CON PASAPORTE DIPLOMÁTICO DEL REINO DE ESPAÑA

El PP mantiene a Duran al frente de la Comisión de Exteriores como puente para el 26-N

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran, no encuentra incoherencia alguna entre seguir en su actual cargo de presidente de

Foto: El PP mantiene a Duran al frente de la Comisión de Exteriores como puente para el 26-N
El PP mantiene a Duran al frente de la Comisión de Exteriores como puente para el 26-N

El portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Antoni Duran, no encuentra incoherencia alguna entre seguir en su actual cargo de presidente de la Comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores de Las Cortes del Reino de España y la apuesta independentista de la coalición que representa. Es más, ante sus compañeros y ante el PP, apela a que fue Mariano Rajoy quien le propuso para el cargo. Y en el Grupo Popular tampoco le van a pedir la dimisión. Todo lo contrario: procuran que se mantengan las relaciones con la vista puesta en lo que ocurra al día siguiente de las elecciones autonómicas catalanas del 25 de noviembre.

"Por lo menos tiene la muleta o la pierna buena, pero todavía una de las dos en este lado", comentan con ironía en fuentes de la dirección del Partido Popular sobre la actitud de Duran ante la decisión de Artur Mas de romper con España y el marco constitucional. El portavoz nacionalista presume de desempeñar la presidencia de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, el órgano que representa al Parlamento de España ante todas las instancias internacionales y en todos los viajes al exterior, por la propuesta que le hizo Mariano Rajoy en persona al principio de la legislatura.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, comentó el pasado lunes en alto lo que muchos dirigentes del PP repiten en voz baja: que no se entiende cómo Duran va a los manifestaciones y actos separatistas de Mas y critica al 'Estado' que representa doblemente como diputado y como representante del Congreso de España en el exterior.

En medios del Grupo Popular aseguran que ni se plantean la posibilidad de dar un paso más y pedir la dimisión del dirigente nacionalista de un puesto para el que, en efecto, fue propuesto y votado por ellos mismos. El reglamento de la Cámara no prevé la 'remoción' del cargo y Duran ya lo ocupó en la legislatura anterior por decisión del entonces partido en el Gobierno, el PSOE. Los dos grandes partidos de ámbito nacional siempre reservan a CiU dos presidencias de comisión como deferencia al tercer grupo de la Cámara, que suele complementar a las mayorías socialistas o populares cuando no son absolutas.

Como presidente de la comisión de Asuntos Exteriores, Duran lleva años recorriendo el mundo al frente de las delegaciones de diputados españoles cuando se desplazan al exterior. El portavoz nacionalista lo hace como jefe, con pasaporte diplomático del Reino de España, mientras que los demás diputados, vocales de la comisión tan veteranos como José María Benegas o Gustavo de Arístegui, han figurado en algunos viajes como "séquito" de Josep Antoni Duran.

Ahora en el PP no pretenden que el portavoz nacionalista deje su cargo institucional, sino resaltar la contradicciones internas entre el reto independentista de Mas y la tradición de CiU dentro de Las Cortes y en responsabilidades de representación de España. En fuentes del PP reconocen su interés en mantener en pie unos mínimos 'puentes' de relación con Convergencia, y más con Unió. Apuntan que antes de los comicios no cabe esperar acercamiento alguno del PP a los nacionalistas, ni tampoco desmarque explícito del reto independentista por parte de los dirigentes y diputados de la coalición que discrepan de la estrategia de Mas y por el momento disimulan. Pero los populares confían en que después del 25-N la coalición frene en su escalada radical y quieren dejar abiertas posibles vías de diálogo a través de sus intermediarios habituales como Duran.

El portavoz parlamentario de CiU reconoce en las conversaciones 'de pasillo' en el Congreso que le ha venido muy bien su lesión y posterior intervención quirúrgica en la rodilla para eludir muchas presencias públicas y declaraciones en las últimas semanas, en plena escalada de arengas separatistas de su jefe, Artur Mas. Ayer tuvo que responder a Cospedal y se agarró al argumento de que la secretaria general del PP no es quien para sugerirle que dimita de su puesto en el Parlamento y que sólo si se lo planteara Mariano Rajoy o el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, tendría en cuenta la petición.

Duran asegura que él no es independentista, aunque acudiera cojo a la Diada cuando Mas tocó a rebato, y que prefiere definirse como "confederal". Tampoco se extrañó de que la vicepresidenta de la Comisión Europea Viviane Reding haya confirmado que Cataluña se quedaría fuera de la UE si se independizara del resto de España, porque es lo que dicen los tratados ."Yo no he dicho nunca lo contrario", comentó el portavoz parlamentario de CiU además de añadir como experto y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso "los tratados son los que son, se pueden cambiar, pero para hacerlo se exige unanimidad".

Duran propuso que Rajoy y Mas se sienten a dialogar y reconoció que es imposible ofrecer a los catalanes un Estado dentro de la UE como pretende ahora su partido: "El veto existe en la UE eso hay que saberlo, yo no puedo negarlo, no puedo engañar a la gente". 

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios