha sido siempre independentista y no lo ha negado nunca. Por tanto, la gente, a la hora de decidirse, vota al genuino, al que siempre ha sido independentista y no al que mañana, por otra cuestión también táctica, puede dejar de serlo. ERC representa el independentismo genuino y la gente la escogerá antes que el independentismo arribista de CiU. Y, teniendo el original, ¿por qué va a quedarse con el sucedáneo?”, señala un dirigente de Esquerra a este diario.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios