Xicola, ‘rey del ladrillo’, arrastra cientos de denuncias del Fisco, empleados y proveedores
  1. España
  2. Cataluña
SÓLO FINCAS CORRAL DEBE MÁS DE 14 MILLONES

Xicola, ‘rey del ladrillo’, arrastra cientos de denuncias del Fisco, empleados y proveedores

El que pretendía ser el nuevo rey del ladrillo, Josep Xicola, tiene cientos de expedientes abiertos en Hacienda, la Seguridad Social, Ayuntamientos y juzgados de lo

Foto: Xicola, ‘rey del ladrillo’, arrastra cientos de denuncias del Fisco, empleados y proveedores
Xicola, ‘rey del ladrillo’, arrastra cientos de denuncias del Fisco, empleados y proveedores

El que pretendía ser el nuevo rey del ladrillo, Josep Xicola, tiene cientos de expedientes abiertos en Hacienda, la Seguridad Social, Ayuntamientos y juzgados de lo social y lo civil. Xicola, que el pasado viernes fue detenido por los Mossos d’Esquadra en una vivienda de lujo de la costa barcelonesa, controlaba unas cincuenta empresas, de las que una treintena arrastran deudas millonarias. La Policía Autonómica catalana, que le seguía los pasos desde hace meses, sospecha que la red que había creado Xicola ha logrado estafar más de 25 millones de euros.

 

La perla del imperio de Xicola era Fincas Corral, la gran inmobiliaria que compró a mediados del año 2008. Y es ahí donde se concentra la mayor parte de la deuda. Según datos a los que ha tenido acceso El Confidencial, esta compañía tiene 82 expedientes abiertos en Hacienda, 275 expedientes en la Seguridad Social (a la que debe más de 717.000 euros) y denuncias por deudas de 13,5 millones de euros. Otra empresa filial, Fincas Corral Informática, tiene también media docena de expedientes en el fisco, nueve en la Seguridad Social y arrastra deudas por casi 200.000 euros en los juzgados. Según las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, cuando Xicola se hizo con la inmobiliaria, las deudas reconocidas eran de sólo 11,4 millones de euros.

Otra empresa de Xicola, Análisis Desarrollo y Gestión Empresarial, debe más de 440.000 euros a proveedores y trabajadores, además de tener dos embargos del Ayuntamiento de Lérida. Esta sociedad, dedicada a la comercialización de productos dietéticos y farmacéuticos, tiene su sede en el domicilio particular del empresario, ubicado en la selecta localidad costera de Cabrils. La firma fue la utilizada para hacerse con Fincas Corral, por lo que amplió su objeto social a la promoción inmobiliaria.

La red del empresario catalán se ramifica en compañías de todo tipo, eminentemente inmobiliarias, pero también aseguradoras, consultoras o de otra índole. Gestincor Consultores, por ejemplo, dedicada al asesoramiento financiero, jurídico, contable, fiscal, además de funcionar como agente de propiedad inmobiliaria, debe a la Seguridad Social 57.000 euros, y tiene 13 expedientes del fisco y denuncias en los juzgados por deudas de 270.000 euros. Y Karalia Gestión Inmobiliaria, controlada por Análisis Desarrollo y Gestión Empresarial, debe más de 253.000 euros.

Se trata, en resumen de una larga lista de compañías que, en mayor o menor medida, acumulan denuncias en los juzgados de lo civil, de lo social o que tienen sanciones e Hacienda, de la Seguridad Social o de Ayuntamientos de toda España. Bodegas del Norte de Granada, por ejemplo, tiene seis expedientes abiertos en la Agencia Tributaria, seis en la Seguridad Social y denuncias de trabajadores y proveedores.

Una red de confianza

Para realizar las operaciones financieras, Xicola se valía de algunas personas de confianza. Su estrategia consistía en quedarse con compañías en crisis. A cambio de exonerar de todas las cargas -laborales, financieras, legales, etcétera,- a sus propietarios, compraba las sociedades a un precio simbólico, pero pedía a cambio un 3% en efectivo del total de las deudas de la compañía. Ese dinero pasaba automáticamente a engrosar su patrimonio. Luego, liquidaba los activos de la compañía evitando pagar a proveedores y empleados, levantando el vuelo y desapareciendo de escena. Mediante esta técnica, se hizo un patrimonio considerable que incluía un Ferrari, un Mercedes descapotable y un todoterreno de lujo, además del inmenso chalet de Cabrils.

Una de las personas de confianza de Xicola, Francisca María Flores, de 40 años, que también ha sido detenida, había asumido responsabilidades en algunas de las sociedades que el avispado empresario había comprado, como broker de Financiación Hipotecaria, la propia Fincas Corral, Gestincor Consultora o Patrimonio Inmobiliario Empresarial.

Esta semana, tendrán que declarar ante la Policía dos ex empleados más de Xicola: Joan Batalla Juanola, el broker catalán de 30 años que pretendía comprar Air Comet hace pocas semanas, y Mayra Daga, de 26 años. Todos jóvenes y todos ambiciosos. Pero se da la circunstancia de que tanto Batalla como Daga denunciaron a Xicola por no pagarles los salarios tras la aventura fallida de Fincas Corral. Es más: en algunos círculos financieros se afirma que el empresario tiene inmejorables relaciones con la cúpula de Viajes Marsans y que, por eso, se frustró la operación de venta de Air Comet al fondo luxemburgués que representaba Batalla Juanola. Desde el entorno de éste se duda de tal interés, aunque se admite que Xicola podía estar planeando la compra de la aerolínea de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual. De momento, esta empresa no será para nadie. Bastante tiene Xicola con meditar sobre cómo salir de la cárcel.

Dirección de empresas