UN ESTADO PROPIO SERÍA SOLO TEMPORAL

ERC quiere utilizar la independencia como arma para ‘liberar’ luego a los 'Països Catalans'

La independencia de Cataluña no es un objetivo último para Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). O, por lo menos, no lo es como tal. En realidad, es

Foto: ERC quiere utilizar la independencia como arma para ‘liberar’ luego a los 'Països Catalans'
ERC quiere utilizar la independencia como arma para ‘liberar’ luego a los 'Països Catalans'

La independencia de Cataluña no es un objetivo último para Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). O, por lo menos, no lo es como tal. En realidad, es un estadio, una parada obligatoria. Es algo así como la situación de los inmigrantes que han llegado a esta comunidad. El candidato republicano, Joan Puigcercós, decía esta semana que el estatus de inmigrante es temporal, momentáneo, porque su intención es incorporar a los nouvinguts (recien llegados) a la plena ciudadanía como catalanes a todos los efectos. De la misma manera, la independencia de Cataluña tendría también un estatus temporal, sería sólo un paso más para lograr “la liberación de los Països Catalans”. Son palabras del presidente del parlamento regional, Ernest Benach. “Mi nación son los Països Catalans -clamó ayer-. Evidentemente, queremos la independencia de Cataluña, pero no renunciaremos nunca a los Països Catalans, a nuestra nación”. Es decir, el territorio que engloba no sólo Cataluña, sino el sur de Francia, la Comunidad Valenciana, las Baleares e incluso la franja que separa a Cataluña de Aragón.

 

Esta afirmación también fue recogida por este diario de boca de otros dirigentes y militantes republicanos, que creen que la independencia de Cataluña es sólo un paso para conformar una gran República Catalana, que, a la postre, conformaría un Estado. ¿Imperialismo? Aseguran que no, que es sólo unificación de una cultura que tiene un tronco común en la misma lengua que se habla en el territorio, digan lo que digan los valencianos o los jueces.

 

Benach, que va de número dos de Puigcercós, fue uno de los protagonistas del mítin central de la campaña de ERC, que tuvo como escenario el emblemático Palau de la Música de Barcelona, donde también estuvieron presentes los cabezas de lista provinciales y los principales candidatos a escaño por Barcelona. Se hizo notar el gran ausente, el vicepresidente Josep Lluís Carod-Rovira, que ha acabado mal con su sucesor, Joan Puigcercós, porque éste le descabalgó por las bravas de las listas con nocturnidad y alevosía. Pero Carod todavía tiene quien le quiera. Sacó su nombre a relucir el consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Manuel Tresserras, por algo llegó al Gobierno de la mano del vicepresidente. Tresserras se afilió recientemente al partido, ya que hasta ahora figuraba como independiente. Hubo aplausos para Carod cuando el consejero le recordó. Pero nada comparado con los aplausos y ovación a Puigcercós, lo que demuestra quien manda en el partido.

 

Y apareció también el secretario general y portavoz en el Congreso, Joan Ridao, para recordar que hay que ir a votar para cerrar el paso al P, a “la brigada de la porra, que lo mismo persigue independentistas que inmigrantes”. Ridao soltó que ERC está dispuesta a “ir de la mano de quien sea, si acepta nuestros puntos”. Y el primero de ellos es la convocartoria de un referéndum independentistas durante la próxima legislatura. También recordó el dirigente republicano que “nosotros somos el partido de Macià y de Companys, no de los compañeros de Macià Alavedra. No nos falléis”. Se refería al ex consejero de la Generalitat bajo el mandato de Jordi Pujol que fue detenido durante la Operación Pretoria, por supuestamente utilizar sus influencias para hacer negocio con la compraventa de terrenos.

 

Pero llegó Puigcercós y las críticas a CiU se esfumaron. Se atribuyó la responsabilidad de los referéndums independentistas que se han celebrado en cientos de municipios catalanes desde hace un año, ya que cuando la participación comenzó a bajar sólo ERC estaba al lado de los promotores. “Y aquí, el día 10 de julio, hubo una gran manifestación, en parte para protestar por la sentencia del TC y en parte para reivindicar nuestros derechos. Al día siguiente, 11 de julio, España ganó la Copa del Mundo del fútbol. Y los balcones se llenaron de banderas españolas, de banderas catalanas y de esteladas [la bandera independentista]. ¡Y no hubo ni un solo incidente! Esto es un éxito de Esquerra”, afirmó.

 

En ERC existe optimismo para sacar un resultado aceptable. Las encuestas de hace unos meses les daban la mitad de los escaños (tiene 21 diputados y algunos sondeos vaticinaban que podía bajar a sólo 11). Pero la última encuesta del CIS les situaba ya un poco mejor, con posibilidad de obtener una quicena de representantes. Puigcercós apeló ayer a la épica para movilizar a los suyos. Los dirigentes republicanos insisten en que son el “voto útil del independentismo” y Puigcercós quiere que los suyos no se queden en casa. “Si queréis la libertad, si queréis a Cataluña, ayudadnos”, suplicó a sus votantes.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
61 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios