Es noticia
Menú
Carme Chacón será la punta de lanza del PSC para influir en el PSOE
  1. España
  2. Cataluña
INTENSA LABOR ‘DE DESPACHO’ DE LA EXMINISTRA

Carme Chacón será la punta de lanza del PSC para influir en el PSOE

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) conservará a Carme Chacón como su punta de lanza en Madrid. En otras palabras: no entra en su agenda

Foto: Carme Chacón será la punta de lanza del PSC para influir en el PSOE
Carme Chacón será la punta de lanza del PSC para influir en el PSOE

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) conservará a Carme Chacón como su punta de lanza en Madrid. En otras palabras: no entra en su agenda el tener un papel determinante en la política de Cataluña. Por eso, la diputada catalana ha sido una de las negociadoras del pacto entre PSOE y PSC para que los representantes de esta formación puedan marcar perfil propio en el Congreso de los Diputados, incluso votando diferente a sus colegas si el tema tiene trascendencia para Cataluña o para su autogobierno.

“Carme es un activo muy grande del PSC. Además, sólo hace falta mirar las encuestas para saber que sigue siendo un referente”. Las relaciones que mantiene con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, subrayan, “son muy buenas”, pero se ha marcado el tener un perfil bajo debido a la coyuntura política. No obstante, señala una de sus colaboradoras, mantiene una actividad más intensa a través de las redes sociales, aunque en realidad son varias plataformas de apoyo las que dinamizan sus actos.

En el Congreso, sin embargo, ha intentado pasar desapercibida, una estrategia que avala el PSC. “Con los problemas que hay encima de la mesa, no hubiese sido conveniente que abriese una nueva brecha en un momento tan convulso. Por eso ha mantenido una actitud muy prudente. Lo que está haciendo en Madrid es hablar mucho y buscar acuerdos para mantener la cohesión”, dicen fuentes socialistas a este diario.

Las conversaciones, aseguran, se han hecho siempre con el beneplácito de la calle Nicaragua (sede del PSC). En ellas se trataron, entre otros temas, el de la creación del grupo parlamentario propio del PSC dentro del mismo grupo del PSOE, pero también otros temas de gran calado, como la apuesta por un Estado federal y la necesidad de reformar la Constitución. En los contactos, no obstante, también han intervenido de forma primordial el coordinador de los diputados del PSC en Madrid, Francesc Vallès, y el secretario de Organización del PSC, Daniel Fernández.

“Desde Madrid, en ocasiones, parece que se pierde la perspectiva. Pero el modelo de Estado es una asignatura pendiente que debemos acometer, una vez acabada la transición democrática. Se ha demostrado que el actual modelo autonómico tiene serias limitaciones y es preciso una reforma para hacerlo más justo y racional”, dice a este diario un veterano socialista.

En este sentido, Chacón fue una de las primeras en hablar de la reforma de la Constitución para poder avanzar hacia ese modelo de Estado, aunque en algunos sectores del PSOE la sola mención de reforma constitucional en este sentido levanta ampollas. Pero no hay que equivocarse: el mensaje llegaba, en realidad, desde Cataluña.

El mayor activo en Madrid

Aun así, Chacón ya no es la niña mimada del PSC. La nueva cúpula de los socialistas catalanes sabe que tiene en ella “un activo excelente” y no está dispuesta a perderlo, pero en realidad le gustaría más tenerla en la estructura del PSOE. Sus grandes valedores, el expresidente de la Generalitat José Montilla, y el exsecretario de Organización, José Zaragoza, ya no están en el aparato del partido y eso puede jugar en su contra. Pero hay un dato indiscutible: si el PSC quiere tener algún ascendiente sobre el PSOE será a través de Chacón o no será, ya que ninguno de los dirigentes catalanes tiene tanto predicamento como ella más allá del Ebro. Y, por ello, no es de extrañar que desde la formación catalana se afirme que “ahora está callada y trabaja porque ésa es su tarea, pero a la hora de la verdad nos tendrá a todos detrás para apoyarla”.

De ahí que Chacón se plantee en su hoja de ruta la política nacional española como la meta a alcanzar. Fuentes consultadas por este diario señalan también que “Chacón es todavía muy joven y Rubalcaba ya es mayor, lo que quiere decir que su horizonte político está mucho más cercano. Si tenemos en cuenta estos ciclos vitales, se puede afirmar rotundamente que a Carme Chacón le queda todavía por delante una larga vida política”.

Algunos rumores, por otro lado, apuntan a que su estrategia pasa por dejar que Rubalcaba se queme en la oposición y plantear batalla más adelante para conseguir ser la candidata del PSOE a la presidencia del Gobierno, aunque fuentes cercanas a la exministra lo desmienten: ”Eso son rumores malintencionados. Es muy pronto para hablar de la candidatura”, zanjan. Cierto o no, la verdad es que la discreción es, en estos momentos, su mejor arma. Y es Rubalcaba quien ha de batirse el cobre ante temas tan espinosos como la crisis, la oposición al Gobierno y el asunto del independentismo, con unas elecciones autonómicas a la vista en las tres comunidades históricas en las que las encuestas auguran malos resultados para el PSOE.

El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) conservará a Carme Chacón como su punta de lanza en Madrid. En otras palabras: no entra en su agenda el tener un papel determinante en la política de Cataluña. Por eso, la diputada catalana ha sido una de las negociadoras del pacto entre PSOE y PSC para que los representantes de esta formación puedan marcar perfil propio en el Congreso de los Diputados, incluso votando diferente a sus colegas si el tema tiene trascendencia para Cataluña o para su autogobierno.

Carme Chacón