Los socialistas catalanes consideran irrenunciable un referéndum ‘legal’
  1. España
  2. Cataluña
EL PSC RECLAMA EL ‘DERECHO A DECIDIR’

Los socialistas catalanes consideran irrenunciable un referéndum ‘legal’

Los socialistas catalanes consideran irrenunciable el “derecho a decidir” a pesar de las presiones de los barones del PSOE, que se han mostrado en contra

placeholder Foto: El portavoz parlamentario del PSC Maurici Lucena y el portavoz adjunto, Jaume Collboni junto al primer secretario de los socilistas catalanes, Pere Navarro (d),
El portavoz parlamentario del PSC Maurici Lucena y el portavoz adjunto, Jaume Collboni junto al primer secretario de los socilistas catalanes, Pere Navarro (d),

Los socialistas catalanes consideran irrenunciable el “derecho a decidir” a pesar de las presiones de los barones del PSOE en contra. “No nos interesa demasiado ese debate, porque es un concepto demasiado etéreo. Pero la salida a esta situación ha de ser a través de una consulta a Cataluña y a España, de acuerdo con la ley y con el apoyo del Gobierno central. No nos engañemos: en un momento u otro, deberá haber esa consulta”, dice a El Confidencial un alto cargo del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC).

Esta defensa a ultranza de la consulta no está bien vista por la mayoría de dirigentes del PSOE, que se han posicionado ya públicamente en contra de la estrategia que propone el PSC. “Sí, estamos teniendo problemas con algunos dirigentes del PSOE, pero confiamos en hacer pedagogía y que, al final, acaben asimilando nuestras tesis. De momento, ya es un paso adelante que, después de 30 años, acepten modificar la Constitución”, dice la misma fuente.

Aunque los socialistas catalanes quieren escenificar su desmarque de las propuestas y la estrategia de Convergència i Unió (CiU) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) marcando distancias especialmente en las votaciones parlamentarias, su hoja de ruta incluye la consulta independentista en un futuro. Y esta consulta, afirman las fuentes consultadas, “es irrenunciable, aunque luego en un llamamiento a las urnas pidamos el no a la independencia”.

Esta semana, en el Parlamento catalán, los socialistas apoyarán el texto sobre el “derecho a decidir” que ha elaborado el expresidente de esta CámaraJoan Rigol, a quien se lo había encargado directamente Artur Mas. Y se da la paradoja de que el PSC no entra en el grupo a favor del Derecho a Decidir (donde Mas congrega no sólo a partidos soberanistas, sino a un grandísimo puñado de entidades cívicas, económicas, empresariales, sindicales o sociales) pero apoyará el manifiesto.

Cadena por la independencia en cataluña (efe)

Rechazan, no obstante, que su postura sea igual que la del frente soberanista. “Nosotros representamos la tercera vía, basada en el diálogo y en el pacto con el Gobierno central. La mayoría de los ciudadanos exigen una nueva relación de Cataluña con España y nosotros ponemos sobre la mesa la reforma federal del Estado”, explica a este diario Jaume Collboni, portavoz del PSC. Esa propuesta, según la formación catalana, ya es asumida actualmente por el PSOE, a pesar de que en el partido hermano todavía se levantan algunas e importantes voces en contra.

Y es precisamente el tema del federalismo el que sirve de referencia a la dirección oficial para sostener que su propuesta va en la buena dirección. En los últimos días, se levantaron voces pidiendo soluciones al conflicto catalán. Y fueron personajes tan distintos como Felipe González, Josep Antoni Duran Lleida o José Luis Rodríguez Zapatero. Para el portavoz parlamentario socialista en la Cámara autonómica, Maurici Lucena, “hay un hilo conductor en todos ellos; hay una apuesta por una vía intermedia que nosotros materializamos en la reforma constitucional en sentido federal”.

Críticas en las corrientes

Para la vieja guardia del PSC, en cambio, la senda emprendida por la formación que encabeza Pere Navarro es equívoca y provoca gravísimas tensiones internas. “El debate identitario dentro del partido debería haber pasado a un segundo plano. La irrupción de la cuestión nacionalista ha abierto una brecha importante y eso ha provocado un duro enfrentamiento interno. Y eso no sólo nos ha pasado a nosotros. En ICV ocurre lo mismo. Es más, en la primera reunión de la dirección después del verano, los ecosocialistas consumieron casi 3 horas en debatir sobre el tema del referéndum y al final acabaron votando por priorizar las cuestiones sociales y dejar ese debate. Quizá nosotros tendríamos que hacer lo mismo, porque cada vez que sale el tema del nacionalismo nos cuesta una bronca pública”, afirma un dirigente del PSC que tuvo altas responsabilidades en el pasado.

Diversas fuentes consultadas por este diario reconocen que el “derecho a decidir” es un concepto que no existe en las relaciones internacionales y matizan que no es más que el derecho que tiene cualquier ciudadano a acudir a las urnas para votar. “Es importante que no sólo lo defiendan los que tienen claro que quieren romper con España, porque es también un derecho de otras personas”, añade Joan Ignasi Elena, líder de la corriente crítica Avancem. Y va más allá: “El referéndum ha de ser decisorio y el PSC ha de asumir esta premisa. Y el PSOE debe asumir el derecho a decidir como principio democrático de un país que se siente nación”.

PSC Referéndum Cataluña Independencia
El redactor recomienda