Es noticia
Menú
Málaga, epicentro de la guerra PP-PSOE con denuncias de enchufismo y acoso laboral
  1. España
  2. Andalucía
CUATRO MESES DE CAMPAÑA

Málaga, epicentro de la guerra PP-PSOE con denuncias de enchufismo y acoso laboral

Los partidos abren los cajones y tiran de casos para dañar la imagen de su adversario. El PP apuntó a presuntas irregularidades en la contratación de la secretaria de Empleo de Espadas y el PSOE pide que se aparte a un gerente municipal investigado

Foto: El portavoz y candidato del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, en la comparecencia en la que informó de novedades judiciales que afectan al equipo de Gobierno municipal. (PSOE de Málaga)
El portavoz y candidato del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, en la comparecencia en la que informó de novedades judiciales que afectan al equipo de Gobierno municipal. (PSOE de Málaga)

Quedan aún cuatro meses para las esperadas municipales y los dos principales partidos intensifican la precampaña tratando de debilitar judicialmente al adversario en unos comicios que PSOE y PP presentan como una primera vuelta de las generales que se celebrarán meses después. Una estrategia que en los últimos días está teniendo a Málaga como escenario destacado. Si días atrás era el secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, quien trataba de sortear las acusaciones de los populares sobre el presunto enchufismo en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) de su secretaria de Empleo, Isabel Aguilera; en las últimas horas eran los socialistas los que contraatacaban pidiendo la dimisión de un gerente municipal de la capital malagueña tras su imputación por presunto acoso laboral.

El candidato del PSOE al Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez, anunciaba en su perfil en redes sociales las novedades judiciales y cebaba una comparecencia posterior en la que solicitó al alcalde, el popular Francisco de la Torre, aparte al gerente de Smassa, Manuel Díaz Guirado, de sus funciones en la empresa municipal de aparcamientos tras ser citado como investigado en una causa por prevaricación administrativa y acoso laboral.

Foto: Pedro Sánchez, con el alcalde de Sevilla y candidato del PSOE, Antonio Muñoz, en el acto de la capital andaluza. (EFE/José Manuel Vidal)

“Vimos claro que lo denunciado por la ex jefa de la Oficina Técnica era un presunto amaño de contrato público por valor de más de 12 millones de euros con la construcción del aparcamiento soterrado de Pío Baroja en El Palo, una supuesta manipulación para que las empresas se saltaran todos los plazos y que el parking estuviera listo antes de las elecciones municipales”, sostuvo Pérez para avalar la solvencia de una investigación a la que considera que debe seguir un paso al frente de la única edil de Ciudadanos, Noelia Losada, que gobierna en coalición con el PP. Al alcalde y su partido les acusó de haber convertido el Consistorio en su “chiringuito”.

El dirigente socialista recogía ante los medios el fruto de un trabajo de oposición que culminó con una denuncia en los tribunales que le permitirá marcar los tiempos políticos de la investigación judicial. Esta circunstancia hace pensar que el caso será recurrente en la agenda electoral de aquí a los comicios locales si De la Torre no cesa a su cargo de confianza. Aunque nada hace presagiar que el regidor vaya a ceder a las pretensiones del PSOE después de que el comienzo de este mandato estuviese marcado por otra causa de la que finalmente salieron indemnes dos ediles y su gerente de Urbanismo. Entonces se investigaban delitos de tráfico de influencias y falsedad documental sobre los que la Fiscalía Anticorrupción concluyó que no existía ni constancia indiciaria de la implicación de estos dirigentes en los hechos denunciados.

El PP asegura que el PSOE “se ha tirado al barro […] sin base ni argumento alguno”

El concejal del Área de Movilidad, José del Río, fue el encargado en responder al PSOE y mostró su extrañeza porque sea el portavoz de este partido el que, “una vez más”, esté anunciando los pasos dados por la justicia. “Nos alegra que los tribunales estén trabajando para aclarar este asunto. Somos los primeros que queremos que el juzgado obtenga todo lo que necesite para cerrar de una manera definitiva este tema”, señaló el edil, que reclamó celeridad en las declaraciones porque “se comprobará que no hay nada”.

Del Río reiteró la confianza” en el gerente de Smassa e incidió en que la Comisión Externa de Acoso “dejó claro” que no se produjo ninguna acción reprochable de este tipo. Para el PSOE, todo vale”, ha afeado, antes de señalar que el líder de la oposición “se ha tirado al barro […] sin base ni argumento alguno”.

El recorrido que se presume a esta polémica, que también trata de capitalizar Izquierda Unida, transitará de forma paralela a la que afecta al socialismo malagueño y andaluz en relación a la Faffe y la secretaria de Empleo de Espadas. El máximo dirigente de los socialistas andaluces era interpelado en Fitur por las presuntas irregularidades en la contratación de su también portavoz del partido en Ronda. “Las cosas están muy claras. Cuando se discute o se duda de la capacidad profesional de una persona como Isabel Aguilera es que no se la conoce”, señaló en declaraciones a Diario Ronda.

El PP de Málaga anunció hace poco más de una semana que pedirá explicaciones por cómo la dirigente socialista obtuvo un puesto en la citada fundación, y posteriormente logró una plaza fija en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) en Ronda. Por ello adelantó que acudirá al órgano de Transparencia de la Junta de Andalucía para tener acceso a todos los expedientes relativos a este procedimiento.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (c), junto al presidente de Andalucía, Juanma Moreno (i), y el coordinador general del PP, Elías Bendodo. (EFE/Daniel Pérez)

Los dos casos ponen de relieve una dinámica que se repite con la llegada de cada campaña: los grandes partidos, principalmente, abren cajones y comienzan a airear querellas, diligencias judiciales o expedientes que puedan limar la imagen pública de su adversario de cara a la próxima cita con las urnas. Presuntos escándalos que, en mayor o menor medida, se servirán como capítulos en un intento de marcar la campaña electoral y que se hacen públicos de forma calculada. La viabilidad de estas denuncias la marcarán jueces, fiscales, interventores o instructores de expedientes, que serán los que —con su criterio, y en base a los hechos y pruebas— harán buenas las acusaciones lanzadas por las distintas formaciones políticas o las convertirán ruido político.

Quedan aún cuatro meses para las esperadas municipales y los dos principales partidos intensifican la precampaña tratando de debilitar judicialmente al adversario en unos comicios que PSOE y PP presentan como una primera vuelta de las generales que se celebrarán meses después. Una estrategia que en los últimos días está teniendo a Málaga como escenario destacado. Si días atrás era el secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, quien trataba de sortear las acusaciones de los populares sobre el presunto enchufismo en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) de su secretaria de Empleo, Isabel Aguilera; en las últimas horas eran los socialistas los que contraatacaban pidiendo la dimisión de un gerente municipal de la capital malagueña tras su imputación por presunto acoso laboral.

Partido Popular (PP) PSOE Investigación Noticias de Andalucía Campañas electorales Málaga