INVESTIGACIÓN POR EL DESFALCO DEL PALAU DE LA MÚSICA

CiU dice que el informe de Hacienda es de “dudosa credibilidad” y está hecho con Wikipedia

Negarlo todo hasta que no aparezca (si aparece) una prueba irrefutable. Esta es la consigna marcada por el líder y candidato electoral de Convergència i Unió

Foto: CiU dice que el informe de Hacienda es de “dudosa credibilidad” y está hecho con Wikipedia
CiU dice que el informe de Hacienda es de “dudosa credibilidad” y está hecho con Wikipedia

Negarlo todo hasta que no aparezca (si aparece) una prueba irrefutable. Esta es la consigna marcada por el líder y candidato electoral de Convergència i Unió (CiU), Artur Mas, a la hora de responder sobre la supuesta financiación mediante el cobro de comisiones a cambio de adjudicar obras públicas en los tiempos en que gobernó la Generalitat. Es la misma consigna que ha seguido cuando se dieron a conocer los informes que relacionan la fundación nacionalista con el dinero que se apropiaron Félix Millet y Jordi Montull en su etapa como gestores del Palau de la Música Catalana.

Estamos en plena precampaña electoral y los líderes nacionalistas no desean ver cómo se desinflan en las encuestas. Artur Mas ya negó toda implicación de los nacionalistas tras los documentos aportados por Deloitte, la Oficina Antifraude y, ahora, la Agencia Tributaria. “Hay demasiados nombres de Convergència Democràtica -el socio mayor junto con Unió Democràtica de la federación CiU- relacionados con Millet y el desfalco y desvió de fondos, pero siguen negando cualquier implicación”, afirmó este miércoles a El Confidencial un diputado que participó en la comisión de investigación parlamentaria del desfalco del Palau.

La última revelación ha sido el informe que la Agencia Tributaria entregó el pasado martes al juez instructor del caso del Palau de la Música, en el que los peritos concluyen que la constructora Ferrovial -mecenas de la institución cultural- pagó supuestamente 5,9 millones de euros a la fundación de CiU para que se le adjudicaran obras públicas como la Ciudad Judicial de Barcelona o la Línea 9 del Metro cuando gobernaba Jordi Pujol en la Generalitat. El “puente” entre los altos cargos nacionalistas y Ferrovial era Félix Millet, investigado por apropiarse más de 3 millones de euros del Palau de la Música.

Pues bien, ante estas investigaciones, tanto Artur Mas como el secretario general de Convergència Democràtica (CDC), Felip Puig, ambos ex consejeros de Obras Públicas en gobiernos de Jordi Pujol, han decidido negar las evidencias y desprestigiar los organismos investigadores. “No existe ninguna prueba que demuestre el pago de ninguna comisión, ni que nosotros recibiéramos dinero del Palau de la Música”, aseguró Artur Mas. La estrategia pasa por evitar dar credibilidad ni valor a este último informe, sobre todo, porque nadie quiere que la federación nacionalista quede manchada por el caso de Félix Millet y su desfalco en el Palau de la Música, cuando se inicie en septiembre el nuevo curso político con la campaña electoral de los comicios autonómicos de octubre.

“Este caso no puede empañar las buenas perspectivas que marcan las encuestas para CiU de cara a las próximas elecciones autonómicas, y más cuando no han aparecido pruebas determinantes que pudieran demostrar que CiU se financió con dinero del Palau o que sus altos cargos pagaron comisiones a Ferrovial por adjudicarles obras públicas”, aseguran a El Confidencial fuentes de la federación nacionalista.

Lo cierto es que las últimas investigaciones apuntan a todo lo contrario y han sembrado cierta inquietud en una federación que confía, al tercer intento, aupar a Artur Mas en la presidencia de la Generalitat después los fracasos de las últimas dos legislaturas. El otro punto de la estrategia convergente es restar crédito a las investigaciones de los expertos y, en este caso, de los peritos de la Agencia Tributaria, un organismo estatal dependiente del Ministerio de Hacienda.

Mas señaló este miércoles que el informe no aporta nada porque es "meramente descriptivo", pero el secretario general de CDC, Felip Puig, fue más allá y denunció “la dudosa credibilidad del mismo”. Un informe, en su opinión, en el que buena parte de la información que se recoge está directamente sacada de artículos de diario, de Internet y de la Wikipedia y en el que todo aparece en condicional sin llegar a ninguna conclusión. "No le doy ningún otro valor que ser un informe más", dijo.

A cambio de la Ciudad de la Justicia y la línea 9 de metro

Desde la federación nacionalista se insiste en que “tanto Artur Mas como los altos dirigentes desconocen ese 4% de comisiones que supuestamente pagó Ferrovial por cada proyecto que se le adjudicaba desde CDC". En el informe de la Agencia Tributaria, los peritos concluyen que el antiguo equipo directivo del Palau de la Música, encabezado por Fèlix Millet y Jordi Montull, canalizó aportaciones de la constructora Ferrovial para cumplir con “la contraprestación de obras públicas adjudicadas por los últimos gobiernos de CiU, como la Ciudad de la Justicia y la L-9 del metro”.

Esos recursos, que corresponderían a una comisión del 4% y fueron asignados a responsables de las finanzas de Convergència Democràtica (CDC), se ingresaron en cuentas de la Fundació Ramon Trias Fargas (hoy denominada CatDem) relacionada con la formación nacionalista. El magistrado que instruye el caso contra Millet y Montull fijará en septiembre el día de la ratificación por parte de los peritos de los tres dictámenes remitidos por la Agencia Tributaria sobre el traspaso de fondos irregulares, pagos a empresas de los dos ex gestores del Palau y sobre el patrocinio de Ferrovial al Palau y el desvío de cuantiosos importes por concesión de obras públicas a la constructora.

Los funcionarios de Hacienda indican en su informe que "se ha llegado paulatinamente a la conclusión de que el grueso de las aportaciones de Ferrovial no constituye la contribución al patrocinio publicitario, sino que tiene otra finalidad, cual es satisfacer la contraprestación correspondiente por la adjudicación de obras públicas, siendo utilizado el Palau de la Música para canalizar los correspondiente pagos". Todas estas apreciaciones han sido negadas por Artur Mas.

Por su parte, desde los socialistas catalanes se pide responsabilidades políticas a Mas para clarificar estas supuestas comisiones. El diputado del PSC, Jordi Terrades, lamentó este miércoles el "intolerable silencio" de Artur Mas "ante lo que podría ser el escándalo de corrupción más importante y grave de la historia de Cataluña", espetó. El diputado socialista criticó que Mas “no puede ir a una campaña electoral sin dar una explicación convincente y creíble a su electorado y los ciudadanos, ya que CiU gobernó este país durante 23 años”. Y añadió: “¿Dejará Mas de ser diputado si en los próximos meses la Justicia confirma la financiación irregular de CDC a través del Palau de la Música?”, dijo.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios