Rajoy pedirá a Mas que olvide la independencia y arrime el hombro para salir de la crisis
  1. España
  2. Cataluña
EN LA REUNIÓN QUE MANTENDRÁN EL PRÓXIMO DÍA 20

Rajoy pedirá a Mas que olvide la independencia y arrime el hombro para salir de la crisis

Mariano Rajoy no dará muchas esperanzas al presidente catalán, Artur Mas, en la reunión que ambos políticos tendrán el próximo día 20 de septiembre para hablar

Foto: Rajoy pedirá a Mas que olvide la independencia y arrime el hombro para salir de la crisis
Rajoy pedirá a Mas que olvide la independencia y arrime el hombro para salir de la crisis

Mariano Rajoy no dará muchas esperanzas al presidente catalán, Artur Mas, en la reunión que ambos políticos tendrán el próximo día 20 de septiembre para hablar del pacto fiscal. Mas va a Madrid con una propuesta que incluye una financiación para Cataluña similar al concierto económico del País Vasco y de Navarra. Entre otras cosas, incluye la creación de una Agencia Tributaria Catalana que debería recaudar y gestionar todos los impuestos de la comunidad, el pago de un cupo al Estado y la rebaja de la aportación al Fondo de Solidaridad.

El presidente del Ejecutivo no cerrará definitivamente la puerta a un acuerdo sobre financiación a medio plazo, pero, según fuentes de la dirección del PP, “si hablamos de un sistema similar al concierto vasco, ya se puede ir olvidando. En ese terreno, no entrará el Gobierno central”. Estas fuentes subrayan que “partimos de un contexto nacional e internacional muy complicado, por lo que Rajoy le pedirá que arrime el hombro y que ponga algo de su parte para salir de la crisis. En estos momentos, hay que generar estabilidad y CiU no contribuye precisamente a ello”.

Los populares aseguran que para plantear un pacto fiscal ambicioso, como quieren los nacionalistas catalanes, “debería haber normalidad y eso es lo que nos falta. ¿A quién se le ocurre plantear este tema cuando España está a punto de pedir el rescate en Europa? CiU debería haber entendido el mensaje que le envió Standard & Poor’s al rebajar su solvencia”. Además, subrayan que “es muy complicado llevar una negociación de estas características cuando el rival está hablando de independencia”.

El PP afirma también que “los nacionalistas no han actuado con lealtad y eso dificulta mucho el diálogo. Hay cosas por las que no podemos pasar”. Y recuerdan que los populares votaron en contra de la investidura de Mas “porque en su discurso hablaba de transición nacional y de derecho a decidir”. De momento, el diálogo entre PP y CiU está roto. La presidenta popular de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, que ha mantenido frecuentes contactos con Mas en el año y medio que éste lleva de president, no habla con él desde hace semanas. “Y si siguen en esta deriva, seguirá sin haber diálogo”, advierte un miembro de la cúpula del Partido Popular.

“Mas es un lobo con piel de cordero”

En la cúpula del PP también se afirma decididamente que “Artur Mas es un lobo con piel de cordero” y que los nacionalistas “han quemado muchas etapas. El pacto fiscal parece ser ahora sólo una coartada. Y, o bien la realidad les ha superado y les obliga a hacer un discurso más radical, o bien su plan desde el principio era ése, el de la independencia”.

En las filas nacionalistas se huelen ya que no van a arrancar compromiso alguno a Rajoy. El líder de Unió Democràtica de Catalunya (UDC), Josep Antoni Duran Lleida, reconoció ayer, tras la reunión de la cúpula de CiU, que Mas acude a Madrid con pocas esperanzas, “pero tenemos la obligación de plantearlo”. Conscientes de que el presidente del Gobierno propondrá aplazar la discusión, Duran afirmó que esa solución no les vale, porque “hay que empezar a hablarlo ya”. Y, por ello, no es de descartar que el líder catalán convoque elecciones anticipadas si Madrid cierra las puertas a una negociación.

Los nacionalistas consideran el pacto lo más importante de su agenda. “Nuestro interés de aquí al día 20 no es otro que hablar del pacto fiscal. Queremos recordar que tenemos dos mandatos expresados no a través de una manifestación, sino de unas elecciones, tanto al Parlament como a las Cortes Generales. Y, por otro lado, tenemos, según varias encuestas públicas y privadas, un 75% de los catalanes a favor del pacto fiscal. Por tanto, somos conscientes de que plantearlo tal y como lo estamos haciendo no comporta ningún peligro de ruptura de la cohesión social. Al mismo tiempo, hay otro factor: el presidente de la Generalitat tiene un mandato parlamentario y lo ha de ejecutar. Nuestra tarea hasta el día 20, pues, es acabar con el mandato parlamentario de plantear el pacto fiscal”.

El líder democristiano señaló también que “nuestro reto es comprobar si el Gobierno del Estado, si las instituciones del Estado, son capaces de desmentir a la opinión pública catalana que, de forma generalizada, cree que el pacto fiscal no saldrá adelante”. Y recordó que Mas acudirá a Madrid “en nombre de Cataluña”. En el PP, no obstante, saben que “él irá a Madrid en nombre de todos los catalanes, pero eso no es más que una escenificación. De hecho, ya ha hecho todas las escenificaciones posibles y con ello ya ha cumplido su programa”.

Mariano Rajoy Crisis de deuda