SUS INTERESES CHOCAN CON LOS DE SU PARTIDO

Pujol se debate entre acudir al Parlament para liberar a CiU o proteger a su familia

El expresidente catalán Jordi Pujol deshoja la margarita sin desvelar sus intenciones y poniendo de los nervios a todo CiU y a media clase política

Foto: El expresidente catalán Jordi Pujol en su casa de veraneo. (EFE)
El expresidente catalán Jordi Pujol en su casa de veraneo. (EFE)

¿Comparecer o no comparecer? Esa es la cuestión. ¿Por qué debe más dignamente optar el alma noble? ¿Sufrir la fortuna impía de una comisión de investigación que no revelará nada pero levantará mucho polvo mediático? ¿O rebelarse contra un mar de desdichas afrontando una comparecencia en la que uno explique el dinero negro que durante décadas ha guardado su familia en Andorra? El expresidente catalán Jordi Pujol deshoja la margarita sin desvelar sus intenciones y pone de los nervios a todo CiU y a media clase política, que no sabe cómo afrontará el nuevo curso, sobre todo en clave parlamentaria catalana.

Fuentes cercanas a la familia Pujol han apuntado que el hasta hace muy poco molt honorable esperará hasta que el próximo 2 de septiembre la comisión de asuntos institucionales del Parlament le solicite formalmente acudir a la Cámara catalana. A partir de aquí, el expresidente decidirá qué hacer.

Mientras la familia Pujol y su entorno mantienen la incógnita, en CiU están de los nervios, según aseguran fuentes políticas de la formación nacionalista. La intención de los convergentes es que Pujol acudiese motu proprio al Parlament y desactivase allí cualquier intento de que se cree una comisión de investigación que sólo servirá para desgastar todavía más a la formación que dirige Artur Mas. También había interés en que Jordi Pujol se presentase lo antes posible… en un intento de pasar página y cerrar el capítulo del pujolismo.

Pujol sigue sin aclarar si comparecerá en el Parlament

Vídeo: Pujol sigue sin aclarar si comparecerá en el Parlament

 

Desde el núcleo operativo más cercano a Mas, en cambio, la opinión es diferente. Fuentes del Palau de la Generalitat relativizan el coste político, al menos en cuanto a calendario. En este sentido, consideran que da igual que Jordi Pujol comparezca antes o después de la Diada del 11 de septiembre, o que lo haga con anterioridad o posterioridad al 9 de noviembre, la fecha en la que, presumiblemente, se convocará la consulta separatista.

Sí que, en cambio, se agradecería a Pujol que aclarase sus intenciones. Pero ni el nuevo secretario de organización de CDC, Josep Rull, ni otros miembros del partido que han estado en contacto directo con la familia conocen cuál será la decisión final del fundador del partido.

A su familia le interesa dilatar la respuesta

Para CiU, la herencia de Pujol es un lastre, sobre todo con unas elecciones anticipadas a las puertas. En la Generalitat, en cambio, se considera un coste político con el que se deberá cargar en los próximos meses, se juegue como se juegue con el calendario.

Varias personas increpan a Pujol y su mujer en la puerta de su casa

Vídeo: Varias personas increpan a Pujol y su mujer en la puerta de su casa 

 

Además, la justicia es lenta y tanto por la evolución del caso en la Audiencia Nacional para el primogénito de la familia, Jordi Pujol Ferrusola, como por los tribunales de Andorra, donde los Pujol han interpuesto una querella por robo de sus datos bancarios, los procesos legales abiertos darán titulares de sobra para que el caso Pujol no caiga en el olvido. En este sentido, se relativiza el momento que Pujol escoja para comparecer, aunque se agradecería más claridad en sus intenciones.

Precisamente, el que haya una causa abierta o no que afecte a algunos de sus hijos limitará el campo de actuación de Jordi Pujol ante los parlamentarios catalanes. Por ello, el expresidente deberá cuidar su intervención al máximo para no perjudicar a su familia.

Justo por eso, los intereses de Pujol y CDC divergen. Mientras que el partido preferiría que el expresidente catalán se pusiera a disposición del Parlament cuanto antes, la familia Pujol prefiere ver cómo evoluciona el caso judicial. Jordi Pujol Ferrusola no se encuentra todavía formalmente imputado. Habrá que ver qué ocurre después de que declare ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz el próximo 15 de septiembre. Sólo Oriol Pujol se halla encausado, y es por otro caso, el de las ITV, que no tiene nada que ver con el dinero negro en Andorra.

En esas circunstancias, a Pujol y a sus hijos les interesa más dilatar su respuesta y ver cómo evoluciona el caso judicialmente para así poder aquilatar sus explicaciones ante la inquisición de la cámara, otro motivo para que las relaciones entre Pujol y su partido se tensionen cada día más.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios