CONSIDERA QUE SE LE RELEGA EN LAS LISTAS AUTONÓMICAS

El alcalde de Vic se rebela contra su partido porque cree que Duran Lleida le ha ‘traicionado’

El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal ha amenazado con abandonar sus cargos en Unió Democràtica de Catalunya (UDC), por haberle relegado en las listas

Foto: El alcalde de Vic se rebela contra su partido porque cree que Duran Lleida le ha ‘traicionado’
El alcalde de Vic se rebela contra su partido porque cree que Duran Lleida le ha ‘traicionado’

El alcalde de Vic, Josep Maria Vila d’Abadal ha amenazado con abandonar sus cargos en Unió Democràtica de Catalunya (UDC), por haberle relegado en las listas electorales. Así lo ha hecho saber en un medio local catalán. El primer edil ha estado en el candelero en los últimos meses, por haber propuesto denunciar a los inmigrantes ilegales que se empadronen en el municipio. Entonces, su formación le apoyó sin fisuras, pero a la hora de confeccionar las listas de cara a las próximas elecciones autonómicas considera que le han dejado de lado. Es más, se considera traicionado por el propio presidente de Unió, Josep Antoni Duran Lleida.

 

Vila d’Abadal ha luchado contra todo y contra todos. El tema de la inmigración le ha puesto en la picota, y organizaciones ciudadanas, ONGs, partidos políticos y colectivos diversos criticaron su actitud, aunque jamás se salió de la legalidad, a tenor de los informes que se han realizado sobre el caso. Este hecho le ha producido un desgaste. A cambio, necesitaba un gesto aún mayor de UDC hacia su persona. O, en otras palabras, un lugar destacado en la lista de las elecciones autonómicas.

 

Las listas de CiU están formadas por tres personas de Convergència y una de Unió alternativamente, aunque luego hay algunos bailes de posiciones. Por la demarcación de Barcelona, el número 1 será, indiscutiblemente, Artur Mas. El segundo, será de UDC, y ahí tiene todos los números la ex consejera Núria de Gispert. Luego, se sitúan el secretario de Organización, Antoni Castellà, y algunos dirigentes más.

 

El conflicto aflora cuando Vila d’Abadal quiere el puesto número 5. Conocedor de sus poderes, el alcalde de Vic filtró el malestar a El 9 Nou, un medio local: había presentado su dimisión al Comité de Gobierno de UDC descontento con la elección de las listas. Y es que le había salido un serio competidor: el ex consejero Ramon Espadaler, natural precisamente de Vic. “Es una pataleta. Da lo mismo ir de cinco que ir de doce por Barcelona. Será elegido igual”, señalan a El Confidencial fuentes de UDC.

 

Pero ése no es el problema. El descontento llega porque Duran Lleida, según afirma el alcalde, se había comprometido con él a ponerle en un lugar destacado de las listas. Y, evidentemente, Vila d’Abadal considera que el puesto número 12 no es destacado. Y todo porque hay un complejísimo sistema de elaboración de listas: primero se elaboran las listas de Barcelona Ciudad y de Barcelona Comarcas. Luego, el comité de Gobierno del partido ha de escoger una lista definitiva que ha de alternar candidatos de estas dos listas. Pero como han de mezclarse con las de Convergència, el ir de primero por Barcelona Comarcas le hubiese supuesto el quinto puesto en la lista definitiva. Pero si va de dos en Barcelona Comarcas, queda relegado ya al puesto 12.

 

“No hay nada oficial todavía. Pero ha de comprender que lo que quiere es ocupar el lugar del presidente del consejo nacional de Unió, que debe ir, por su cargo, de número cinco en la lista definitiva”, subrayan fuentes oficiales de Unió a este diario. En definitiva, el tema deriva en una opción personalista, donde Josep Maria Vila d’Abadal reclama un peso específico dentro del partido al que ha estado unida tradicionalmente su familia. “Lo asumo por disciplina, pero no estoy de acuerdo”, declaró a El 9 Nou. Además, según este diario, con ello, ocuparía el mismo lugar de su padre en la primera legislatura después de la instauración de la democracia.

 

“Es una opción personal, pero no podemos hacer nada, porque la decisión ha sido tomada por la Ejecutiva. Además, no puede quejarse porque mientras todos le daban palos por su actitud como alcalde de Vic, el partido cerró filas y ha estado apoyándole incondicionalmente estas semanas”, indican desde UDC. Oficialmente, Unió no se ha dado por enterada, pero el alcalde espera que pronto respondan a la carta de dimisión como miembro del máximo órgano del partido. Pero sólo de Duran Lleida depende que un Vila d’Abadal ocupe el puesto número cinco.

Cataluña
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios