Es noticia
Menú
¿Gran dimisión en la Alhambra? No, solo los mismos recortes y la precariedad de siempre
  1. España
  2. Andalucía
FALTA DE PERSONAL

¿Gran dimisión en la Alhambra? No, solo los mismos recortes y la precariedad de siempre

Sindicatos y expertos extienden a las administraciones las críticas al sector privado del turismo: malas condiciones laborales y jornadas interminables

Foto: Una trabajadora limpia uno de los espacios de la Alhambra. (EFE/Pepe Torres)
Una trabajadora limpia uno de los espacios de la Alhambra. (EFE/Pepe Torres)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El verano en la Alhambra comenzó este junio con concentraciones de personal laboral pidiendo nuevas contrataciones. Hace apenas una semana el sindicato USTEA denunciaba que no se cubren bajas y se están denegando días de permiso acumulados, además de utilizar a personal de plantilla para sustituciones de forma ilícita, alegando necesidades del servicio. El monumento granadino, el más visitado de España con más de 2,7 millones turistas anuales antes de la pandemia, está falto de personal. ¿Gran Dimisión en la Alhambra? Expertos y sindicatos apuntan más bien a la precariedad de siempre en el sector turístico, de la que la administración sería más que partícipe.

placeholder Trabajadores de la Alhambra preparan su reapertura tras el confinamiento. (Reuters/Jon Nazca)
Trabajadores de la Alhambra preparan su reapertura tras el confinamiento. (Reuters/Jon Nazca)

Carmen Rodríguez Pérez, del ASP-USTEA, acusa al Patronato de la Alhambra de "falta de previsión" que pagan los actuales trabajadores. Su sindicato registró un escrito la semana pasada acusando al monumento de estar denegando días de compensación por horas y cubriendo bajas de forma irregular por falta de personal "por necesidades del servicio". "Se usa al personal indefinido no fijo discontinuo para cubrir bajas, de manera que generan horas extra que o bien se les tendría que pagar o compensarlas con días", explica la sindicalista. "Como se alega que no se van a pagar por problemas presupuestarios, se dice que se darían días, pero nunca llega. A efectos prácticos se usa a personal de plantilla como si fuese de sustitución".

El caso se refiere a los trabajadores que llevaban en situación de interinidad por vacante más de tres años, cuya situación cambió a partir de junio del año pasado por una sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a reconocer a una trabajadora de la limpieza del monumento como "indefinida no fija", lo que motivó una serie de denuncias y sentencias favorables a otros empleados en la misma situación. Esto obliga a que se los reconozca como parte de la plantilla y en igualdad de condiciones, cosa que no estaría ocurriendo.

Foto: 35.000 opositores se examinan para 277 plazas en el Ayuntamiento de Madrid. (EFE/Víctor Lerena)

El Patronato de la Alhambra y el Generalife depende directamente de la Junta de Andalucía y es la Consejería de Cultura la que nombra a su dirección general (actualmente Rocío Díaz, exconcejal del PP en Granada) y en su pleno están representados el propio Gobierno autonómico, el Ayuntamiento de Granada, diferentes direcciones generales de la Junta (Turismo, Patrimonio) e incluso el Ministerio de Cultura a través del Instituto de Patrimonio Cultural Español (IPCE, antiguo Instituto de Patrimonio Histórico). El gobierno de coalición PP-Cs presumía a principios de este año de ser el primero que aumentaba la plantilla del monumento en tiempos recientes, de 321 trabajadores en 2018 a 408 este 2022.

Rodríguez Pérez señala casos como la vigilancia de los espacios del monumento (palacios nazaríes, alcazaba, etc.), "la Relación de Puestos de Trabajo contempla 45 personas para cubrirlas, pero hay días que hay solo 11 personas en el cuadrante. Se deniegan días de compensación y demás para poder cubrir, pero aun así eso repercute en el funcionamiento del monumento, con colas y esperas más largas, y en su deterioro. Además, esos puestos no los puede cubrir cualquiera, la Alhambra no es cualquier espacio, hace falta experiencia. Que hace poco un turista se llevó un azulejo". En este caso se refiere al visitante español que fue sorprendido arrancando un pedazo de celosía del Patio de los Arrayanes el pasado octubre, siendo detenido.

placeholder Turistas visitan la Alhambra. (EFE/Pepe Torres)
Turistas visitan la Alhambra. (EFE/Pepe Torres)

Sobre este particular, fuentes del Patronato aseguran a El Confidencial que "el personal indefinido no fijo discontinuo tiene reconocidos todos los derechos que la normativa laboral y el VI Convenio Colectivo les otorga. El disfrute de permisos, licencias y compensaciones está sujeto a previa aprobación, para mantener siempre una adecuada prestación del servicio público. Lo anterior nada tiene que ver con la previsión de las contrataciones por oscilación de las necesidades de la producción motivadas por vacaciones, las cuales se han llevado a término en un número adecuado y suficiente, según las necesidades previamente previstas". La dirección del monumento no se pronuncia sobre denuncias concretas, como la de cubrir los turnos de vigilancia previstos para 45 personas con 11.

Ya el pasado verano de 2021, con la reapertura, los sindicatos acusaron al monumento de ampliar de forma "encubierta" la jornada al adelantar la apertura de la visita de algunos espacios para evitar aglomeraciones. Las quejas de falta de personal vienen desde la crisis de 2008 y organizaciones como USTEA extienden las críticas por mala gestión a las direcciones del PSOE. Consideran que, aunque no se haya recuperado la media de casi 7.000 visitas diarias prepandemia (en 2021 se registraron 1,1 millones de turistas), la Alhambra está "desbordada".

El modelo turístico y las administraciones

El economista especializado en turismo y empleo, Francisco Coll, esboza dos conclusiones: "la Gran Renuncia en turismo es real, no se está magnificando, los departamentos de recursos humanos lo están pasando realmente mal" y "el mayor generador de empleo precario de este país se llama Administración pública". Aunque no relaciona ambos fenómenos necesariamente, puesto que en el sector turístico la incidencia del empleo público es mínima, si cree que este "no es que se contagie de las prácticas del privado, es que las empeora. Y no es un gobierno en concreto, es una práctica administrativa que se ha dado con Rajoy o con Sánchez: la administración contrata muy precariamente, tiene la mayor tasa de temporalidad del empleo en España: el 32%".

Foto: Vista de una de las calles de Copenhague. (Getty/UCG/Giovanni Mereghetti)

Francisco Cabello, portavoz de hostelería y turismo del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Granada, coincide en su diagnóstico sin haberse escuchado el uno al otro: "La administración tiene totalmente asumida la precariedad del sector turístico. En primer lugar, contratando empresas externas y externalizando esa precariedad, pero luego dentro de la propia administración se produce lo que nosotros llamamos una "jornalerización" de los puestos de trabajo. Hacen contratos propios de cuando se trabajaba al jornal. La práctica habitual, lo admitan o no, es ir esperando que la gente más mayor, que tiene un puesto fijo, se vayan jubilando, y que la gente que va entrando, los jóvenes, lo haga con eventualidad, parcialidad y peores condiciones".

El sindicalista subraya que no es una excepción, sino la norma en el sector. "Yo no hablaría de Gran Renuncia, sino de que en sectores como la restauración o la hotelería la gente se ha hartado. Las condiciones laborales en el turismo no han cambiado ni con la reforma laboral ni con nada. Y hay personas que no aceptan jornadas de 12 o 14 horas, seis o siete días a la semana, por menos de mil euros. Se las buscan por otro lado, o se van de Andalucía".

Foto: Foto: Reuters/Hannah Beier.

Hace un perfil del trabajador que "huye" de esas condiciones: "Es el personal más joven, que además ya intuye el tipo de oferta. En Granada vemos que se piden muchos trabajadores menores de 25 o 30 años y con experiencia. Hablamos de gente que han estudiado en escuela de hostelería o tienen su carrera de turismo y varios idiomas y se encuentran con jornadas de 12 horas, guardias y que no llegan a 900 euros" señala Cabello. "Las respuestas son las de siempre: irse a otra región donde las condiciones sean mejores, buscar otra ocupación o buscar alternativa 'en negro' que no suponga el palizón físico de la hostelería, aunque ganen menos dinero".

El economista Coll añade que "esto no es una situación nueva, simplemente la pandemia lo ha hecho más evidente. Las condiciones que ofrece el sector no son atractivas para nadie y el problema es el modelo de turismo masivo de sol y playa, 'low cost', que asume hasta la propia administración en la parte que gestiona". Este modelo precario "no es rentable por ningún lado, o por lo menos no lo es para los trabajadores, porque los costes operativos 'low cost' se hacen recaer en ellos".

El verano en la Alhambra comenzó este junio con concentraciones de personal laboral pidiendo nuevas contrataciones. Hace apenas una semana el sindicato USTEA denunciaba que no se cubren bajas y se están denegando días de permiso acumulados, además de utilizar a personal de plantilla para sustituciones de forma ilícita, alegando necesidades del servicio. El monumento granadino, el más visitado de España con más de 2,7 millones turistas anuales antes de la pandemia, está falto de personal. ¿Gran Dimisión en la Alhambra? Expertos y sindicatos apuntan más bien a la precariedad de siempre en el sector turístico, de la que la administración sería más que partícipe.

Precariedad Noticias de Andalucía
El redactor recomienda