UNA ENCUESTA SITÚA LA PARTICIPACIÓN EN EL 71%

El proceso independentista dispara la intención de voto y beneficia a ERC

El proceso soberanista de Cataluña se dejará sentir en las próximas municipales. Algunas encuestas apuntan a que ERC continuará su línea ascendente

Foto: El lider de ERC, Oriol Junqueras (Efe)
El lider de ERC, Oriol Junqueras (Efe)

El proceso soberanista de Cataluña se dejará sentir en las próximas elecciones municipales. Algunas encuestas apuntan a que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) continuará en su línea ascendente y podría quedar como primera fuerza política tras los comicios locales, consolidando así el ascenso que se evidenció en las pasadas elecciones europeas, donde logró desbancar  a Convergència i Unió (CiU) por primera vez.

El efecto referéndum ha sido, en buena parte, el causante de esa trayectoria. Y para las municipales del 2015, se seguirá notando: la participación podría llegar al 71% del electorado, con un 29% de abstención. El salto cuantitativo es importante: en las municipales del 2011, la participación fue tan sólo del 53,28%. Eso es lo que se desprende de una encuesta realizada por iPolítics, una consultora política que ha organizado las dos ediciones del Congreso de Comunicación Política de Cataluña.

El informe de la consultora señala que “hay una suma de factores que están haciendo aumentar el interés por los procesos electorales”. Estos factores son “la coyuntura del proceso de transición nacional; la expectación de la consulta del 9 de noviembre; los procesos de primarias de los partidos políticos; y la conversión de abstencionistas crónicos en “votantes antisistema” de partidos llamados  ‘Nueva Política’”.

La ‘nueva cultura’ política

El sondeo desvela otros datos curiosos: el 58,8% de los ciudadanos están a favor de que los partidos realicen primarias, mientras que el 41,2% prefiere que sean las cúpulas de las organizaciones quienes elijan el cabeza de lista. “Lo que reclama la ciudadanía es una nueva cultura política y una manera de hacer política diferente”.

En Barcelona, el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ya celebró un proceso de primarias, en el que concurrieron cinco candidatos. De ellos sólo dos pasaron a la segunda vuelta: Jaume Collboni y Carmen Andrés. Al final, se impuso el primero por 2.980 votos frente a 2.493.

Jaume Collboni y Carmen Andrés
Jaume Collboni y Carmen Andrés

Ahora es ERC quien está inmersa en sus primarias: los republicanos decidirán este viernes si su candidato es el diputado y portavoz de Esquerra en el Congreso, Alfred Bosch, o el portavoz adjunto en el Parlamento autonómico, Oriol Amorós.

Partiendo de esta actualidad, una de las preguntas de la encuesta señalaba: “Teniendo en cuenta los últimos resultados de las elecciones europeas, ¿cree que ERC puede llegar a la alcaldía de Barcelona?”. El resultado no deja lugar a dudas: el 67,8% de los encuestados lo ven plausible, mientras que el 32,2% no lo ven posible. Fuentes de Esquerra señalan a El Confidencial que “si se hiciera una extrapolación directa, cosa que no se debe hacer, de los resultados de las europeas, nuestro partido quedaría como primera fuerza política”.

Aprovechando las primarias de ERC, el sondeo también incluía una pregunta sobre el conocimiento y la preferencia de los dos candidatos republicanos. El 46,3% de los encuestados conocía a los dos, mientras que el 40,5% no conocía a ninguno. Un 10,3%, además, declaraba conocer sólo a Alfred Bosch, y el 2,9% aseguró conocer sólo a Amorós.

En el apartado de preferencias, el 70,3% de los electores cree que está más preparado para ser alcalde que Oriol Amorós, en quien confía sólo el 29,7%. Ello se debe a que Bosch, desde su cargo en el Congreso, “ocupa más espacio en los informativos que la política local, cosa que le favorece”.

Un hito histórico

Pero lo cierto es que los republicanos tienen la esperanza de que el año que vienen van a dar la sorpresa. Para ello, ponen números encima de la mesa: ERC ganó con claridad en la ciudad de Barcelona en los comicios del pasado mes de mayo, obteniendo un 21,77%. “Con un resultado similar, lograríamos la alcaldía”, indica a este diario una fuente de ERC. No le falta razón, porque Esquerra logró 126.343 votos en la capital frente a los 121.578 de CiU.

De todos modos, estas apreciaciones pueden distorsionar la realidad, porque en las municipales el comportamiento del electorado difiere de unas europeas. “Si tenemos un lugar donde crecer en unas municipales, es en las grandes ciudades”, indica la fuente anteriormente citada. Y en Barcelona podría darse la paradoja de que, siendo la ciudad donde más bajó Esquerra en los últimos comicios locales (tenía cuatro concejales y se quedó en dos), en el 2015 estaría a punto de lograr la alcaldía.  Y otra fuente remacha que “se trata de un hito histórico: sería la primera vez que ERC ganase en la capital de Cataluña desde los años 30 del siglo pasado”. El último alcalde de ese partido fue Jaume Aiguader, elegido en 1931.

De todos modos, el informe de iPolítics señala que “la fragmentación electoral que vive Barcelona tiene importantes implicaciones a la hora de escoger alcalde. La sopa de letras necesaria para poder conseguir la mayoría absoluta es cada vez más grande, con partidos más diversos ideológicamente. La dificultad para crear acuerdos de gobierno que superen el 50% de los concejales favorece que la candidatura más votada acabe siendo la que finalmente consiga la alcaldía. Y hoy, en Barcelona, ante un panorama electoral tan fragmentado, no es preciso conseguir un porcentaje muy elevado para posicionarse en primer lugar”. Otro detalle, pues, que puede beneficiar a los republicanos, cuya popularidad está en la cresta de la ola.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios