MAS SUBIÓ EL 215% LAS AYUDAS A LA EMPRESA

Cataluña 'regó' con 4 millones la editorial del libro independentista para Obama

Todas las personalidades del mundo recibirán próximamente un regalo inusual: un libro explicando por qué Cataluña quiere independizarse de España

Foto: Foto: Assemblea.cat (vía flickr)
Foto: Assemblea.cat (vía flickr)

Todas las personalidades del mundo recibirán próximamente un regalo inusual: un libro explicando por qué Cataluña quiere independizarse de España. El presidente catalán, Artur Mas, enviará a los líderes mundiales la obra, editada por Sapiens, mientras que la presidenta del Parlamento, Núria de Gispert, la mandará a los presidentes de las Cámaras comunitarias.

Junto a ellos trabaja un equipo de personas que fue quien pergeñó la idea y quien este martes la presentó públicamente como una campaña bajo el lema El mundo lo ha de saber. Son los cabezas pensantes de Sapiens, una empresa privada que durante los últimos 8 años se ha embolsado más de 4 millones de euros de fondos públicos, algunos para actividades tan poco subvencionables como cambiar el departamento comercial o para la mejora de la difusión de alguna de sus publicaciones. Ya quisieran, pues,  muchas empresas tener los padrinos políticos de Sapiens.

La intención, ahora, es internacionalizar el conflicto catalán, y mientras el Gobierno catalán trabaja de Administración a Administración, la tarea de la “sociedad civil” es movilizar a los ciudadanos y hacer “pedagogía” de la secesión. Y mientras las publicaciones de Sapiens se hundían después de quemar millones a mansalva, esta empresa tuvo tiempo para trabajar por la causa. “Hemos creado una base de datos con los nombres y las direcciones de las 10.000 personas más influyentes del mundo. Pensamos que es imprescindible que todas ellas conozcan de primera mano qué es Cataluña y cuáles son las causas que han llevado al proceso de emancipación actual. Nos proponemos hacer llegar a su casa o a su lugar de trabajo un libro muy especial que Sapiens ha preparado para este proyecto y que explica de manera amena y divulgativa el camino de Cataluña hacia la libertad”, dice el manifiesto que han preparado los cerebros de la campaña.

En esta, puede participar cualquier ciudadano. Si paga 15 euros, se envía a una personalidad en su nombre. Si paga 25 euros, se le regala otro a él.  Si paga 50 euros, se envía el libro a una personalidad, mientras que al ciudadano se le regala otro ejemplar, una suscripción gratuita a una de las revistas de Sapiens durante un año y una camiseta de la campaña. El libro, de 144 páginas, lleva por título Catalonia calling. What the world has to know. Entre las personalidades a quienes se enviará están Barack Obama, el Papa Francisco, Desmond Tutu, el Dalai Lama, el emperador Akihito, Angela Merkel, José Manuel Durao Barroso, Evo Morales, la reina Isabel de Inglaterra, George Soros, Bill Gates, Richard Branson, Rupert Murdoch, Julian Assange, Michael Caine, Angelina Jolie, Al PacinoElton John, Eric Clapton, Paul McCartney, Penélope Cruz, Quentin Tarantino, Robert de Niro, Keanu Reeves, George Lucas, Roger Moore, Annie Lennox, Russel Crowe, Shakira, Sharon Stone, Halle Berry, Clint Eastwood, Magic Johnson, Frank Ribéry, Franz Beckenbauer, Pelé, Rafa Nadal, Roger Federer, Anatoli Karpov, Michel Platini, Cristiano Ronaldo, Tiger Woods, Silvio Berlusconi o Michael Jordan.

Ironías del destino: el informe de CDC

Pero la participación de Sapiens en el proyecto levanta algunas sombras de sospechas. En el 2010, cerca ya de las elecciones autonómicas y con el Tripartito en el poder, un grupo de convergentes elaboró un contundente dosier sobre el grupo Cultura 03, en el que se engloba Sapiens. En este grupo, había tenido cargos directivos el que hasta ese momento era secretario de Cultura, Eduard Voltas, con el republicano Joan Manuel Tresserras como cabeza visible de la consejería.

En el dossier se denunciaba el trato de favor a Cultura 03 y las escandalosas subvenciones recibidas en los últimos años, que sumaban desde el 2002 al 2009 unos 8 millones de euros. Los datos recopilados por los convergentes entonces pueden volverse ahora contra ellos, porque Sapiens, una de las empresas de este grupo, fue la empresa individual más mimada por la Administración catalana durante muchos años.

La editorial tuvo la habilidad de recibir dinero de varias consejerías, pero especialmente de las que estaban en manos de ERC. Incluso recibió dinero de rebote: mientras el entonces vicepresidente Josep Lluís Carod-Rovira inundaba de dinero las cuentas de la Plataforma Pro Seleccions Catalanes, ésta firmaba un convenio con Sapiens, a la que pagaba 120.000 euros a cambio de un documental y varios reportajes de apoyo a las selecciones catalanas. En el 2011, con las relaciones de republicanos y convergentes bajo mínimos, las ayudas públicas descendieron bruscamente (pasaron de 919.000 a 87.000 euros), pero el último año, con la firma del pacto CiU-ERC, crecieron de nuevo el 215% (pasaron a más de 188.000 euros).

La relación de Sapiens con la Administración ya viene de lejos. En 2005 recibió más de 191.000 euros de las arcas públicas. De ellos, 25.000 euros fueron pagados por la consejería de Relaciones Institucionales y Participación a través de un contrato por “carteles de la Guerra Civil”. Esta consejería estaba, en aquel momento, en manos del ecosocialista Joan Saura, que debió quedar contento, porque al año siguiente, cuando se hizo cargo de Interior, pagó 75.000 euros por una colección de “carteles catalanes de la Guerra Civil”. Pero la consejería de Educación también le concedió un contrato de casi 42.000 euros para un “número especial de la revista Sapiens”.

En el 2006, la editorial recibió más de 414.000 euros, entre ellos 90.000 euros para la “preparación y lanzamiento de un portal informativo relativo al turismo de Cataluña”, donados por Presidencia. Y en febrero de ese ejercicio, Educación volvió a obsequiarle con otro contrato de 75.000 euros para el “suministro de la obra editorial El apasionante mundo de la Meteorología en determinados centros docentes, campos de aprendizaje y centros de recursos pedagógicos”.

En el 2007, las asignaciones subieron vertiginosamente, con ERC instalada ya cómodamente en el Departamento de Cultura. Para lanzar la revista Time Out le dio más de 500.000 euros, aunque el total de subvenciones ese año fue de más de 662.000 euros.

Una estructura comercial muy ‘cara’

En el 2008, Sapiens recibió también más de 613.000 euros, casi todos desde Cultura. Caben destacar entre las ayudas los 250.000 euros para “la implantación y consolidación de una nueva estructura comercial de la empresa”, los 160.000 para el “relanzamiento de la revista Descobrir Cuina”, los 90.000 por la “consolidación” de Time Out y más de 18.000 llegados desde el Cidem, un organismo autónomo dependiente de Industria, que en esa legislatura ya había pasado a estar controlado por ERC. Esta última subvención fue concedida como “líneas de ayuda a la investigación, el desarrollo y la innovación”.

Pero la época dorada estaba por llegar. En el 2009, Sapiens se hizo con más de 882.000 euros. De ellos, 80.000 fueron para “desarrollar la edición digital de la revista Time Out”, que para su edición de papel recibió otros 47.587,86 euros. Pero son de destacar también los 185.000 euros para “mejoras en los procesos de distribución y nuevas estrategias de comercialización de las publicaciones de Sapiens”. El 26 de marzo del 2009, Cultura firmó también un contrato por 335.320 euros para el “diseño, maquetación, impresión y manipulado de 25 opúsculos de novedades editoriales Tasta’m dentro del Plan de Fomento de la Lectura 2008-2011”. Y el 28 de julio, el departamento de Innovación, Universidades y Empresa (en manos del republicano Josep Huguet) le dio 114.002,56 euros para la “realización del proceso de coordinación editorial y producción de las guías del Pirineo Vondal, Escenarios Verdaguer, Santuarios de Cataluña y Caminos de los Judíos en Cataluña”.

En 2010, las subvenciones se dispararon hasta más de 919.000 euros. El Departamento de Cultura, a través de la Institución de las Letras Catalanas, le dio 540.260 euros para la “producción y distribución de 200.000 ejemplares semanales del programa Tasta’m”. Y la misma consejería fue altamente generosa al regar sus bolsillos con, entre otras ayudas, 175.000 euros para la “digitalización de las redacciones”, otros 175.000 euros para editar Petit Sapiens, para la divulgación de la historia a niños y jóvenes, y 140.000 euros para “acciones de difusión y comercialización de las publicaciones Sapiens”.

El restablecimiento de las ayudas

En 2011, con la llegada al poder de CiU, las ayudas cayeron en picado. El primer año de Artur Mas como president, Sapiens sólo se embolsó 87.309,40 euros de las arcas públicas. Pero en el 2012, con la reconciliación de CiU y ERC, los niveles volvieron a crecer: Sapiens se hizo con más de 188.000 euros públicos, entre ellos 53.000 euros para “la evolución del proceso de digitalización y gestión multimedia”. El año pasado también firmó un convenio con el Institut Català de la Dona (ICD) con la finalidad de otorgar un premio al “mejor lema conmemorativo del Día Internacional de la Mujer” el 8 de marzo. Lo que le ha costado este convenio a las arcas públicas es, de momento secreto de sumario.

Las ayudas públicas, sin embargo, fueron literalmente quemadas por Sapiens. La revista Time Out jamás funcionó y después de inyectar más de un millón de euros en el proyecto, pasó a ser un suplemento semanal de otro proyecto con el que los nacionalistas se sienten muy a gusto: el diario Ara, controlado también por Cultura 03 y uno de los medios más subvencionados por la Generalitat: en el 2009, antes de su salida al mercado, recibió 980.000 euros. Poco después, ingresaba otros 341.000 euros por inserción de publicidad institucional. Las otras publicaciones, a pesar de las ayudas de la Administración, también han tenido que pasar por diferentes reconversiones.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
47 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios