"Los nacionalistas nos amenazaron con publicar las conversaciones de Alicia"
  1. España
  2. Cataluña
EL PP ACUSA A CIU DE FILTRAR LAS GRABACIONES

"Los nacionalistas nos amenazaron con publicar las conversaciones de Alicia"

Primeros de enero. Un alto dirigente del PPC recibe una llamada de un colega nacionalista. "Me dijeron que se iban a publicar cosas que nos salpicarían"

placeholder Foto: La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho (Efe).
La presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho (Efe).

Primeros de enero del 2013. Un alto dirigente del Partido Popular deCataluña (PP) recibe una llamada de un colega nacionalista. “Me dijeron que iba a haber problemas,que se iban a publicar cosas importantes que nos salpicarían. Y el que me lo dijo era un conocido nacionalista. En aquellos momentos, los convergentes habían sido derrotados en las urnas y estaban acorralados por los problemas de la corrupción. Poco después, apareció la conversación de Alicia en la prensa. Más o menos, sabíamos que lo que iba a salir es lo que más tarde apareció en la prensa, es decir, conversaciones privadas de nuestra presidentacon el único objetivo de desacreditarla”, explica aEl Confidencialel citado alto dirigente del PP.

Se refiere, claro está, a la conversación grabada subrepticiamente entre la presidenta del PP catalán,Alicia Sánchez-Camacho, y la examante deJordi Pujol Ferrusola,Vicky Álvarez, en julio del 2010 en el restaurante La Camarga de Barcelona.

En la cúpula popular se afirma que “sabemos quealguien pagó para que esto saliera en la prensa. Conocemos el contenido de reuniones que tenían como único propósito el desprestigiar a Alicia”. Las mismas fuentes afirman que hubo reuniones para filtrar la conversación (en ella se hablaba no sólo de cuestiones íntimas del hijo de Jordi Pujol, sino también de supuestos fraudes económicos, de evasión de impuestos, de cuentas en paraísos fiscales, de malos tratos, de relaciones empresariales, de anécdotas de la familia Pujol…)con el fin de sacar un rendimiento económico, pero quedetrás había también un fin políticoal que no era ajena la coyuntura socioeconómica del momento.

No dicen con claridad de dónde venían los intereses para airear las conversaciones ni quiénes movían los hilos de las filtraciones, peroapuntan al entorno de la agencia de detectives Método 3, que supuestamente se movió por intereses económicos espoleados por otros más oscuros intereses políticos. Antes incluso de que el tema se filtrase a la prensa, circulaban conversaciones mantenidas dentro de la agencia sobre este tema y cómo sacarle rendimiento.

“Detrás había un interés espurio, pero también puramente político.Querían que saliese en prensa para desacreditar a Alicia como la única opción válida ante la derrota independentista”, añaden las fuentes consultadas.

Una operación política

La propia Sánchez-Camacho señaló ayer que “ha podido existir unaoperación para eliminar del mapa político a líderes que molestan a la línea independentista oficialy hay que saber quién quiso difundir la grabación con intereses políticos”. Desde algunos círculos, no se ha hecho ascos a airear una relación sentimental entre la presidenta del PP y un conocido exponente del independentismo catalán que desarrolla la mayor parte de su labor profesional en una universidad de los Estados Unidos, aunque esta relación entraría dentro de la más estricta intimidad personal. Pero mientras desde algunos sectores se quiere dejar esta relación al margen, desde otros se apunta a esa ella como el detonante de la alta tensión que se vive entre populares y nacionalistas.

En ella, ¿qué papel juega el PSC? ¿Quería o no quería espiar a Alicia Sánchez-Camacho? Ante la decisión judicial de imputar a la gerente del PSC,Lluïsa Bruguer, la presidenta popular se mostró muy cauta ayer y sólo señaló que el líder del PSC,Pere Navarro, ha de dar explicaciones. No quiso ir más allá. Fuentes del PP consultadas por este diario también se muestran cautas. “La investigación sobre quién encargó las escuchas ilegales va por buen camino.Es posible que haya más imputaciones, pero ningún cargo político, porque, de serlo, el tema tendría que ir al TSJC”, afirman aEl Confidencialfuentes directamente implicadas.

Otras fuentes señalan que la implicación de la gerente socialista no aparecía directamente en el sumario, sino que fueron algunos correos enviados entre empleados de Método 3 los que lanzaron dudas sobre su actuación. “Parece que en alguno de los correosun empleado preguntaba a otro si una determinada factura se hacía a nombre personal o del PSC”, añaden las fuentes.

Las fuentes populares consultadas por este diario, no obstante, restan importancia a lapista socialistay apuntan directamente a lapista nacionalista. “Las grabaciones que han aparecido hasta ahora están manipuladas. Nosotros conocíamos la grabación íntegra desde hace meses, perolo que se está conociendo en los últimos días es una burda manipulación. La grabación que se conoce no sigue un orden cronológico, sino que es un montaje hecho a voluntad para alterar el contenido. Se ensamblan fragmentos con fragmentos para hacer ver que dice una cosa cuando lo que se dice es una cosa distinta. Lo único que se persigue con la divulgación de la conversación esel desprestigio de Alicia”, subrayan las fuentes consultadas.

Método 3 Alicia Sánchez Camacho Partido Popular (PP) CiU
El redactor recomienda