UN PUÑADO DE DIRECTIVOS ‘CULÉS’ YA TIENEN FECHA DE CADUCIDAD

Rosell revisará los contratos ‘sospechosos’ firmados por Laporta los últimos días

Sandro Rosell, el nuevo presidente electo del FC Barcelona tras su contundente victoria en las elecciones del pasado domingo, revisará la gestión de la actual dirección

Foto: Rosell revisará los contratos ‘sospechosos’ firmados por Laporta los últimos días
Rosell revisará los contratos ‘sospechosos’ firmados por Laporta los últimos días

Sandro Rosell, el nuevo presidente electo del FC Barcelona tras su contundente victoria en las elecciones del pasado domingo, revisará la gestión de la actual dirección del club azulgrana y prestará especial atención a algunas actuaciones cuyos detalles no han trascendido pero que se encuentran en boca de todos.

 

Una de las decisiones que revisará es la de Joan Laporta de alargar el contrato con Mediapro, la empresa controlada por Jaume Roures, por la gestión de los derechos audiovisuales del club. El contrato con Roures expiraba en el 2011 y había opción de alargarlo dos temporadas más. Sin embargo, Laporta ha tirado por la calle de en medio y ha comprometido al Barça hasta el 2014. Lo malo es que lo ha hecho pocos días antes de abandonar la presidencia y un año antes de que se acabe el contrato en vigor, por lo que deja una herencia envenenada a su sucesor.

 

Fuentes solventes declararon a El Confidencial que este contrato “se mirará con lupa” porque “no es normal que una decisión tan importante se tome por una junta en el momento de su despedida”. Otra de las decisiones sospechosas es la firma de un contrato con una empresa de venta piramidal para insertar publicidad en las camisetas del equipo en partidos no oficiales.

 

Asimismo, se revisará la renovación de algunos contratos de ejecutivos en fechas recientes. Pero también investigará -y paralizará- el proyecto de construcción de la Ciudad del Barça en la vecina localidad de Viladecans. La compra de estos terrenos, denunciados por un socio del club la pasada semana, costó al club casi 18,5 millones de euros. Sin embargo, de las 27 hectáreas que tiene, sólo se puede edificar en poco más de 3. Y aún así, las parcelas están distanciadas entre sí. “Hemos de ver qué documentos hay de los terrenos de Viladecans, pero no haremos lo que se ha dado en llamar el Barça Park. Con la remodelación prevista en Les Corts [el barrio donde se ubican las instalaciones del FC Barcelona] hay más que suficiente para hacer el Espai Barça: un nuevo Palau Blaugrana, un estadio adicional para 3.000 espectadores y un nuevo palacio de hielo. Este espacio es mucho más importante para los socios”, reveló ayer Rosell.

 

También propondrá a los socios si quieren que el ex entrenador Johan Cruyff sea el presidente de honor, cargo honorífico que le concedió la junta saliente aunque en los estatutos del club no se prevé esta distinción. “No nos gustó que lo de Cruyff se hiciera de espaldas al socio. No nos agradaron las formas. Pero ya veremos si la asamblea quiere debatir el tema. Además, sí que cambiaremos los estatutos para que las asambleas sean, a partir de ahora, en septiembre o en octubre con el fin de que pueda haber una asistencia masiva de compromisarios”, afirmó.

 

El nuevo mandatario del FC Barcelona apeló a que quiere ser “el presidente de todos. Me gustaría que se hubiesen acabado los ‘ismos’. Que todos seamos uno. Laporta es Laporta, Núñez es Núñez, lo mismo que Kubala es Kubala o Suárez es Suárez. Todos somos del Barça”.

 

Nombres en la cuerda floja

 

Un puñado de cargos directivos del FC Barcelona tiene también fecha de caducidad. Las elecciones a la presidencia, que ganó de manera más que contundente Sandro Rosell, son la puntilla para algunas de las personas que han regido la vida del club los últimos años. El primero de ellos es el director general, Joan Oliver, hombre de confianza del hasta ahora presidente, Joan Laporta. El tesorero, Xavier Sala i Martin, será otro de los que se van. Tras ser miembro de la comisión económica, fue aupado por Laporta a la Junta directiva para que fuese su sustituto, pero la oposición de los restantes miembros de este órgano frustró los deseos del mandatario azulgrana.

 

En el área económica, Sala tampoco tendrá acomodo, ya que la nueva comisión económica está formada por un plantel de primera: Jaume Guardiola, consejero delegado del Banco Sabadell; Josep Maria Xercavins, consejero delegado del grupo Metrópolis; Antoni Esteve, presidente de Laboratorios Esteve; y Josep Maria Mateu, director general del RACC.

 

Con estos dos ceses -a falta de saber qué pasará con el director de Barça TV, Vicent Sanchís, que forma tándem con ambos-, el nuevo presidente decapita el núcleo duro del que se había rodeado Laporta. Además, elimina el poder que había conseguido en la estructura del club la Fundació Catalunya Oberta (FCO).

 

El secretario técnico, Txiki Begiristain, y el responsable de fútbol base, José Ramón Alexanko, son otras dos figuras que se encuentran en el alero. Por contra, aparecen los nombres de tres ex jugadores que podrían acoplarse con relativa facilidad al equipo cuya cabeza visible es Pep Guardiola: Migueli, Andoni Zubizarreta y Guillermo Amor.

 

El nuevo presidente electo se refirió ayer a estos tres puntales. “Hemos de aprender a querer más a nuestros jugadores. Han de ser parte viva de nuestra historia y se les ha de tratar como a mitos. Y a esos tres les hemos de recuperar para el club”, dijo Rosell ayer. Sobre Begiristain, no quiso avanzar nada, pero esperará a hablar con Guardiola para conocer su grado de compenetración y lo que piensa el entrenador. Y ello porque el propio Txiki había dejado en stand bye su fichaje dependiendo de quién fuese el nuevo presidente, aunque habrá cambios estructurales y de organigrama. Y uno de ellos afecta a este puesto, que no estará sobre el del entrenador, sino que han de formar tándem.

 

En este sentido, el ex guardameta Zubizarreta podría ser un óptimo sustituto. “Entendemos que Txiki dijo que en el supuesto de que no ganase Jaume Ferrer, lo dejaba. Pero lo que habrán de tener el secretario técnico y el entrenador es cohabitación o cohesión, para trabajar como una sola persona. De todos modos, ya hablaremos con Pep de los fichajes y de las necesidades que tiene y del entendimiento con todos los miembros del club, por lo que siempre podríamos negociar su continuación”.

 

De momento, Rosell ya ha hablado telefónicamente con Laporta y con Guardiola y han quedado para reunirse físicamente de manera inmediata. Sobre Laporta, la sensación que tiene es que “el traspaso de poderes será más tranquilo y con más sentido común de lo que esperaba”, vista la disposición del presidente saliente a facilitarle las cosas.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios