Es noticia
Menú
Vox intenta seducir a Moreno en busca de una alianza contra los "golfos" del PSOE
  1. España
  2. Andalucía
APOYO A LOS PRESUPUESTOS

Vox intenta seducir a Moreno en busca de una alianza contra los "golfos" del PSOE

Los de Abascal se acercan al barón andaluz en una entente que quieren repetir en Madrid. El presidente mantiene un discurso más alejado de los intereses de Vox: andalucismo, igualdad de género y defensa de lo verde

Foto: Juanma Moreno y Manuel Gavira, portavoz de Vox, en una reunión en San Telmo. (Junta de Andalucía)
Juanma Moreno y Manuel Gavira, portavoz de Vox, en una reunión en San Telmo. (Junta de Andalucía)

Vox ya tiene una misión en Andalucía después de varios meses en una suerte de crisis de identidad. La marcha de Macarena Olona y la falta de influencia que les ha provocado la mayoría absoluta de Juanma Moreno dejó al partido de Abascal noqueado en la comunidad donde cimentaron su expansión nacional. Ahora no tienen la posición de fuerza, pero su nueva técnica pasa por acercarse al PP del barón malagueño para armar una alianza contra el PSOE, contrincante de ambos tanto en Andalucía como en Madrid.

"Señorías del PP, acompáñenos a una moción de censura". Así de explícito se mostró el portavoz adjunto de Vox en el Parlamento andaluz, Javier Cortés. El líder del partido en Sevilla es uno de los más destacados del equipo que dirige Manuel Gavira y se despidió así de la tribuna de la Cámara después de que el presidente, Jesús Aguirre, le retirase la palabra por haber llamado "golfos" a los diputados socialistas. Cortés provocó una sonora bronca en el antiguo hospital de las Cinco Llagas, sede del legislativo autonómico, y la actuación de Aguirre le ha generado críticas al exconsejero de salud desde Vox. Pero ese desencuentro no es un obstáculo para que el partido de Santiago Abascal ponga en marcha su nueva estrategia para intentar una alianza con el PP.

Foto: Juanma Moreno y Carolina España, consejera de Hacienda, conversan en el Parlamento andaluz en presencia de Antonio Sanz, consejero de Presidencia. (Cedida)

La primera pista la dieron cuando no presentaron la enmienda a la totalidad al Proyecto de Presupuestos de la Junta. Mantuvieron la incertidumbre hasta el final del debate de totalidad sobre las cuentas. Es cierto que el PP no necesitaba los 14 votos de Vox y el portavoz, Manuel Gavira, ya dijo que no apoyaría las enmiendas del PSOE, Por Andalucía y Adelante. La sorpresa se produjo cuando los diputados de Vox sumaron sus votos a los del PP para tumbar el veto de la izquierda. Y eso a pesar de que el mensaje de los de Abascal es que las cuentas que ha diseñado Carolina España, titular de Hacienda, no les gustan "porque no solucionan los problemas de Andalucía".

Gavira sí dejó caer durante su intervención en el Pleno su intento por armar esta alianza que, según entiende Vox, debe tener su eco en Madrid. El relato del dirigente gaditano consistió en ensalzar el pacto alcanzado en diciembre de 2018 "para echar a los socialistas corruptos del poder" y convertirlo en ejemplo de lo que debe ocurrir, según Vox, tras las elecciones generales de 2023 para que PP y Vox puedan ser "alternativa a Sánchez".

Al día siguiente, en la sesión de control, Gavira volvió a la carga, pero no logró más que un agradecimiento de Juanma Moreno. "Yo he intentado no echarme nunca en los brazos de nadie", se defendió el presidente de la Junta, que se zafó de las críticas de Vox por su defensa de la lucha contra el cambio climático. "Hay una conciencia medioambiental mayoritaria", zanjó el líder popular. Y es que el intento de Vox por seducir al barón andaluz llega en un momento en el que el presidente mantiene un discurso alejado de los postulados de sus antiguos socios preferentes.

Ni andalucismo ni cambio climático

Moreno ha puesto el foco en su "revolución verde", con viaje a la cumbre del clima incluido. Su Gobierno ha congelado la ampliación de los regadíos de Doñana, pero es cierto que avanza en la Lista, una norma urbanística más permisiva que la preexistente. También presume de andalucismo con la institucionalización del 4-D como Día de la Bandera de Andalucía y el reconocimiento que el PP ha apoyado en el Parlamento a Manuel José García Caparrós. La proposición aprobada el jueves en la Cámara regional, a propuesta de Adelante, contempla un desarrollo de la ley de Memoria Democrática autonómica que Vox quiere derogar.

Moreno muestra su compromiso con la lucha contra la violencia machista, pero no eliminará el teléfono contra la "violencia intrafamiliar" que pidió Vox

Resulta llamativo que Vox haya puesto en práctica su nueva apuesta justo antes de la semana en la que Moreno dejará ver ese andalucismo que en la izquierda le acusan de impostar. Pero también lo es que lo hayan hecho justo cuando se conmemora el Día de la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, que el Gobierno andaluz también celebra a pesar de que la consejera de Igualdad, Loles López, equiparó hace unos días la postura de Vox al respecto con la del PSOE y las otras fuerzas de izquierda.

Desde que Vox llegó al Parlamento andaluz no se pueden aprobar las declaraciones institucionales que la Cámara sacaba adelante hasta 2018 porque requieren el aval de todos los grupos y los de Abascal niegan que exista una violencia específica contra las mujeres por el hecho de serlo. El jueves, Moreno participó en el acto institucional que se celebró a las puertas de San Telmo y al día siguiente tuvo un acto de partido con Alberto Núñez Feijóo en Málaga por el 25-N. El gallego defendió que los avances en la materia se han producido gracias al consenso de "la sociedad", sin citar a Vox, mientras que el presidente de la Junta lamentó el "manoseo" que "algunos hacen" con esta "política de Estado", una crítica a la izquierda.

Foto: El político ultraderechista español Santiago Abascal. (EFE/Rogerio Florentino)

Cuando Vox era necesario para atar la mayoría, en la pasada legislatura, Moreno les hizo concesiones como las ayudas a entidades antiabortistas desde la Consejería de Salud y el teléfono de la "violencia intrafamiliar". Desde su puesta en marcha, en octubre de 2020, este teléfono ha recibido 1.421 llamadas, menos de dos al día. Sólo en 2021, el teléfono de atención a las mujeres recibió 39.588 comunicaciones, 108 al día. Pero estos datos no han hecho al Gobierno andaluz plantearse eliminar esta exigencia impuesta por los de Santiago Abascal en una de las negociaciones presupuestarias.

Vox ya tiene una misión en Andalucía después de varios meses en una suerte de crisis de identidad. La marcha de Macarena Olona y la falta de influencia que les ha provocado la mayoría absoluta de Juanma Moreno dejó al partido de Abascal noqueado en la comunidad donde cimentaron su expansión nacional. Ahora no tienen la posición de fuerza, pero su nueva técnica pasa por acercarse al PP del barón malagueño para armar una alianza contra el PSOE, contrincante de ambos tanto en Andalucía como en Madrid.

Juanma Moreno Vox Partido Popular (PP)