Es noticia
Menú
Rajoy: “Siempre que hay choque de trenes es porque uno va por la vía equivocada”
  1. España
  2. Cataluña
sobre el diálogo por la independencia de cataluña

Rajoy: “Siempre que hay choque de trenes es porque uno va por la vía equivocada”

El presidente Mariano Rajoy se revolvió como gato panza arriba ante la insistente petición de diálogo con Cataluña del presidente del Círculo de Economía

Foto: Rajoy, en el Círculo de Economía. (Efe)
Rajoy, en el Círculo de Economía. (Efe)

El presidente español Mariano Rajoy se revolvió como gato panza arriba ante la insistente petición de diálogo del presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, para que liderase el diálogo para buscar una solución negociada para el encaje de Cataluña. “Nadie quiere un choque de trenes. Pero cuando hay un choque de trenes eso pasa por alguna razón: es porque alguno va por la vía equivocada”, ha zanjado Rajoy ante un público de empresarios y directivos catalanes.

En la XXX Reunión del Círculo de Economía Rajoy no se ha movido un ápice de su posición. Y eso que le han impelido a ello. “Me habla de inmovilismo. Y lo del inmovilismo es lo que me decían a mí cuando no pedía el rescate. Y ahora todo el mundo lo ve acertado Yo puedo rechazar a los inmovilistas y puedo rechazar a los que incumplen la ley a sabiendas. Pero yo quiero hablar dentro de la ley y con transparencia”, ha mantenido Rajoy.

El presidente popular ha lamentado en la cuestión catalana que “con franqueza y sin ánimo de molestar, yo me enteré por el periódico que se convocaba un referéndum, de la fecha y de las preguntas. Y desde entonces la persona que convocó este referéndum no me ha llamado”, en alusión al presidente catalán, Artur Mas.

“Eso sí a mí, todo el mundo me pide diálogo. A mí como presidente del Gobierno se me puede pedir todo pero no que me salte la ley. Esa es mi posición. Yo no me voy a sacar conejos de la chistera”. Y más adelante Rajoy remató la cuestión ante preguntas de los empresarios que insistían con la cuestión planteada por Costas asegurando que “yo no estoy enrocado. Yo he conocido esta iniciativa por el periódico. Fui al Congreso y di mis argumentos. Y no digo nada más”.

Contundencia del Círculo

Costas, igual que lo fue con Artur Mas el jueves, ha sido hoy muy contundente al plantearle la cuestión de la falta de diálogo, fruto del miedo que siente la élite empresarial catalana ante el conflicto social al que avanza Cataluña por la cuestión de la independencia.

Para Antón Costas, “la tentación de no hacer nada nos aboca a una situación de extremos, entre fuerzas centrípetas y fuerzas centrífugas, a un fatalismo que no nos gusta ya que sería preferible ir a un escenario de conflictos más resolubles y menos polarizados”, le ha dicho públicamente el presidente del Círculo ahondando en una de las críticas más generalizadas para Rajoy: su pasividad.

Rajoy no afloja

Consciente de que a mayor firmeza demuestre, más se desliza Artur Mas hacia el precipicio, Rajoy no se ha amilanado. “Me preguntan qué voy a hacer el día 9 de noviembre cuando se convoque el referéndum. A mí no se me pasa por la cabeza que se convoque un referéndum que las Cortes y el Tribunal Constitucional han dicho que es ilegal”, ha mantenido el presidente español.

“Yo soy español y quiero una Cataluña como ha sido toda la vida. Cataluña yo la siento como propia. La Constitución de 1978 sirvió para que se pusieran de acuerdo gente que no tenían que ver en casi nada. Así se llegó a un entendimiento en el que España ha llegado a ser el país más descentralizado del mundo”, ha declarado Rajoy.

Rajoy y  Mas, en una foto de archivo. (Efe)La petición de Costas de cambiar la Constitución para afrontar reformas de calado institucional también ha caído en saco rato. Rajoy ha asegurado que no se puede abrir el melón constitucional si no se sabe para qué. Y Costas ha recogido el guante y le ha dicho que el Círculo de Economía le trasladará una propuesta concreta al respecto.

Cuestión menor

En esencia, lo que Rajoy ha planteado hoy en Sitges es que la separación de Cataluña es una cuestión menor, igual que la reforma de la Constitución, que desvía la atención de los temas que él considera verdaderamente importantes.

Mariano Rajoy ha enumerado estas cuestiones claves que, a su juicio están por delante del debate catalán, tales como “el proceso europeo, eso es una reforma de la Constitución, quedarse sin moneda y política cambiaria. La Unión Bancaria, otro ejemplo. En Bruselas sólo se habla de integración y de unión, y es un poco triste volver a mi país y que todo gire alrededor de la desintegración. Ahora se está hablando de unión fiscal, pero si hay eurobonos o mutualización de la deuda, eso sí que es una cambio de primera categoría”.

“Ese es el debate de futuro, qué Europa queremos. El debate energético, fomentar la interconexión gasistica por Cataluña, es un debate de alta categoría. O el futuro del Estado del Bienestar. Europa tiene un sistema público de pensiones, tiene ayudas sociales, tiene un sistema educativo. Y mantener eso es muy complicado. Una cuestión medular es cómo mantenemos este sistema. Éste sí que es un debate. Yo creo que este país debería centrarse en estos asuntos”, ha defendido un Rajoy para el que las polémicas sobre Cataluña deberían ser aparcadas hasta que se resolviesen estas problemáticas.

El presidente español Mariano Rajoy se revolvió como gato panza arriba ante la insistente petición de diálogo del presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, para que liderase el diálogo para buscar una solución negociada para el encaje de Cataluña. “Nadie quiere un choque de trenes. Pero cuando hay un choque de trenes eso pasa por alguna razón: es porque alguno va por la vía equivocada”, ha zanjado Rajoy ante un público de empresarios y directivos catalanes.

Artur Mas Mariano Rajoy
El redactor recomienda