Las causas judiciales de Laporta inquietan a la dirección de ERC
  1. España
  2. Cataluña
EL EX PRESIDENTE DEL BARÇA PODRÍA IR DE NÚMERO 2 POR BARCELONA EN LA LISTA REPUBLICANA

Las causas judiciales de Laporta inquietan a la dirección de ERC

Los problemas judiciales que arrastra Joan Laporta han introducido elementos de preocupación en la ejecutiva de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en Barcelona. El candidato republicano

Foto: Las causas judiciales de Laporta inquietan a la dirección de ERC
Las causas judiciales de Laporta inquietan a la dirección de ERC

Los problemas judiciales que arrastra Joan Laporta han introducido elementos de preocupación en la ejecutiva de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) en Barcelona. El candidato republicano de la capital catalana en las elecciones municipales del 2 de mayo, Jordi Portabella, había ofrecido ir en el segundo puesto de las listas, lo que determinó que Laporta rompiese peras con sus compañeros de Solidaritat Catalana per la Independència (SI). “Políticamente, el fichaje está atado a un 99,9%, pero existe el problema del dinero. Laporta ha de depositar 3 millones de euros, según una sentencia reciente y, además, está pendiente otra demanda”, señala a El Confidencial una fuente interna de ERC.

 

El pasado jueves, el juzgado de primera instancia número 24 de Barcelona dictaminó que varios ex directivos del Barça debían depositar en la sede de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) un total de 23,2 millones de euros. Además de Laporta, deben secundar esta medida solidariamente Alfons Godall, Rafael Yuste, Joan Boix, Josep Cubells, Albert Perrín, Jaume Ferrer y Alfons Castro. Lo que ha de poner cada uno se eleva a casi 3 millones de euros.

Vicenç Pla, socio del Barça, fue quien presentó una demanda para que los ex directivos respondiesen con su patrimonio por las pérdidas del club. Las fuentes citadas señalan que “Pla es un señor muy serio que ya está jubilado. Pero lo malo es que hay otro empresario que también interpuso demanda para que avalen 60 millones de euros por haber inflado la deuda de la anterior junta directiva y presentar, de este modo, beneficios cuando en realidad tenía pérdidas. Y también falta esa sentencia”.

En realidad, los hechos son los mismos, ya que la Audiencia de Barcelona dictaminó que de los 164 millones de euros que hubo de pérdidas en el ejercicio 2003/2004, 60 correspondían a la junta de Laporta, que tomó posesión antes de finalizar la temporada, por lo que jurídicamente tiene también responsabilidades. A esa cifra, sin embargo, había que restarle al menos 35 millones por beneficios de las temporadas anteriores. Pero, de todos modos, el segundo pleito está pendiente. “No deja de ser curioso que la sentencia del juzgado salga precisamente ahora, en vísperas de las elecciones municipales. Y que falte otra que puede salir también por estas fechas”, se quejan las fuentes consultadas.

El tema arroja sombras de preocupación sobre el pacto. “Ir en coalición interesa a las dos partes”, afirman desde ERC. Pero en la Ejecutiva de la capital catalana, la situación jurídica de Laporta se ha planteado como “elemento de reflexión”. Porque, además, plantea problemas económicos. El ex presidente del Barça tiene importantes gastos mensuales a los que ha de hacer frente. En los círculos de Esquerra se comenta que el 30% de los ingresos de su despacho profesional (que comparte con un socio) “se le van en pagar hipotecas”. No hay que olvidar que ha poco tiempo compró un inmueble en la zona alta de Barcelona cuyo coste se aproxima a los 3 millones de euros. Y ese inmueble lo va pagando mensualmente. Si ahora ha de avalar otros 3 millones, puede tener problemas económicos. Y si no deposita el dinero del aval, puede iniciarse un procedimiento de embargo de bienes.

El Barça tiene lista su demanda

Pero eso no es todo. El FC Barcelona, según ha podido conocer este diario, tiene ya redactada la demanda de responsabilidad civil que aprobó presentar la última junta de socios. Esta demanda, escrita por un importante despacho de abogados de la capital catalana, se basa en la reformulación de las cuentas del club. Laporta certificó, antes de dejar la presidencia, que el Barça había tenido en la última temporada unos beneficios de casi 90 millones de euros. Pero tras la revisión de las cuentas, estos beneficios se tradujeron en más de 48 millones de pérdidas, que son los números que se presentaron en la due dilligence en otoño pasado.

Además, se detectaron un sinfín de irregularidades y de gastos suntuosos, desde el pago de 18,5 millones de euros por unos terrenos en Viladecans que valían poco más de 5 millones, hasta los cargos a la tarjeta de crédito del escolta de Laporta (más de 300.000 euros) pasando por la contratación de agencias de detectives por 2 millones de euros para espiar a directivos del club.

En la actualidad, se están perfilando algunos flecos de esta demanda y se espera que esté lista en un corto plazo de tiempo. En cuanto ello ocurra, se presentará en el juzgado, lo que, evidentemente, será un mazazo para Laporta. Y, de rebote, para los que sean sus compañeros de viaje político.

Joan Laporta Joan Tardá Pacto social Elecciones Generales 20-N Elecciones Municipales y Autonómicas 2015