FUE ELABORADO CON PARTE DE DATOS JUDICIALIZADOS DE 2011 Y 2012

El borrador sobre Mas resume cuatro informes policiales e "informaciones de Internet"

El borrador de un supuesto informe policial que acusa a Artur Mas y a Jordi Pujol de cobrar comisiones, publicado por El Mundo, se basa en gran parte en el contenido

Foto: El borrador sobre Mas resume cuatro informes policiales e informaciones de Internet
El borrador sobre Mas resume cuatro informes policiales e "informaciones de Internet"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura9 min

    El borrador de un supuesto informe policial que acusa a Artur Mas y a Jordi Pujol de cobrar comisiones, publicado por El Mundo, se basa en gran parte en el contenido de cuatro informes policiales presentados al juez en los años 2011 y 2012 e "incluso informaciones que circulan en la red", han informado a Efe fuentes policiales.

    El primero de los informes entregados al juez tiene fecha de 29 de noviembre de 2011 y los otros son de 1 de febrero, 20 de abril y 24 de mayo de 2012, según las fuentes. El Ministerio del Interior cree que el borrador sobre las supuestas cuentas de Mas y Pujol en Suiza relacionadas con presunta corrupción en CiU se ha confeccionado con datos de la investigación procedentes de "diversos documentos", algunos de ellos "informes judicializados" e incluso "informaciones que circulan en la red". Fuentes del Ministerio del Interior han informado de que la investigación que ha abierto sobre el borrador publicado ha acreditado que existen cuatro informes policiales "judicializados" que contienen algunas de las informaciones que ha publicado la prensa.

    El pasado viernes, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ordenó al director general de la Policía la apertura de una investigación interna sobre el supuesto borrador publicado ese día por El Mundo sobre cuentas de Artur Mas y Jordi Pujol en Suiza relacionadas con presunta corrupción en CiU.
    La investigación se centra ahora en averiguar "quién o quiénes" elaboraron y filtraron dicho borrador "que recoge datos de la investigación".

    Interior sí "trabajó" sobre Mas y Pujol 

    El supuesto documento de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que acusa a Jordi Pujol y a Artur Mas de tener cuentas secretas en Suiza, así como al consejero de Interior catalán, Felip Puig, de recibir 250.000 euros provenientes de los fondos del Palau de la Música despierta recelos en todos los ámbitos. Desde las filas de Convergència se afirma que “todo es falso” y que, además de las querellas presentadas ayer por Pujol y Mas, hoy se llevará al juzgado otra en nombre de Felip Puig. Sin embargo, según ha podido conocer este diario, es cierto que existen documentos de trabajo sobre el tema, aunque la investigación está en marcha y no se han acreditado todos los extremos.

    El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, también mantuvo ayer una absoluta discreción sobre el tema. En realidad, se mantuvo esquivo con las preguntas de los periodistas y sólo confirmó que pidió por escrito “que se abra una investigación interna para averiguar si el borrador existe y, si existe, por qué se ha filtrado”. Pero dejó más dudas que antes, porque en sus divagaciones aludió a que “si existe el borrador, la investigación todavía no está finalizada” y que la Policía trabaja con “informaciones” que llegan de muchas partes, aunque “las informaciones deben ser contrastadas y en ocasiones son ciertas y en otras, no”.

    Fuentes consultadas por este diario señalan que este “es un asunto de corte similar al de Interligare”. El caso Interligare fue llevado al juzgado a finales del año pasado y era una investigación de la UDEF sobre supuestas adjudicaciones de obras de comisarías a la empresa Interligare, a la que estaban vinculados altos cargos del Ministerio del Interior del anterior Gobierno. El juez todavía no ha tomado ninguna decisión al respecto.

    Otras fuentes de la Policía, por su parte, explican a El Confidencial que “la manera habitual de trabajar es dar parte verbalmente de los asuntos importantes que se llevan entre manos al superior jerárquico”. En este caso, “la información que había afectaba a políticos y altos cargos, por lo que era material sensible. Normalmente, los policías que investigaban deberían comunicárselo a su superior y este al alto cargo correspondiente o al jefe superior y éste al ministro”. En resumen, que una investigación de este calibre “debería ser conocida por la cúpula del Ministerio debido a su importancia. Otra cosa es el detalle de lo que se estaba investigando, que no se comunica, porque eso normalmente se entrega cuando la investigación está finalizada. Si eso no se hizo así, es que algo ha fallado”.

    Las iniciales acusadoras

    En el documento filtrado se afirma también que altos cargos de los Mossos d’Esquadra hicieron desaparecer documentos del caso Palau, entre otros un papel manuscrito donde constaban las iniciales JP hijo (atribuidas a Jordi Pujol Ferrusola) y una anotación en la que se decía: “Sacar en efectivo y entregar en mano en lugar habitual. Su padre ya ha sido informado como siempre”. El documento, al parecer, era un archivo que figuraba en el ordenador de Gemma Montull, directora financiera del Palau e hija de Jordi Montull, que junto con Fèlix Millet eran los máximos responsables de la institución musical.

    La vinculación de Felip Puig viene también de unas anotaciones, ya que en uno de los archivos encontrados en el Palau se encontraron anotaciones con las siglas FP y el aviso de “llevar 250 en efectivo a su casa en el Golf Vallromanes”. Los autores del borrador vinculan las siglas al actual consejero de Interior, ya que la dirección coincide con su domicilio particular en la localidad de Vallromanes.

    Fuentes de los Mossos d’Esquadra consultadas por El Confidencial mostraron también su extrañeza sobre las afirmaciones vertidas sobre la desaparición de pruebas del caso Palau. “Hemos hablado con el Cuerpo Nacional de Policía y nos han reafirmado que el traspaso de las diligencias se hizo con una exquisita pulcritud”, señala una de las fuentes consultadas. El SAP-UGT, sindicato mayoritario, por su parte, hizo público un comunicado en el que defiende la labor de la Policía autonómica y subraya que “esperamos que el medio de comunicación que ha difundido las informaciones pueda acreditar de manera fehaciente el documento utilizado”. Y zanja que “el único objetivo del Cuerpo de los Mossos d’Esquadra es servir a Cataluña y a la sociedad. Por tanto, el Cuerpo no puede estar sujeto a directrices políticas, así como tampoco puede ser utilizado como herramienta para atacar a Cataluña, a su sociedad y a las instituciones que la representan”.

    CiU desmiente

    “Las informaciones que sacan son absolutamente falsas. A nosotros nos han ratificado que no hay investigación alguna. Los rumores que nos han llegado es que puede haber habido algún anónimo con fabulaciones y a alguien, a algún policía, se le ocurrió darle curso y montar una historia. Pero lo que se dice no tiene ni pies ni cabeza”, señala a El Confidencial una fuente de la dirección de Convergència.

    El propio Artur Mas salió de nuevo al paso de las informaciones publicadas. ”Alguien está intentando desestabilizar el proceso que vive Cataluña. No es por casualidad que el presunto informe policial que ahora no encontramos salga en plena campaña, que lo haga en nuestra contra, que después salga un editorial que avanza que es posible que no se puede probar...”. Mas calificó el hecho como una “campaña de antiinformación y antiperiodismo”. Y añadió: ”Ahora podemos estar no sólo ante una persecución, sino también ante una ilegalidad. Es escandaloso que ahora nos digan que es posible que no sepamos nada más del informe hasta después de las elecciones”. También pidió explicaciones al ministro del Interior para que explique “de dónde sale el informe, si realmente existe, quién se hace responsable, quién está detrás y si se ha hecho con métodos legales”

    La oposición ataca

    La oposición, por su parte, ha seguido acosando a CiU por las sospechas lanzadas. La presentación de las querellas por parte de Artur Mas y Jordi Pujol no son suficientes. El candidato socialista, Pere Navarro, exigió al presidente de la Generalitat “una declaración formal y solemne” para zanjar la polémica. ”Que digan claramente que no tienen ningún tipo de vinculación con aquello que se les imputa. Queremos que el presidente de nuestro país esté fuera de cualquier sombra de sospecha. Se lo pido como ciudadano de Cataluña”, subrayó el líder del PSC. Fuentes del PSC abundan en esta petición. ”Pere Navarro ya dijo claramente que él no ha tenido ni tiene cuenta alguna en ningún paraíso fiscal. Que los dirigentes de CiU lo digan también con esta rotundidad”, señalan a este diario fuentes de la formación socialista.

    La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, también saltó a la yugular de Mas. “Son informaciones muy graves. El conseller Puig y el señor Pujol [a los que se cita en el borrador como receptores de distintas cantidades económicas] están en su derecho de presentar denuncias y querellas, les avala la presunción de inocencia, pero creo que es muy fácil explicar si se tienen cuentas en Suiza o no. Yo no tengo ninguna cuenta en ningún paraíso fiscal ni tengo 137 millones de euros. Si no los tienen, que lo digan. Además, tampoco les he oído decir si se han cobrado comisiones”.

    Sánchez-Camacho enfatizó que “me parece muy grave que haya una información que dice que utiliza a los Mossos d’Esquadra para evitar pruebas que tengan relación con el hijo de Pujol o por no trasladar pruebas al juez. Me pregunto si Mas no quiere el Estado propio con el fin de utilizar a los Mossos para hacer actuaciones como las que hemos visto, porque eso sería muy grave. El PP pedirá la comparecencia de Felip Puig y, si no tiene explicaciones para todo esto, pediremos su dimisión inmediata”.

    El presidente de Ciutadans, Albert Rivera, fue ayer el más crítico con CiU. ”No sabemos si Puig recibía maletines con 260.000 euros, no sabemos si Oriol Pujol recibía comisiones y era el conseguidor de las concesionarias [se refiere al caso ITV] y no sabemos si Puig dio órdenes políticas a la cúpula de los Mossos d’Esquadra para borrar información del caso Palau”. Rivera urge para que los dirigentes de CiU den explicaciones a los ciudadanos y enfatizó que “se tienen que querellar contra la Policía y contra el informe policial”. Pero aprovechó para atacar a sus rivales. “El diario El Mundo dice que algunos mandaron que los Mossos d’Esquadra borraran las siglas JP, de Jordi Pujol hijo, donde decía que su padre estaba al corriente de ese dinero que cobraban. Que desmientan lo que dice la Policía o callando están otorgando. Este es el verdadero expolio que ha sufrido Cataluña durante décadas y los que más daño hacen a Cataluña son aquellos que se llevan el 3, el 4, el 5% en maletines a cambio de otorgar obras públicas”.
    Cataluña
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    75 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios