La independencia abre la brecha entre Duran y el núcleo duro de Artur Mas
  1. España
  2. Cataluña
EL DEMOCRISTIANO AMENAZA CON LA ESPANTÁ

La independencia abre la brecha entre Duran y el núcleo duro de Artur Mas

La independencia comienza a hacer mella en el monolítico bloque del nacionalismo catalán. Los dos socios tradicionales, Convergència Democràtica y Unió Democràtica, andan a la greña

placeholder Foto: El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida (EFE)
El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida (EFE)

La independencia comienza a hacer mella en el monolítico bloque del nacionalismo catalán. Los dos socios tradicionales, Convergència Democràtica (CDC) y Unió Democràtica (UDC) andan de nuevo a la greña, después de un tiempo en que ha reinado entre ellos un supuesto clima de buen entendimiento. Y todo porque el líder democristiano, Josep Antoni Duran Lleida, fiel a su estilo, no se calla y lanza continuos mensajes de alerta sobre los peligros de una secesión.

Porque al presidente de Unió no le duelen prendas aunque tenga que contradecir al mismísimo Artur Mas, a quien enmendó la plana recordándole que las “terceras vías” que dice que nunca han funcionado en 100 años en realidad sí que han funcionado. El continuo desmarque de Duran permitió incluso ironizar a la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, situándolo “más cerca” de los contrarios a la independencia que del propio President. Y, en este sentido, no le falta mucha razón.

Las desavenencias públicas entre el dirigente democristiano y el núcleo duro de Convergència no son nuevas. De hecho, siempre han existido. Duran y los suyos se han cansado de repetir que no son independentistas, sino que su propuesta es la vía confederal, que sería una matización de la vía federal que proponen los socialistas.

Tantas alertas (Duran también dijo que había que escuchar a los líderes europeos, que advierten de que Cataluña quedaría fuera de la UE si se independiza) han provocado enfado en las filas convergentes. Es más: en foros privados, Duran y sus más allegados se posicionan claramente en contra de la independencia y dejan en el aire su espantá si Artur Mas sigue por el camino de la ruptura con España.

Cdc acusa a almunia de cambiar de teoría sobre el encaje de cataluña en uePor eso, ahora han sido al unísono el secretario de Organización de CDC, Josep Rull, y el vicesecretario general de Coordinación Institucional de este partido, Lluís Corominas, los que han salido al paso de Duran. Corominas lo hizo inmediatamente después de que Duran contradijese a Mas. “Ya estamos acostumbrados. Cuando se enfada, Duran publica artículos cuando no debe o come con los socialistas”, lanzó Corominas. Y Rull terció ayer en las críticas. “Sus declaraciones no nos ayudan a ganar credibilidad ante los electores. Los partidos serios son los que cumplen sus compromisos y no hacen reinterpretaciones del contrato que tienen con la gente”, le recordó el secretario de Organización convergente.

Corominas fue másallá: publicó un artículo en la web oficial de la Fundació CatDem, la fundación oficial de CDC, en la que se muestra paternalista con los democristianos. “Les hemos de pedir a todos los que, de buena fe o no, creen en la tercera vía que cuando se cierre la última puerta, que se cerrará, incrementen la masa de los que hace tiempo que no esperamos ninguna señal y, sobre todo, nos ayuden a hacer posible que Cataluña disponga de un Estado propio. Todos hacemos falta”.

Corominas insiste en que “nuestro movimiento es social, de base. No lo pararán las élites, ni la política; sólo las urnas pueden acabar desautorizándonos”. Y admite que habrá “diálogo con el Estado antes, durante y después del proceso. Pero ninguna vía de diálogo puede parar el camino, porque mientras el Estado nos va llenando de contenido esta palabra mágica que es diálogo: presupuestos que castigan a los catalanes, la Lomce, ataques a la lengua, deslealtad institucional, impagos de la Ley de Dependencia, etcétera”.

Dirigiéndose a Duran, aunque sin citarlo, especifica: “Para los que se han querido hacer visibles públicamente y que ya son iconos referentes de esta parte de nuestra sociedad, sólo un ruego: cuando no haya ninguna propuesta federal o confederal o similar del Estado que avale esta tesis, justo antes de fijar fecha y pregunta para la consulta, que nos ayuden”. Y recuerda a continuación que las únicas señales que el “Estado español” ha enviado, envía y enviará “son sólo para hacer más pobres a los catalanes, para educar a nuestros hijos con unas leyes que no son las nuestras, para menospreciar nuestra lengua y para no respetar a las instituciones y al pueblo de Cataluña”.

Diálogo con Pere Navarro

Por si fuera poco, Duran ha escenificado demasiado una comida con el líder socialista, Pere Navarro, este miércoles, lo que ha enervado aún más a CDC, que ven ostentosas visualizaciones de los intentos de Duran por tender puentes hacia los demás partidos pero al mismo tiempo un alejamiento de las tesis oficiales de Convergència.

Navarro aboga por una consulta legal, aunque la legalidad 'no sea la actual'Desde el PSC, se justifica la reunión de Duran y Navarro. “Entre ambos hay una comunicación frecuente y abierta. Se han ido viendo en los últimos tiempos para comentar temas de actualidad. Lo que se pretendía con la comida era poner en valor los puntos en común que tienen tanto la tercera vía de Duran como la propuesta federalista socialista. En resumen, se trata de aunar esfuerzos para evitar el choque de trenes”, señalan a El Confidencial fuentes socialistas. Los dos dirigentes se volverán a encontrar en un futuro próximo.

La estrategia de Pere Navarro es “ejercer de bisagra entre el inmovilismo de unos y la ruptura de otros. Tratar de agrupar a personas a su alrededor que, aunque con matices, apuesten por el diálogo para encontrar una solución al conflicto catalán”. La de Duran es, más o menos, la misma: ante la falta de comunicación entre la Generalitat y el Gobierno central, quiere ser el arquitecto de los puentes entre ambos ejecutivos… si el núcleo duro de Convergència se lo permite, of course.

Artur Mas Josep Antoni Duran Lleida PSC Cataluña
El redactor recomienda