EL DECRETO AFECTARÁ PRINCIPALMENTE A LA SANIDAD Y EMPLEADOS PÚBLICOS

La Generalitat aprueba otro tijeretazo de 1.700 millones en plena guerra con Montoro

Nuevo ‘tijeretazo’. La Generalitat aplicará un ajuste adicional de hasta 1.700 millones de euros mediante un nuevo decreto que aprobará en el Consell Executiu de esta

Foto: La Generalitat aprueba otro tijeretazo de 1.700 millones en plena guerra con Montoro
La Generalitat aprueba otro tijeretazo de 1.700 millones en plena guerra con Montoro

Nuevo ‘tijeretazo’. La Generalitat aplicará un ajuste adicional de hasta 1.700 millones de euros mediante un nuevo decreto que aprobará en el Consell Executiu de esta semana, según fuentes cercanas a la administración catalana. Este nuevo recorte está inscrito en el plan de ajuste que se remitió ayer al Ministerio de Hacienda. Fuentes de la conselleria de Economía que encabeza Andreu Mas-Colell han declinado hacer cualquier comentario.

El citado documento recoge un ajuste de entre 1.500 y 1.700 millones para cumplir con el objetivo de la Ley de Estabilidad que obliga a que todas las comunidades autónomas (CCAA) a acabar con un déficit de 1,5% en 2012. Fuentes de CiU señalan que el grueso del ajuste afecta a la Sanidad catalana y también al área de los trabajadores públicos, si bien no han podido concretar si el nuevo recorte implicará nuevas rebajas salariales para los funcionarios.

En un acto de rebeldía, la Generalitat evitó remitir ayer el ‘extenso’ plan económico-financiero exigido por Cristóbal Montoro. El plan de ajuste enviado fue  más escueto y solo hacía referencia a la solvencia de la Generalitat y su capacidad para hacer frente a sus compromisos crediticios, en especial a la nueva línea ICO para pagar a proveedores y para la que la administración catalana presentó 1.984 millones en facturas pendientes de pago.

Tensión con Montoro

La Generalitat prevé hacer público el plan económico-financiero en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se ha de celebrar la semana que viene. Montoro todavía no lo ha convocado pero fuentes políticas consultadas prevén que el Consejo se celebre el próximo 9 de mayo.

La razón de este gesto es que la última reunión entre Mas-Colell y Montoro acabó con mucha tensión entre ambos. Por un lado, porque el titular de Hacienda espera más agradecimiento por la liquidez que ha facilitado a la Generalitat para poder pagar las nóminas. Pero también porque Mas-Colell quería una mayor lealtad institucional y que le abonasen los 978 millones que le adeuda el Ejecutivo reconocidos en la disposición adicional tercera del Estatut para invertir en infraestructuras.

Deuda de 41.000 millones

La Generalitat prevé cerrar este eso con un déficit de 1,3% pero con una deuda de más de 41.000 millones. Para cumplir con este objetivo, ya ha rebajado un 5% el salario a funcionarios y trabajadores públicos, lo que unido a otros recortes, como el copago sanitario, ha generado un profundo malestar en la sociedad catalana.

Otro damnificado de la política de ajuste es el departamento de Obras Públicas, que prácticamente ha paralizado sus inversiones, algunas tan significativas como las obras de la Línea 9 del Metro. En los Presupuestos, Mas-Colell propuso rebajar el déficit en 2.668 millones pero esa cifra es insuficiente tras los nuevos ajustes a los que obliga la Ley de Estabilidad y los nuevos Presupuestos del Gobierno central.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios