Es noticia
Menú
Una universidad de Sevilla reparte mantas entre sus profesores para combatir el frío
  1. España
  2. Andalucía
Se distribuirán hasta 1.000 unidades

Una universidad de Sevilla reparte mantas entre sus profesores para combatir el frío

Se trata de una medida complementaria al plan de ahorro energético y asociada al 25 aniversario de la Pablo de Olavide. Las mantas se devuelven el 1 de mayo y se usarán el curso próximo

Foto: Vista de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. (U. Pablo Olavide)
Vista de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. (U. Pablo Olavide)

Mantas para combatir el frío en una universidad pública. Desde este lunes y hasta abril, los profesores y el resto de trabajadores de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla podrán solicitar una manta para taparse si pasan frío. Es una medida complementaria al plan de ahorro energético de este centro público andaluz, que limita el uso de la calefacción para reducir hasta en un 30% el gasto de electricidad y que entró en vigor el pasado 1 de noviembre.

Las mantas son gratuitas, aunque hay que devolverlas antes del 1 de mayo con idea de "higienizarlas" y volver a usarlas el próximo invierno. Las mil unidades que se han confeccionado llevan impreso el logo de los 25 años de la fundación de esta universidad pública, que nació en 1997 y ocupa los edificios de la antigua Universidad Laboral, entre los términos municipales de Sevilla, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra.

Foto: Isabel Díaz Ayuso, en una fotografía de archivo. (EFE/Víctor Lerena)

La aplicación del decreto de ahorro energético estatal está detrás del plan aprobado por el rectorado de la UPO y que incluye "la conexión limitada de los sistemas de calefacción". Según el comunicado enviado por la universidad, cuando el plan salió adelante, los radiadores se encienden cuando la temperatura mínima sea inferior a 8 grados o cuando se den dos circunstancias: la temperatura mínima exterior esté por debajo de 12 y la temperatura máxima por debajo de 20. También se limita el horario, ya que solo podrá estar encendida, entre las 07:00 y las 12:00 y entre las 16:00 y las 20:00.

Cualquiera que haya estudiado en Sevilla en los últimos 25 años y ha pasado por las aulas de la UPO ha escuchado bromas sobre la localización de las facultades, alejadas de los núcleos urbanos y rodeada de campo. Su biblioteca, que abre los fines de semana y cuenta con grandes zonas de aparcamiento, es zona habitual de peregrinaje en época de exámenes para estudiantes de la capital andaluza. Ahora se suma esta peculiaridad, que también ha provocado comentarios jocosos entre los trabajadores que han recibido por correo electrónico la noticia sobre el servicio de préstamo de mantas.

La calefacción solo se enciende de 07:00 a 12:00 y de 16:00 a 20:00, si hace menos de 8 grados o si las mínimas bajan de 12 y las máximas de 20

"Si desean acceder a una de ellas, podrán realizar su petición a través de una solicitud de servicio al área de Administración de campus en la cola de reserva de material y, en su respuesta, se le indicará el lugar de recogida de la misma", apunta la notificación remitida a los profesores y al personal de administración y servicios. La medida parte del departamento de Campus Sostenible de la UPO, que dirige Antonio Gallardo, y que explica que la medida es paralela al plan de ahorro energético, aunque no está incluida en el mismo.

Según informa la UPO a EFE, las estimaciones son que el gasto eléctrico experimente un incremento de 2 millones de euros en 2023, lo que ha propiciado la activación del plan, que entró en vigor el 1 de noviembre y funcionará hasta el 31 de marzo. La Administración autonómica, de la que depende la Universidad Pablo de Olavide en última instancia, prevé multiplicar este 2023 su gasto en electricidad respecto al año pasado. En las cuentas que entraron en vigor el 1 de enero hay una partida de 210 millones para este gasto, mientras que en el Presupuesto de 2022 eran 105 millones de euros.

Mantas para combatir el frío en una universidad pública. Desde este lunes y hasta abril, los profesores y el resto de trabajadores de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla podrán solicitar una manta para taparse si pasan frío. Es una medida complementaria al plan de ahorro energético de este centro público andaluz, que limita el uso de la calefacción para reducir hasta en un 30% el gasto de electricidad y que entró en vigor el pasado 1 de noviembre.

Universidades Sevilla