7.000 VOLUNTARIOS PARA QUE NO HAYA INCIDENTES

El Gobierno catalán apela ahora al sueño de Luther King para justificar su hoja de ruta

Los dirigentes políticos catalanes buscan referentes internacionales para equipararse a ellos. Y la figura de Martin Luther King es la que suscita más unanimidad

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), a su llegada al Fossar de les Moreres. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas (i), a su llegada al Fossar de les Moreres. (EFE)

Los dirigentes políticos catalanes buscan referentes internacionales para equipararse a ellos. Y la figura de Martin Luther King es la que, hasta el momento, suscita más unanimidad. Cierto que el presidente catalán llegó a compararse con un faraón o con el mismísimo Mahatma Ghandi, pero estas analogías no tuvieron precisamente buena acogida, sino que fueron más bien desafortunadas. La apelación que esta semana hizo Oriol Junqueras, presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) al líder negro norteamericano, sin embargo, caló hondo entre las huestes independentistas.

Tanto es así que la figura de Luther King fue retomada ayer por la noche por el presidente catalán, Artur Mas, en los actos institucionales que celebró en el edificio de la Llotja. Minutos antes, Mas había hecho una ofrenda floral a los héroes que cayeron en el sitio de Barcelona de 1714 en el Fossar de les Moreres, un escenario reservado hasta ahora al independentismo radical y extraparlamentario. Pero fue un poco más tarde cuando, ante todo el Gobierno catalán y ya en Llotja, se retomó un fragmento del activista norteamericano: “Tengo un sueño, seguir soñando, soñar en la libertad”.

Martin Luther King.
Martin Luther King.

Fue uno más de los pequeños fragmentos variopintos que se leyeron, pero no deja de ser curiosa la nueva apelación al activista que quería que los negros pudieran ocupar los mismos asientos que los blancos. Y la coincidencia de que su figura sea reivindicada por Junqueras e, inmediatamente, el Gobierno catalán la incluya en su repertorio.

Al margen de los actos institucionales celebrados ayer por la noche y los previstos para hoy (todos los partidos, instituciones y entidades desfilarán ante la estatua de Rafael Casanova para realizar la tradicional ofrenda floral), la incógnita estaba puesta en la asistencia a la manifestación convocada para las 17:14 de la tarde por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultrural.

Pero la verdad es que el independentismo catalán salvará hoy la cara tras haber logrado más de medio millón de inscripciones para formar una gran V en el centro de Barcelona, con tres pancartas en cada uno de los vértices con los lemas Victoria, Votar y Voluntad. El pesimismo de los organizadores hace unas semanas ya queda atrás, puesto que durante la última semana se multiplicaron las inscripciones.

“Cada vez que alguien del Gobierno central abre la boca, se produce un aluvión de inscripciones. Pero especialmente, las bravatas de Mariano Rajoy diciendo que tiene todo a punto para aplastar el 9-N. Esa declaración pública disparó las inscripciones para la Diada”, explica una fuente nacionalista a El Confidencial.

Una flota de 1.500 autocares

A la gran movilización asistirán en pleno los partidos que dan apoyo al referéndum, pero también miembros del Gobierno catalán, como el portavoz y consejero de Presidencia, Francesc Homs, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, y el de Agricultura, Josep Maria Pelegrí. Al acto, lógicamente, acudirán los principales dirigentes de CiU (excepto Duran i Lleida), como Josep Rull, coordinador general de CDC y Jordi Turull, presidente del grupo parlamentario convergente, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, el líder de ICV, Joan Herrera, y el de la CUP, David Fernández, que son los partidos que dan apoyo al referéndum.

Mas abre los actos de la Diada con la ofrenda floral en el Fossar de les Moreres

Vídeo: El 'president' da el pistoletazo de salida a la Diada

 

El sector catalanista del PSC también asistirá. Curiosamente, se manifestarán juntos dirigentes del ala catalanista, como Montserrat Tura y Antoni Castells, junto a ya exmilitantes como Joan Ignasi Elena, líder de Avancem, o Ernest Maragall, máximo dirigente de Nova Esquerra Catalana (NEC).

La intención es comenzar a formar la gran V (cada inscrito tiene asignado su sitio concreto, aunque se espera que acuda también mucha gente que no se ha apuntado en la lista de la ANC) a las 4 de la tarde para que esté completamente formada a las 17:14 horas, en conmemoración del año 1714, fecha de la caída de Barcelona ante las tropas de Felipe V. El lugar de la manifestación, un gran espacio de 11 kilómetros lineales, estará dividido en 73 tramos y los asistentes deberán ir vestidos de amarillo o de rojo para conformar una gran senyera vista desde el aire.

Todo en esta Diada es simbólico: un joven que el 9 de noviembre cumplirá 16 años, y cuyo lugar está en el vértice de la V, depositará una papeleta en una urna. Y es que los 16 años es la edad mínima para votar, según la ley de consultas que el Gobierno catalán quiere aprobar el próximo 19 de septiembre.

Marcha con antorchas la víspera de la Diada. (EFE)
Marcha con antorchas la víspera de la Diada. (EFE)

Para facilitar el acceso de manifestantes de todas partes de Cataluña, ANC y Òmnium han fletado 1.500 autocares, aunque también se prevén desplazamientos de 100.000 vehículos particulares. Para la organización del acto, cuentan, asimismo, con un pequeño ejército de 7.000 voluntarios, que velarán por que la jornada transcurra sin incidentes.

Tras la manifestación, a las 19.30 horas, el presidente Artur Mas y la vicepresidenta, Joana Ortega, recibirán a una representación de los organizadores, encabezada por las presidentas de la ANC y Òmnium, Carme Forcadell y Muriel Casals respectivamente.

El contrapunto de la Diada independentista lo pone Sociedad Civil Catalana (SCC), que a las 18.30 tiene convocada una manifestación en Tarragona bajo el lema Recuperemos en seny (la cordura), recuperemos la señera. El acto, al que asistirán la dirigente socialista Carme Chacón, así como la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, o el portavoz de UPyD en Cataluña, Ramón de Veciana, pretende desplegar una  gran bandera catalana de 50 metros de largo. Más tarde, tiene previsto realizar actuaciones musicales en la rotonda del Circo Romano, donde pronunciarán dos discursos el presidente y la vicepresidenta de SCC, Josep Ramon Bosch y Susana Beltrán.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
53 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios