Es noticia
Menú
Florentino y su filial Castor provocan un ‘terremoto’ con la Generalitat
  1. España
  2. Cataluña
TEMBLORES DE TIERRA POR LAS INYECCIONES DE GAS

Florentino y su filial Castor provocan un ‘terremoto’ con la Generalitat

Un terremoto en el Delta del Ebro y otro en los despachos. La Generalitat acusa a Florentino de los temblores de tierra que se suceden en Cataluña

Foto: El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)
El presidente de ACS, Florentino Pérez. (EFE)

Un terremoto en el Delta del Ebro y otro en los despachos. Si en la madrugada de ayer los vecinos del Delta se despertaron por un terremoto de una intensidad de 4,2 en la escala de Richter, ayer se añadió otro punto de tensión entre Barcelona y Madrid, esta vez entre la Generalitat y el Gobierno. Pero no sólo con el Ejecutivo español, sino también conACS, la constructora presidida porFlorentino Pérezy propietaria del 66% del depósito de gas subterráneo Castor, en Vinaroz (Castellón), al que se acusa de este seísmo y de los más de 250 temblores de tierra que se suceden en el sur de Cataluña desde el pasado mes de septiembre.

La Generalitat, a través de la Conselleria de Territorio, Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha solicitado formalmenteque se deje de inyectar gas en Castorpara prevenir males mayores. El conseller de la Presidencia,Francesc Homs, ha advertido que la Administración catalana se reserva las medidas legales ante "posibles responsabilidades derivadas de los seísmos".

Fuentes cercanas a la Generalitat han asegurado que la Conselleria de Territorio, que encabezaSanti Vila, también ha pedido al Ministerio de Industria el estudio geológico que avaló el proyecto de Castor. En 2007, cuando se aprobó esta infraestructura de gas subterráneo en una antigua cavidad que había alojado reservas de crudo,la Generalitat ya presentó alegaciones pidiendo un informe geológicoque avalase el proyecto. Este informe nunca se entregó a la Administración catalana y en medios de los funcionarios de Medio Ambiente se teme que, directamente, no exista.

Para avalar la reclamación de la Generalitat, el Instituto Geológico de Cataluña está llevando a cabo un estudio para determinar las causas de la reciente y sorprendente inestabilidad sísmica que está viviendo el sur de Tarragona, concretamente la zona más cercana a Castellón, donde se encuentra el depósito de Castor.

ACS se juega mucho en este proyecto:la inversión de Castor suma 1.200 millonesde euros. ACS está asociada con el grupo canadienseCLP, que tiene el 33% restante. Homs ya ha advertido que la Generalitat requerirá hoy mismo información a la empresa explotadora, la firma Escal UGS, controlada por ACS y CLP, lamentando que esta "por ahora, no es muy precisa".

La Generalitat, sin competencias

La situación legal es compleja. Castor es una reserva estratégica de gas del Gobierno. ACS es la propietaria mayoritaria y Castor la que inyecta el gas, aunque Enagás es la propietaria del propio gas.Precisamente,está previsto que Enagás compre un 33% que ACS tiene en Castor el 2014, con lo que cada socio quedaría con un tercio del capital.

Gráfico de los últimos terremotos de más de 1,5 en la zona

Fuentes académicas expertas en geología valoran que las causas de los seísmos pueden deberse a la propia configuración geológica de la concavidad que dejó el antiguo yacimiento petrolero o a la velocidad a la que seestá inyectando el gas.

Al estar situado en Castellón, la Generalitat catalana no tiene competencias ni de política energética ni medioambientales para cerrar el depósito subterráneo o para vetar o sancionar la actividad. Pero se abre la posibilidad de un nuevo conflicto legal que implique a varias Administraciones y a las empresas afectadas.

La ventaja para ACS es que, por ahora, no ha habido daños relevantes provocados por los temblores de tierra. El grupo de Florentino Pérez acaba de volver a los beneficios este semestre, ganando 357 millones, y el interés de ACS, y el de Enagás, se centrará en intentar evitar el conflicto.

Un terremoto en el Delta del Ebro y otro en los despachos. Si en la madrugada de ayer los vecinos del Delta se despertaron por un terremoto de una intensidad de 4,2 en la escala de Richter, ayer se añadió otro punto de tensión entre Barcelona y Madrid, esta vez entre la Generalitat y el Gobierno. Pero no sólo con el Ejecutivo español, sino también conACS, la constructora presidida porFlorentino Pérezy propietaria del 66% del depósito de gas subterráneo Castor, en Vinaroz (Castellón), al que se acusa de este seísmo y de los más de 250 temblores de tierra que se suceden en el sur de Cataluña desde el pasado mes de septiembre.

Florentino Pérez