CiU sondeará esta semana a ERC para que se sume formalmente al Ejecutivo de Mas
  1. España
  2. Cataluña
PARA GOBERNAR… Y PARA ASUMIR SU DESGASTE

CiU sondeará esta semana a ERC para que se sume formalmente al Ejecutivo de Mas

Convergència i Unió (CiU) sondeará esta semana a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para calibrar las posibilidades de que esta formación entre en el Gobierno catalán

Foto: El líder de CiU, Artur Mas (i), y el presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)
El líder de CiU, Artur Mas (i), y el presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

Convergència i Unió (CiU) sondeará esta semana a Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para calibrar las posibilidades de que esta formación entre en el Gobierno catalán. De esta manera, los nacionalistas matan dos pájaros de un tiro: se aseguran de que los republicanos asuman también los riesgos del desgaste de formar parte del Gobierno y los hacen copartícipes del resultado de todo el proceso hacia el referéndum.

Si finalmente este no se celebra, la culpa no será sólo del Gobierno, que hará todo lo posible para poner las urnas en los colegios electorales. Ni será sólo de CiU, que es quien lidera el proceso desde las Administraciones (controla tanto la autonómica como la municipal y las cuatro diputaciones), sino que será de todos porque todos están en el mismo barco, aunque ahora no se visualice así.

La decisión de CiU se produce a causa de unas declaraciones, este lunes, de Oriol Amorós, vicesecretario general de ERC, en las que aseguraba que su partido “sólo espera un ofrecimiento formal de Artur Mas para entrar en el Gobierno”. “¿Ofrecimiento formal? ¿Qué ofrecimiento formal quiere Amorós ahora?”, responde a El Confidencial una fuente de la cúpula de CiU. Esta fuente añade que ese ofrecimiento formal “ya se produjo al inicio de la legislatura hace un año y medio y entonces Oriol Junqueras [presidente de ERC] dijo que no le interesaba entrar en el Gobierno”. Como consecuencia de ello, Esquerra firmó un pacto con CiU para apoyar al Ejecutivo en minoría de Artur Mas, aun sin entrar en el Gabinete de este.

Desde la cúpula convergente critican a Amorós por asegurar que espera esa invitación formal de entrar en el Govern. “Sorprenden las declaraciones de Amorós. No sabemos si es porque en la cúpula de Esquerra se ha hablado del tema y se ha llegado a esa conclusión o ha sido una iniciativa suya para salir en los medios, teniendo en cuenta que se presenta a las elecciones primarias de ERC en Barcelona y quiere hacer campaña toda costa”, señala a este diario una fuente de la dirección de CiU.

Aun así, el partido nacionalista sondeará a la cúpula republicana durante los próximos días “para saber si de verdad esa es la situación”. Además, las fuentes consultadas aseguran que Artur Mas “valorará la situación y actuará en consecuencia”. Sí subrayan estas fuentes, sin embargo, que “no hemos recibido ninguna comunicación de ERC de manera oficial y esperamos que se pongan en contacto con nosotros de manera formal. Si ellos no lo hacen, intentaremos saber su disposición a formar parte del Govern”.

Los beneficios que saca CiU

La entrada de Esquerra en la Generalitat supondría un balón de oxígeno para CiU, que ha sufrido un importante desgaste en los cuatro años que lleva gobernando. De hecho, de los 62 diputados que obtuvo en 2010, los sondeos le vaticinan ahora una horquilla de entre 34 y 36, con la posibilidad incluso de ser la segunda fuerza política detrás de ERC, que por primera vez podría ganar unas elecciones autonómicas.

Los beneficios que sacaría CiU de esa entrada serían dobles: por una parte, se repartiría el desgaste con ERC, que hasta ahora ha sido la principal beneficiada de ese desgaste y la consiguiente fuga de votos de CiU. Por otro lado, el proceso independentista se vería reforzado con la visualización de las dos fuerzas mayoritarias de Cataluña dirigiendo la Generalitat.

Pero antes han de limarse muchas asperezas. “Hemos de perfilar en qué condiciones entra Esquerra y cómo se reparten las responsabilidades de Gobierno”, aseguran en CiU. Otra fuente subraya que “Artur Mas ya le dijo a ERC que OK, que quería que entrase. Y oficialmente ya le hemos dicho muchas veces que nuestra mano está extendida y las puertas abiertas a un Gobierno de coalición. Siempre les hemos manifestado nuestra voluntad de que entrasen. Pero si Esquerra se decide, ha de entender que es para comprometerse a gobernar”.

La pelota está ahora en un punto neutro. Lo que han de estudiar con lupa durante los próximos días es el calendario de visualizaciones. En ERC creen que el proceso alcanzaría una mayor dimensión si esta formación entra en el Gabinete de Artur Mas. Pero también temen el desgaste que ello pueda ocasionarles. Por otro lado, en caso de que no den el paso, CiU siempre podría acusarlos de desentenderse del proceso o incluso de boicotear el trabajo de las instituciones en manos convergentes. Y se da la circunstancia incluso de que algunas agrupaciones republicanas han comenzado a relajar más sus posiciones y han comenzado a apoyar la entrada en el Ejecutivo, lo que facilitará enormemente la labor de la cúpula republicana.

Pero también es verdad que no es lo mismo que esa entrada se produzca antes de las vacaciones de verano, alrededor de la Diada Nacional de Cataluña (11 de septiembre) o pocas semanas antes del anunciado referéndum del 9 de noviembre. Todas las fechas tienen sus pros y sus contras, y eso es lo que deben discutir los dos partidos mano a mano durante los próximos días. Y si hay que realizar un acto formal de petición de entrada en el Govern, se hace. Incluso solemnemente. No problem.

Artur Mas Referéndum Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda