LOS ‘ESPÍAS’ DOBLAN EFECTIVOS EN BARCELONA

ERC acusa al CNI de destinar 2 millones de euros más para ‘seguir’ el proceso catalán

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) es, en estos momentos, el organismo del Estado que más preocupa a los independentistas catalanes

Foto: El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán. (Efe)
El director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), el general Félix Sanz Roldán. (Efe)

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) es, en estos momentos, el organismo del Estado que más preocupa a los independentistas catalanes. Tanto es así que aseguran que desde la gran manifestación soberanista del 11 de septiembre de 2012 ha aumentado en más de 2 millones de euros los fondos reservados. Se supone que para investigar todo el proceso catalán.

Estas cifras fueron sacadas a colación por el diputado de ERC Roger Torrent durante el pleno del Parlamento catalán cuando se debatía el papel que ha de realizar el Centro de Seguridad de la Información (Cesicat), que Mas quería convertir en el CNI catalán. El pleno parlamentario rechazó por 67 a 63 votos la creación de una comisión de investigación y la reprobación del consejero de Empresa y Empleo, Felip Puig, de quien depende el Cesicat.

Torrent terminó insinuando que aquí los únicos que ejecutan películas de espías es el CNI. “Por cierto, un CNI que desde el 11 de septiembre del 2012 ha incrementado sus fondos reservados en 2 millones de euros y ustedes, que están en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso de los Diputados, por ejemplo, les podrían preguntar a qué se debe ese incremento de presupuesto”.

Sobre el papel, los fríos números del espionaje no revelan ninguna anormalidad: para 2012, el presupuesto del CNI fue de 221.200.300 euros. En ellos, había una partida extraordinaria de 17.800 euros de “gastos reservados” incluidos en el capítulo 2 de gastos, correspondientes a “gastos corrientes en bienes y servicios”.

Para el 2013, no obstante, el presupuesto del centro descendió a 203.687.180 euros. En ellos, se incluía igualmente una partida extraordinaria de 19.800 euros en “gastos reservados”. Para el 2014, no obstante, las cantidades presupuestadas coinciden hasta el céntimo con los presupuestos del ejercicio pasado, manteniendo la misma cantidad para los gastos reservados.

De 17 a 19 millones

Pero otra cosa son los fondos reservados destinados al servicio de espionaje español y esos se han incrementado de 17 a 19 millones de euros. Los datos fueron cazados por el diputado republicano Pere Aragonès. “En los presupuestos de 2013, la dotación del Programa de Seguridad Nacional, que se alimenta de fondos reservados, sube unos dos millones”, señala Aragonès a El Confidencial.

Felip Puig. (EFE)
Felip Puig. (EFE)
Dos y dos son cuatro: esa subida se produce en un contexto de drásticos recortes. Pero también llama la atención, según subraya el diputado republicano, que “se produce justamente cuando otras potenciales amenazas remiten, como la lucha contra ETA o el yihadismo, que continuaba igual que el año anterior. Por tanto, lo que parece deducirse es que el aumento de fondos reservados a la seguridad se debe a un peligro interior”. Y no hay mayor peligro interior que una potencial quiebra de la integridad territorial del Estado.

Para Esquerra, “hay una relación clara entre el proceso independentista y el aumento de fondos reservados al CNI. Y desde el punto de vista del Estado, si tienes una parte de tu territorio que vive un proceso que puede dar lugar a una escisión territorial, es lógico que te preocupes y destines recursos a neutralizar ese proceso”.

Doblaron efectivos

Una fuente del CNI señala a El Confidencial que “los fondos reservados se aprueban en los presupuestos generales anualmente y nosotros no hemos destinado ningún gasto extraordinario para investigar el proceso catalán”. A partir de ahí, el Centro se niega a entrar en cualquier debate sobre el particular.

A nadie se le escapa, no obstante, que los efectivos del CNI en Cataluña se han incrementado en los últimos años, coincidiendo con el auge del proceso independentista. “Pero también con el potencial peligro de organizaciones terroristas internacionales y de grandes mafias que se han ido asentando en esta zona”, especifica una de las fuentes consultadas.

Fuentes republicanas señalan que las informaciones que han llegado a este partido hablan de que los servicios de inteligencia del Estado doblaron sus efectivos en Cataluña en los últimos dos años. “A nosotros no nos extraña que el aparato del Estado esté totalmente movilizado, teniendo en cuenta la dimensión que ha tomado la causa de la independencia. Y estamos convencidos de que siguen punto por punto todo el proceso que estamos tirando adelante”.

Diversas fuentes consultadas por este diario coinciden en hacer una extrapolación similar de los efectivos de la inteligencia española en Barcelona. Hace tres años, el número de agentes de campo aposentados en la capital catalana no llegaban a veinte. Y, aunque las cifras varían según la fuente consultada, este número puede haberse duplicado tranquilamente. Además, hay que añadir lo que se denominan “antenas”, que son grupos operativos que funcionan autónomamente y que suelen ocuparse de las misiones “delicadas”. A la capital catalana llegaron en el último año y medio, al menos, dos de estas “antenas”.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios