diada 2013

Las esteladas, el negocio en auge del independentismo en Cataluña

La independencia de Cataluña no es exclusivamente un tema político, hoy día es ya un negocio con un mercado y una clientela en constante crecimiento

Foto: Masiva manifestación en la Diada 2012 (EFE)
Masiva manifestación en la Diada 2012 (EFE)

La independencia de Cataluña no es exclusivamente un tema político: hoy día es ya un negocio con un mercado y una clientela en constante crecimiento que se está dejando notar en la proliferación de empresas que nacen en torno a la esteladas. No sólo se comercializa la bandera separatista, también se gana dinero con tazas, zapatillas, chanclas, camisetas, etc.

La manifestación de apoyo al Estatuto de 2010 fue un punto de inflexión para este negocio, que tuvo otro impulso importante en la masiva Diada de 2012. Esa corriente de reivindicación ha permitido abrir un nuevo mercado que antes no existía y que ahora se dedica únicamente al independentismo catalán, además de ofrecer una vía de escape a empresas con otras trayectorias que intentan sobrevivir a la crisis. 

Este es el caso de Estampser, una fábrica de estandartes de Terrasa que nació hace 25 años y que actualmente dedica el 25% de su producción a la fabricación de banderas separatistas desde hace seis años. “Septiembre del año pasado fue una locura, no pudimos cubrir toda la demanda”, explica José Fenoy, dueño de la empresa. Durante 2012 fabricaron 5.000 esteladas; este año estiman que llegarán a las 10.000. 

Un presupuesto para 400.000 banderas

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) -organizadora de la cadena humana de la Diada del 11 de septiembre- pidió a esta empresa dos presupuestos para serigrafiar 400.000 camisetas y fabricar 400.000 esteladas, gestión que han negado desde la organización independentista.

Según explican desde Estampers, el precio aproximado de la fabricación de las banderas rondaba los 800.000 euros, a 1,90 la unidad. Fuentes del departamento comercial de la firma señalan que estuvieron en contacto con la ANC durante dos meses sin alcanzar un acuerdo. Durante ese tiempo, siempre según la compañía de Terrasa, la Asamblea Nacional iba reduciendo el tamaño de la bandera y, por tanto, el precio, hasta pedir estandartes de 40 por 30 cm, aunque el presupuesto tampoco les convenció.

El pack que finalmente comercializa la Asamblea para el 11 de septiembre a un precio de 12 euros no contiene una estelada, pero sí una banderola, una pegatina y una camiseta amarilla. Esta última no se ha fabricado en Cataluña, sino en Marruecos, información que sí habrían confirmado los organizadores de la marcha, con la justificación de que no había manera de satisfacer la alta demanda en la comunidad autónoma.

Según los organizadores de la cadena humana, ya se han inscrito en ella más de 300.000 personas. Si todas hubieran adquirido el famoso pack amarillo, el dinero recaudado por la Asamblea acabaría superando los 3.600.000 euros.

Diez años fabricando para el independentismo

El negocio independentista no se queda sólo en las esteladas, hay mucho más, aunque este fue el producto con el que se inició en el mercado la  empresa Productes de la Terra. Abrió una web en internet en 2003 para vender banderas independentistas ante la “dificultad de comprarlas fuera de Barcelona”, explica uno de sus socios fundadores, Miquel Saperas. Diez años después, ya suministran productos a 80 establecimientos, han abierto una tienda propia en Mataró y a mediados de octubre inaugurarán otra en Barcelona. Todas ellas ofrecen sólo productos catalanistas que van desde banderas, libros y CDs hasta vinos de las denominaciones de origen de la región.

Zapatilla de VamCats
Zapatilla de VamCats
Productes de la Terra tiene lista de espera para comprar una estelada y lleva trabajando en la Diada desde mediados de agosto. Son los encargados de distribuir a los comercios las banderas que encargan a la fábrica de Estampser.  

 “El 2012 la venta de esteladas de cara a la Diada fue una locura. Este año estamos en la misma línea, pero con más previsión. Además, muchos ya tienen la suya”, explica Saperas, quien no se atreve a decir una cifra de ventas, pero sí menciona que suman “bastantes miles”.

Zapatillas y Coca-Cola catalana

Uno de los casos más curiosos de este merado es VamCats, una empresa dedicada exclusivamente a la creación de zapatillas deportivas con los colores independentistas y que nació en plena Diada de 2012. Comenzaron con cinco modelos y ya han lanzado otros 15.

En su caso, primero llegó la demanda y luego la fabricación. El estudio de diseño donde trabajaba uno de los socios de la empresa, Guillerm Soldevilla, se encargó de realizar un cartel para la I Marcha hacia la Independencia de julio de 2012, donde incluyó una zapatilla con símbolos independentistas. La gente empezó a preguntar dónde se compraba ese calzado y, ante tal aluvión, decidieron montar este negocio. Antes de cumplir el primer aniversario ya han facturado un millón de euros.

'Pack' de 'El sarró de la cadena'
'Pack' de 'El sarró de la cadena'
La comida también entra en el negocio del independentismo. La empresa Catalonian Food –que promociona alimentos producidos en la comunidad autónoma- comercializa para la Diada un pack llamado "El sarró de la cadena" (El zurrón de la cadena), que contiene productos fabricados en la región: Galletas Trias, Frutos Secos Dàlit, una botella de agua Eixerida, otra de Alter Cola, un refresco multifrutas, una bebida de Desperta Ferro y dos piruletas con la estelada. Los 12 euros incluyen una mochila de tela en la que tampoco faltan los tres colores con más proyección de negocio de los últimos tiempos: rojo, amarillo y azul.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios