Es noticia
Menú
La debacle del PSOE andaluz dejaría a Juanma Moreno al borde de la mayoría absoluta
  1. España
  2. Andalucía
Encuesta de IMOP-Insights para EC

La debacle del PSOE andaluz dejaría a Juanma Moreno al borde de la mayoría absoluta

La caída de los socialistas por debajo del suelo de 2018 los coloca a 17,5 puntos de distancia del PP, que es primera fuerza en todas las provincias, logra 52 escaños y acerca a Moreno a la "mayoría suficiente" para gobernar solo

Foto: Imagen: EC Diseño.
Imagen: EC Diseño.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El PSOE de Juan Espadas se habría desfondado en el tiempo que ha pasado desde que Juanma Moreno convocó las elecciones en Andalucía del 19 de junio. Así lo muestra la encuesta que IMOP-Insights ha elaborado para El Confidencial y que apunta a que los socialistas podrían tener un suelo inferior al que dejó Susana Díaz en 2018. Esa caída permitiría a Juanma Moreno rozar la mayoría absoluta el próximo 19-J con un 39,5% de los votos y 52 escaños, a solo tres de los 55 que permiten controlar el Parlamento sin apoyos externos. El malagueño se quedaría a un punto de la cota más alta alcanzada por el PP en Andalucía, con Javier Arenas en 2012, pero podría mejorar en el número de parlamentarios respecto a hace una década.

Para encontrar una explicación a este resultado, hay que atender al dato que el sondeo otorga a los socialistas. El 22,4% de los votos de la candidatura que dirige Juan Espadas está 5,5 puntos por debajo del resultado de 2018, pero lo llamativo es que el PSOE se deja los mismos puntos en el mes y medio que ha pasado desde la primera oleada de esta encuesta, que se publicó el 27 de abril. La desmovilización que los socialistas han intentado evitar no ha hecho más que profundizarse, por lo que se quedarían con 29 escaños en la Cámara regional, cuatro menos que Susana Díaz.

La brecha abierta de 17,5 puntos que separa al PSOE del PP es la razón que permite a Juanma Moreno despegar y acercarse a los 55 escaños. El sistema electoral andaluz favorece a la primera fuerza en cada circunscripción, pero esta sale más beneficiada cuanto mayor sea la diferencia con la segunda fuerza. Los populares ganarían además en todas las provincias, incluida Sevilla, donde los socialistas jamás han perdido unas elecciones. Esta derrota donde el PSOE saca mejor resultado da cuenta del tamaño de la victoria que el sondeo pronostica para el actual presidente de la Junta y candidato a la reelección.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Los 52 escaños del PP, aunque el sondeo contempla una horquilla de 50 a 53 asientos azules, representarían la "mayoría suficiente" a la que Juanma Moreno viene apelando constantemente durante la campaña. Pero es cierto que necesitaría alcanzar algún acuerdo para la investidura y para poder gobernar y aprobar su agenda legislativa. La opción de Ciudadanos se presenta remota, ya que el sondeo deja a los naranjas al borde de la desaparición, con un 3,6% de los votos y un escaño, el de Sevilla, que conservaría, no sin dificultades, Juan Marín. Después de ser la tercera opción más votada hace tres años y medio, Ciudadanos queda prácticamente eliminado del tablero, para beneficio del PP.

El buen dato de Juanma Moreno taponaría además el crecimiento de Vox, que lograría un 13,4% de los votos y 15 escaños. Son tres más que los 12 con los que la formación de Santiago Abascal irrumpió en las instituciones en España en las andaluzas de 2018. Entonces se quedaron bajo el radar de las encuestas, pero ahora quedarían por debajo de las expectativas después de haber apostado fuerte por una candidata de relumbrón. La campaña de Macarena Olona no habría mejorado los números de la primera oleada de la encuesta ni permite a Vox dar el salto que pretendía, pero la formación insiste en que no cederá sus votos al PP, salvo que acabe entrando en la Junta. Lo cierto es que es Moreno quien tendría la posición de fuerza en una negociación, según las tendencias que esbozan las dos encuestas electorales de El Confidencial.

El sondeo prevé una mejora para las fuerzas a la izquierda del PSOE respecto a la oleada de finales de abril, pero la ruptura de la unidad de 2018 perjudicaría el reparto de escaños. A pesar de que Por Andalucía y Adelante Andalucía sumarían el 15,2% de los apoyos, solo aspiran a 12 escaños, nueve para la coalición de Podemos, IU, Más País, Equo, Iniciativa y Alianza Verde y tres para el partido de Teresa Rodríguez. Son cinco escaños menos que hace tres años y medio, cuando se presentaron juntos en la versión original de Adelante, cuando recogieron el 16,2% de los votos, siendo la fuerza a la izquierda del PSOE con mejores números hasta el éxito logrado por Más Madrid en las autonómicas de mayo de 2021. En cualquier caso, aunque acusan la fragmentación, es Por Andalucía quien se lleva la mayor parte de la tarta de 2019, con el 41% de los votantes, frente al 22% que se queda con Rodríguez.

Foto: Así quedan las encuestas de las elecciones en Andalucía: el PP y Vox, la suma de Gobierno más probable (EFE/PP/Morón)

Un PP casi transversal

El buen comportamiento del PP concuerda con la alta fidelidad de sus votantes de 2018 (83%), pero sobre todo con su capacidad de atracción en el resto de caladeros. Hay que recordar que hace tres años y medio el PP se quedó en el peor resultado de su historia, por lo que el crecimiento debe proceder de otros partidos. En el lado contrario está Cs, que solo conserva a un cuarto de los suyos (26%) y ve fugarse a 320.000 votantes hacia los populares. A ellos hay que sumar, en beneficio del PP, a 144.000 personas que optaron por el PSOE hace tres años y medio y 123.000 de Vox, pero también a la mayor parte de los nuevos electores y a los abstencionistas.

El PSOE lograría su peor dato por la citada fuga hacia Moreno, pero también porque solo es capaz de mantener a seis de cada 10 votantes de 2018 (59%) y hay otros 20.000 que optan por las fuerzas a su izquierda. Los 53.000 votantes que le llegan de la hecatombe de Ciudadanos no compensan estas pérdidas, a pesar de las llamadas al voto de centro con que Espadas comenzó su campaña. Es llamativo ver cómo Vox, que suele tener una alta tasa de fidelidad, solo retiene al 60% de sus electores de 2018. La salida de votantes de Vox hacia el PP se mitiga con la llegada de 50.000 apoyos desde Ciudadanos y de la movilización que recibe de la abstención.

El mal resultado que la encuesta prevé para los socialistas y el crecimiento limitado de Vox tienen que ver con la buena percepción del Gobierno de Moreno, que tiene una gestión buena o muy buena para el 56,9% de los encuestados. Aunque son casi 10 puntos menos que en la oleada de abril, el Ejecutivo de PP y Cs conserva buena nota incluso entre los socialistas, que aprueban su gestión hasta en un 41%.

Esta buena percepción se traslada también a la nota que recibe Juanma Moreno, que es el político más valorado de la comunidad (6,2) y solo suspende entre aquellos que recuerdan haber votado a Adelante Andalucía en 2018 (4,2). Los socialistas le dan un 5,2, pero hay que tener en cuenta que los afines a Vox elevan su nota al 6,8. Atendiendo al autoposicionamiento ideológico, resulta llamativo que sean los ciudadanos de extrema derecha quienes mejor valoran al presidente de la Junta (8,1), incluso mejor que entre los votantes que se dicen de derechas (7,5), que es el lugar del espectro ideológico donde los andaluces colocan a Juanma Moreno.

La visión transversal de Juanma Moreno genera un efecto positivo incluso en la participación, ya que quienes dan mejor puntuación al presidente, aprueban la gestión del Ejecutivo autonómico y son más optimistas con la situación actual de Andalucía son los que están más dispuestos a acudir a las urnas. Esta predisposición hace suponer que el aumento de la participación que prevé el sondeo, entre siete y nueve puntos más que en 2018, procederá de los votantes que tienen en mente optar por Juanma Moreno el 19-J.

Ficha técnica

Universo: personas de 18 años y más censadas y con derecho a voto en las elecciones autonómicas.

Diseño muestral: aleatorio estratificado no proporcional por provincia y proporcional en cada provincia por tamaño de municipio. Control de cuotas por sexo y edad del entrevistado y por provincia.

Tamaño muestral: 1.251 entrevistas.

Margen de error de muestreo: para el total muestral no segmentado, ±2,9 puntos porcentuales para p=q=50 % y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 8 al 10 de junio de 2022.

Técnica de entrevista: telefónica, asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 50% de las entrevistas se realizaron a individuos localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: al finalizar el campo, el fichero de datos se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad x provincia; provincia x tamaño de municipio y equipamiento telefónico en el hogar.

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, S.A. IMOP Insights se acoge al código internacional CCI-Esomar para la práctica de la investigación social y de mercados. IMOP Insights cumple con los requisitos establecidos de las normas ISO 9001 y UNE-ISO 20252. IMOP Insights está adherido al código Codim.

El PSOE de Juan Espadas se habría desfondado en el tiempo que ha pasado desde que Juanma Moreno convocó las elecciones en Andalucía del 19 de junio. Así lo muestra la encuesta que IMOP-Insights ha elaborado para El Confidencial y que apunta a que los socialistas podrían tener un suelo inferior al que dejó Susana Díaz en 2018. Esa caída permitiría a Juanma Moreno rozar la mayoría absoluta el próximo 19-J con un 39,5% de los votos y 52 escaños, a solo tres de los 55 que permiten controlar el Parlamento sin apoyos externos. El malagueño se quedaría a un punto de la cota más alta alcanzada por el PP en Andalucía, con Javier Arenas en 2012, pero podría mejorar en el número de parlamentarios respecto a hace una década.

Juanma Moreno Partido Popular (PP) Adelante Andalucía Teresa Rodríguez Elecciones Andalucía PSOE Vox