Es noticia
Menú
Polémica por el reparto de panfletos de "propaganda política" en colegios catalanes
  1. España
  2. Cataluña
CENTROS PÚBLICOS REPARTEN CARTELES DE SOMESCOLA

Polémica por el reparto de panfletos de "propaganda política" en colegios catalanes

La lengua vuelve a ser un arma política arrojadiza en Cataluña. ¿Adoctrinamiento o libertad de expresión? Puede ser que algo de las dos cosas

Foto: Pancarta por el bilinguismo. (AEB Cataluña)
Pancarta por el bilinguismo. (AEB Cataluña)

La lengua vuelve a ser arma arrojadiza en Cataluña. ¿Adoctrinamiento o libertad de expresión? Puede ser que algo de las dos cosas. Pero los ánimos se han caldeado este fin de semana a causa de iniciativas políticas que trascienden el aspecto meramente educativo que han de tener los colegios: en algunos centros, se colocan pancartas a favor de la inmersión lingüística y contra las sentencias de los tribunales; en otros, se les entrega a los chiquillos panfletos para asistir a una manifestación que se prepara para mediados de este mes en defensa del catalán y de la inmersión lingüística.

La situación encontró su punto álgido este sábado, cuando la presidenta de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), Ana Losada, acudió a la localidad de Sitges para presentar su plataforma. Allí, acusó a la Generalitat de dejación de funciones por permitir que en las escuelas catalanas se exhiban pancartas “de una entidad que no representa a la comunidad educativa”.

Se refería a Somescola, que es una plataforma que agrupa a 43 entidades cívicas, entre ellas, el Consejo de la Juventud de Barcelona, el Consejo Nacional de la Juventud de Cataluña, el Instituto de Estudios Catalanes, el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias o la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Cataluña, pero también otras organizaciones como UGT, la Federación de Educación de CCOO, el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans, el Ciemen, Òmnium Cultural o la Plataforma per la Llengua.

Queja formal en la Generalitat

Según Ana Losada, Somescola está presente con pancartas en muchas escuelas catalanas, cuando eso no debería ser así. Defendió, sin embargo, a su asociación, “que aboga por un modelo trilingüe para las escuelas de Cataluña y que estas sean espacios neutros y alejados de la política partidista”. La AEB presentó una queja formal por escrito a la consejera de Educación, Irene Rigau, el pasado 24 de mayo contra Somescola.

La plataforma advierte a Rigau que ha constatado “la presencia en muchas escuelas de pancartas y logos de la asociación Somescola con el lema "Por un país de todos; escuela en catalán". Esta asociación, con el apoyo de Òmnium Cultural,está animando a la insumisiónante la LOMCE desde los Consejos Escolares donde participa”. La presidenta de la AEB asegura que estas pancartas “alteran la neutralidad ideológica, dado que una parte importante de la población no participa del modelo que proponen Somescola y Òmnium Cultural".

La tarea propagandística de estas pancartas posiciona políticamente a los centros educativos y condiciona la participación de padres y alumnos en la vida del centro al dar apoyo a un determinado modelo didáctico y, lo que es más grave, a una opción política. De hecho, muchos padres nos han hecho llegar su pesar por la presencia de estas pancartas en las escuelas”. Le recuerda también que el artículo 2 de la LEC 12/2009 “recoge los principios rectores del sistema educativo: el pluralismo y laexclusión de cualquier clase de proselitismo y adoctrinamiento”.

Los panfletos de la discordia

Por si fuera poco, la diputada del PP María José García Cuevas denunció ayer domingo que, “al menos en tres escuelas de Cardedeu [localidad cercana a Barcelona], los docentes han puesto en las mochilas de los niños un panfleto para asistir a la manifestación de Somescola del próximo 14 de junio”.

Cuevas señala que ésta es “una manifestación política y antisistema, convocada en contra de la aplicación del orden constitucional en Cataluña y en rechazo de la acción judicial de los tribunales competentes”. Además, subraya, el objetivo de la misma es “instar a la insumisión a los tribunales, apoyando el incumplimiento de las medidas cautelares confirmadas por el TSJC de aplicar el 25% del castellano en cinco colegios”.

La sección quinta del TSJC rechazó este mes de abril los recursos en contra de las sentencias que obligaban a utilizar también el castellano como lengua vehicular, aunque con un porcentaje del 25%. Una nota del propio TSJC subrayaba que “es necesario que el castellano esté presente como lengua vehicular en la enseñanza y lo esté al menos en un porcentaje mínimo suficiente”. Y señalaba en otro párrafo que “el Tribunal no admite la pretensión de que los porcentajes de uso de una y otra lengua sean del 50% cada una.

En este sentido, se reitera queel catalán constituye el centro de gravedad del sistema de enseñanzasegún impone la normativa catalana, de forma que es razonable que su presencia sea más intensa”. Así, obligaba a los directores de cinco colegios (contra los que se había presentado recurso) a hacer efectivo “el uso vehicular de la lengua castellanaen un 25% de las horas lectivas”. Contra esta medida, se alzaron inmediatamente todas las voces nacionalistas.

Para la diputada popular, pues, la convocatoria de la manifestación, se basa “en información falsa y tergiversada en relación a los derechos constitucionales y estatutarios de los ciudadanos, al reparto competencial vigente e incluso al contenido de la propia legislación catalana en materia lingüística y educativa”.

Batería de preguntas parlamentarias

García Cuevas se despacha a gusto contra el Gobierno catalán. “El uso partidista de los niños en los colegios, aprovechando que están obligados a asistir y a respetar las iniciativas de sus profesores sin conocimiento ni autorización de sus padres, es un fraude y una deslealtad a la confianza que la sociedad deposita en estos responsables públicos, es una falta de respeto a la pluralidad política y al derecho a pensar diferente”.

El PP presentará hoy lunes una propuesta de resolución en el Parlamento autonómico “para condenar el adoctrinamiento y el reparto de propaganda política a menores de edad en el entorno escolar”. También presentará una batería de preguntas a la consejera de Educación sobre este tema y sobre las medidas correctoras que piensa poner en práctica para eliminar esta “propaganda política de los centros”.

El panfleto de la discordia, con el logotipo de Somescola, anuncia la salida de autocares desde Cardedeu el día 14 de junio para asistir a la gran manifestación de Barcelona y enumera los cuatro locales de la población donde se pueden apuntar los interesados. También señala que el precio de los billetes es de 6 euros para los adultos y 4 euros para los menores, precio que incluye ida y vuelta.

La lengua vuelve a ser arma arrojadiza en Cataluña. ¿Adoctrinamiento o libertad de expresión? Puede ser que algo de las dos cosas. Pero los ánimos se han caldeado este fin de semana a causa de iniciativas políticas que trascienden el aspecto meramente educativo que han de tener los colegios: en algunos centros, se colocan pancartas a favor de la inmersión lingüística y contra las sentencias de los tribunales; en otros, se les entrega a los chiquillos panfletos para asistir a una manifestación que se prepara para mediados de este mes en defensa del catalán y de la inmersión lingüística.

Cataluña
El redactor recomienda