LA ANC DICE CONTAR CON 300.000 PARTICIPANTES

Los soberanistas tienen problemas para completar la cadena independentista

Realizar la cadena humana de norte a sur de Cataluña el día 11 para pedir la independencia no será tan fácil como los organizadores creían

Foto: Foto: Assemblea.cat (vía flickr)
Foto: Assemblea.cat (vía flickr)

Realizar la cadena humana de norte a sur de Cataluña el próximo 11 de septiembre para pedir la independencia de esta comunidad no será tan fácil como los organizadores del evento creían al principio. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), que ya organizó el pasado año la macromanifestación en esa señalada fecha (la Diada de Cataluña), no ha logrado cubrir todavía varios tramos del sur de Cataluña.

Oficialmente, la ANC achaca esta dificultad a la menor densidad de población en las comarcas sureñas, las más cercanas a la Comunidad Valenciana y a Aragón. Pero extraoficialmente algunas fuentes consultadas por El Confidencial reconocen que estas comarcas son, precisamente, las menos independentistas de toda Cataluña, de ahí que no tengan suficiente personal como para completar la cadena humana.

Esta cadena comienza en Les Cases d’Alcanar, el último pueblo de Cataluña lindante con Castellón y acaba en El Pertús, localidad fronteriza con Francia, circulando por zonas densamente pobladas para facilitar la asistencia a la misma. Según la propia ANC, este recorrido “es la columna vertebral de los Països Catalans, siguiendo la antigua Vía Augusta”, al mismo tiempo que sigue “el recorrido de ejemplos claros de la falta de inversión del Estado español en infraestructuras en Cataluña, como la Nacional 340, la Nacional 2 y el corredor mediterráneo ferroviario”.

Ante el problema de la falta de gente, la entidad soberanista ha comenzado a realizar llamamientos para que personas de otros lugares de Cataluña se desplacen hasta el Delta del Ebro con el fin de cubrir los tramos que faltan. Su última iniciativa fue la distribución, ayer, de un vídeo a través de las redes sociales bajo el lema "Que podamos hacer historia está en tus manos". Según la propia ANC, se trata del “último llamamiento para llenar los tramos de las Tierras del Ebro” y en sus primeras 8 horas de exposición, recibió más de 13.000 visitas.

Se trata de casi una cincuentena de tramos, que corresponden aproximadamente a otros tantos kilómetros. Los más críticos, no obstante, son una quincena de ellos, en los que apenas hay participantes. En su página de inscripción (los ciudadanos pueden enrolarse por tramos individualmente o en grupos de hasta cinco; si los grupos son mayores, han de asignarles lugar las delegaciones territoriales de la entidad organizadora), la ANC ya advierte que “es importante que ningún tramo de la Via Catalana quede sin presencia de participantes. Necesitaremos la participación y la movilización de todos para lograr la independencia. Y tú, como todos, eres imprescindible para llegar al destino. Haz posible que la Vía Catalana hacia la independencia sea un éxito e inscríbete en los tramos con menos ocupación”.

Las dificultades comienzan, precisamente, en Les Cases d’Alcanar, extendiéndose luego hasta localidades sureñas como Sant Carles de la Ràpita, Amposta, l’Aldea, l’Ampolla, El Perelló y L’Ametlla de Mar, es decir, hasta casi la mitad de la provincia de Tarragona.

Durante las últimas semanas, la ANC ha ido ensayando cadenas humanas en diferentes localidades catalanas. A mediados de agosto, según un comunicado de la entidad soberanista, ya había inscritas “más de 300.000 personas”. Pero el problema, según una de las fuentes consultadas por este diario, “es que hay zonas en las que sobra mucha gente y otras en la que falta, porque hay pocas localidades y están a considerable distancia unas de otras, como en las Tierras del Ebro”.

La iniciativa de realizar esta cadena humana está inspirada en la Cadena Báltica: el 23 de agosto de 1989, una cadena humana enlazó las capitales de Estonia, Letonia y Lituania para reivindicar su independencia de la URSS. La independencia les llegó apenas nueve meses después, en la primavera de 1990. La presidenta de la ANC, Carme Forcadell, presentará esta tarde la Vía Catalana oficialmente en el Museo de Historia de Cataluña y en la misma estarán presentes Aleksandrs Kirsteins, arquitecto y político letón que fue diputado en su país y eurodiputado; Arvydas Juozaitis, nadador olímpico y actual presidente del Comité Olímpico Lituano; y Mati Hint, profesor de literatura, exdiputado y miembro del Frente Popular de Estonia. Los tres fueron organizadores de la Vía Báltica en 1989.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
40 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios