Es noticia
Menú
La última estrategia de Artur Mas: una ronda de contactos para estirar la legislatura
  1. España
  2. Cataluña
Pactaría la fecha del avance electoral

La última estrategia de Artur Mas: una ronda de contactos para estirar la legislatura

Por un lado ha prometido un avance electoral en clave plebiscitaria y, por otro, pretende alargar lo que pueda la legislatura, temeroso del avance de ERC

Foto: El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)
El presidente de la Generalitat, Artur Mas. (EFE)

Artur Mas está demostrando ser un político correoso. A medida que avanza su órdago soberanista se enfrenta a un problema: por un lado ha prometido un avance electoral en clave plebiscitaria y, por otro, pretende alargar todo lo que pueda la legislatura, temeroso del avance demoscópico que muestra ERC. ¿Cómo cuadrar el círculo? Con una ronda de contactos con los tres partidos que apoyan a CiU en la convocatoria de la consulta para pactar la fecha de las autonómicas en Cataluña.

Fuentes políticas cercanas a CiU han asegurado que esta ronda de contactos puede durar meses, con lo que Mas conseguiría su principal objetivo: mantenerse en el poder y ganar tiempo en un intento de que su formación política remonte en las encuestas.

El pasado 26 de febrero, Artur Mas se comprometió en el Parlament a abrir esta ronda de contactos. Un anuncio que llevó a cabo en la sesión de control y que pasó desapercibido, pero que para Mas tiene el valor de ser un compromiso en sede parlamentaria.

La película de los acontecimientos será la siguiente: en septiembre está previsto que Mas firme el decreto de convocatoria de la consulta, con la doble pregunta sobre la independencia de Cataluña, que pactó con ERC, ICV y las CUP. La previsión es que el Tribunal Constitucional opte por la suspensión cautelar de la consulta del 9 de noviembre, mientras estudia la nueva Ley de Consultas que aprobará el Parlament antes de junio y que debe dar cobertura legal a la convocatoria.

El líder de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)En CiU ya prevén que el líder de ERC,Oriol Junqueras, presione a Mas para sacar las urnas a la calle. Pero también se espera que Artur Mas se mantenga firme ante las peticiones de colectivos como la Asamblea Nacional de Cataluña y que para evitar un ruptura en el partido o en su propio Gobierno, insista: o consulta legal o elecciones plebiscitarias. Por tanto, se iniciará entonces la ronda de contactos entre Mas y los tres partidos a favor de la consulta, con objeto de establecer la fecha definitiva.

Evitar coincidir con las municipales

Mas se ha marcado como objetivo evitar que estas elecciones plebiscitarias coincidan con las municipales de mayo de 2015, con lo que otoño de 2015 sería el período más favorable para los intereses de CiU.

En todo caso, dependerá del aire que le dé Junqueras, tanto en la cuestión de la fecha, ya que los republicanos podrían preferir otoño de 2014, como en el número de meses que le concedan para prolongar la ronda de contactos. Artur Mas tiene otra carta para facilitarle el trágala a ERC:prorrogar los presupuestos de la Generalitaty ahorrarle a los republicanos otro mal trago en la cámara catalana apoyando los recortes.

Mala noticia para Rajoy

En todo caso, esta nueva estrategia de Mas es una mala noticia para el presidente español,Mariano Rajoy.Desde el Gobierno español se querría que el suflé soberanista empezase a rebajarse tras la suspensión de la consulta. En cambio, si la estrategia de negociar la fecha electoral se prolonga, también lo hará la política de tensión del independentismo y el desgaste político que supone.Además, esta estrategia pone la fecha de las nuevas autonómicas en manos de Junqueras y de los intereses de los republicanos.

La postura que tome ERC es un misterio. Las encuestas les recomiendan una fecha próxima para aprovechar el clima político favorable en Cataluña. Pero Junqueras no aspira tanto a la presidencia de la Generalitat como a conseguir la secesión, con lo que pesan muchas incógnitas sobre la manera en la que los republicanos enfocarán este escenario de dilatación de tiempos que espera aprovechar Artur Mas.

Artur Mas está demostrando ser un político correoso. A medida que avanza su órdago soberanista se enfrenta a un problema: por un lado ha prometido un avance electoral en clave plebiscitaria y, por otro, pretende alargar todo lo que pueda la legislatura, temeroso del avance demoscópico que muestra ERC. ¿Cómo cuadrar el círculo? Con una ronda de contactos con los tres partidos que apoyan a CiU en la convocatoria de la consulta para pactar la fecha de las autonómicas en Cataluña.

Artur Mas Oriol Junqueras Mariano Rajoy CiU Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Generalitat de Cataluña
El redactor recomienda