Mas dice en el 'Día de CDC' que a España "le da asco lo que representamos"
  1. España
  2. Cataluña
Instaura el 'día de cdc'

Mas dice en el 'Día de CDC' que a España "le da asco lo que representamos"

CONVERGÈNCIA INSTAURA EL ‘DÍA DE CDC’ PARA ARROPAR EL PROCESO INDEPENDENTISTAUn Artur Mas épico desafía al Estado ante sus militantes: “El año que viene, seréis convocados

Foto: Artur Mas en el Día de CDC en Igualda. (Efe)
Artur Mas en el Día de CDC en Igualda. (Efe)

Generala. Movilización total. Máxima alerta. Cualquiera de estas expresiones define a la perfección la situación en que se encuentra Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), el mayor partido de Cataluña. El objetivo es secundar la hoja de ruta de Artur Mas hacia la independencia y visualizar al amplio apoyo popular a la misma. Un ejemplo de esta movilización fue la celebración, hoy, del Día de CDC, una suerte de Alderdi Eguna de CDC. No había tenido ocasión de visualizarse, pero este año, debido especialmente a la coyuntura política, adquiere una dimensión especial. Y fue una jornada épica tanto en la organización como en los mensajes de los dirigentes de Convergència, más cerca de los poemas medievales y del corazón que del cerebral análisis político contemporáneo.

Los máximos dirigentes, pues, no defraudaron a su público. El presidente catalán, Artur Mas, levantó pasiones entre los asistentes y supo encontrar su emotividad. “Si el pueblo quiere un Estado para Cataluña, Convergència lo hará posible”, prometió. Dijo que durante los últimos años “hemos hecho mucho camino, pero tocaba dar un paso adelante”. Y subrayó: “El 2014, el pueblo de Cataluña será consultado sobresu libertad, es nuestro compromiso”. Mas aseguró que la marea independentista catalana “somos el movimiento democrático pacífico más poderoso que hay en Europa en estos momentos. Harían bien en tenerlo en cuenta”.

Dejó claro en varias ocasiones que no renuncia a su hoja de ruta. “La consulta será el momento de la verdad. El 2014, el año del Tricentenario, el pueblo de Cataluña será convocado. El día de la consulta, si el pueblo de Cataluña vota libertad, será libre”.

“Les da asco lo que representamos”

La culpa, pues, de lo que pasa, del ambiente de conflicto, de la tensión política… ¿de quién es? De Madrid. Aseguró que los nacionalistas no quieren construir fronteras, “porque siempre hemos construido puentes”. Y acusó: “Los que nos quieren fuera de Europa fueron incapaces de conectar sus trenes de alta velocidad con Europa. Las fronteras y los muros de la intolerancia los ponen los que hacen leyes para impedir el desarrollo del catalán. Sin embargo, nos quieren con la cabeza gacha, obedientes, sin lengua y trabajando para los otros. Lo que representamos les da asco. Cataluña demuestra que no tiene porqué seguir la línea que marca Madrid. Queremos convivir con todos, pero queremos ser nosotros mismos. Lo que más les desconcierta es que lo hacemos pacíficamente. Querrían que los insultásemos”. Y, en otro momento, aseguró: “Los pueblos de España no son enemigos. Queremos convivir con ellos. Es el Estado español el que es a menudo miope y distante”. Porque, subrayó, “el Estado español siempre se hace el sordo ante las propuestas de Cataluña”.

“No hagáis caso de lo que dicen en Europa gente que representa a los Estados. Las fronteras son historia”. Lo malo, aunque no lo diga, es que esas personas son las que deciden si dejar a Cataluña fuera de la UE o no. Y, de momento, parece ser que ya lo han decidido. Por tanto, por mucho que clame el líder convergente, no tendrá más remedio que poner fronteras y a sus productos se les aplicarán los aranceles de estado tercero.

El mayor reto en 300 años

Josep Rull, secretario de Organización, también apeló también al estilo épico en su alocución. Subrayó que “estamos ante el reto más ambicioso de los últimos 300 años de nuestra historia, porque luchar por la libertad es la causa más noble”. Y añadió: Hace 300 años, perdimos la libertad por la fuerza de las armas. Ahora, la ganaremos con la fuerza de las urnas”. Rull clamó que “sólo podemos avanzar y sólo podemos ganar porque el pueblo ya ha decidido que quiere decidir”. “Los cambios se producen –añadió- porque personas ordinarias son capaces de hacer cosas extraordinarias”. “Somos un partido al servicio de un pueblo que se mueve y al servicio de la justicia social. Somos el instrumento para hacer un país mejor, más justo, más libre. Somos Convergència Democràtica de Catalunya “, enfatizó.

Y en la misma línea se expresó Lluís Corominas, vicesecretario general de Coordinación Institucional. “Cataluña aspira a la plena soberanía, es decir, a la independencia”. Más claro, el agua. Y añadió: “Hemos de hacer una CDC fuerte que lidere el proceso transversal, social y nacionalmente… No daremos ningún paso atrás porque sabemos dónde vamos y os tenemos a vosotros detrás”, arengó a los presentes.

Esta celebración se produce en un momento en que Artur Mas viaja a Bruselas para sondear a las autoridades comunitarias. Esta vez, Mas acude a la capital europea con una agenda cerrada de cierto nivel y no como hace unos meses: el presidente catalán verá mañana lunes a dos vicepresidentes de la CE, Oli Rehn y Maros Sefkovic, y al comisario de Empleo, László Andor.

Noticias de Europa Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) Bruselas Referéndum España Artur Mas Cataluña Independencia
El redactor recomienda