Es noticia
Menú
Los barones del PSOE se lanzan contra la gestión del PP para impulsar la "remontada" de Espadas
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas

Los barones del PSOE se lanzan contra la gestión del PP para impulsar la "remontada" de Espadas

Los socialistas sacan músculo con un discurso centrado en la labor de los gobiernos regionales que salieron de las elecciones de 2019 y "cosieron los rotos de la derecha". Desde el PP insisten en la división existente en el Gobierno

Foto: Juan Espadas, con Guillermo Fernández Vara, en Córdoba. (EFE)
Juan Espadas, con Guillermo Fernández Vara, en Córdoba. (EFE)

Gestión autonómica para confrontar los modelos de PP y PSOE y conjurar una "remontada" del PSOE de Juan Espadas. Los socialistas han desplegado este domingo su músculo territorial con siete de los nueve presidentes autonómicos que salieron de las elecciones de 2015 y 2019 en un acto en Córdoba. Cinco de esos siete barones regionales sustituyeron a gobiernos populares y se han dedicado a contar cómo "cosieron los rotos de la derecha", en palabras de Eva Granados, portavoz socialista en el Senado. La catalana ha hecho las veces de moderadora en este foro autonomista en el que también han estado las ministras de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y Defensa, Margarita Robles.

Juan Espadas aspira a imitar a Ximo Puig, Guillermo Fernández Vara, Concha Andreu, Francina Armengol y Javier Lambán. Los líderes de la Comunidad Valenciana, Extremadura, La Rioja, Baleares y Aragón sucedieron a un gobierno del PP. El caso del extremeño es además similar al de Espadas, ya que fue desalojado de la Junta después de décadas de gobiernos socialistas. "Todas las encuestas le daban mayoría absoluta en 2015 al PP y aquellas elecciones las ganó el PSOE", ha recordado Fernández Vara para luchar contra una de las losas que están llevando los socialistas andaluces en esta campaña: las malas expectativas de Espadas en los sondeos que van publicándose.

Foto: Juan Espadas, candidato del PSOE andaluz, en la sede socialista de Sevilla. (F. R.)

"Lo que montamos se desmonta en un pispás", ha dicho la riojana Concha Andreu, que asegura que se encontró "la sanidad desmantelada" cuando llegó en 2019. Andreu sucedió a José Ignacio Ceniceros, un presidente del PP "que parecía bueno, que no se metía en líos", ha dicho en un dardo a Juanma Moreno. "Se ha puesto de perfil", ha abundado la balear Francina Armengol, que ha acusado al líder popular de "canjear derechos" a cambio del apoyo de Vox a los presupuestos de la Junta. En esta idea ha abundado Espadas, que ha acusado al Moreno de "vender a las mujeres" a cambio del apoyo de la formació de Santiago Abascal.

Esta "masterclass de liderazgo autonómico", como la ha calificado Espadas, ha servido también a los socialistas para sacar pecho de los 37 años de gobiernos autonómicos. Esto, que es un problema para el PSOE andaluz por el recuerdo de los casos de corrupción y las luchas internas, no lo ha sido para el aragonés Javier Lambán, que ha hablado del "milagro andaluz" después de "40 años de gobernanza socialista, desde Rafael Escuredo a Susana Díaz".

El valenciano Ximo Puig también ha tirado de historia para reivinidicar el 28 de febrero y el papel de Andalucía en la construcción del estado de las autonomías. "Sin el 28 de febrero tendríamos una España de dos velocidades", ha señalado el presidente de la Generalitat Valenciana. Poco antes, Lambán ha dejado ver ese "puzzle de pluralidad" que es el PSOE, en palabras de Espadas, con una crítica a las comunidades "que más viven en el agravio" y una defensa del título VIII de la Constitución, que ha permitido avanzar a "castellanos, aragoneses y andaluces".

Foto: Juan Espadas, en Torredelcampo (Jaén), donde usó por primera vez el lema "si votamos, ganamos". (EFE/José Manuel Pedrosa)

El recuerdo del 28-F es a lo que apelan los socialistas para conjurarse contra las encuestas. "Quieren intoxicarnos para desanimarnos", ha dicho el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón. El canario Ángel Víctor Torres, por su parte, ha defendido las becas impulsadas por los gobiernos socialistas de Felipe González. También al presidente sevillano ha aludido la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, que se ha acordado de la Expo 92 o la llegada del AVE para defender la herencia socialista. "Somos el partido que más tiempo ha gobernado en España", ha recordado esta castellana para ensalzar la gestión de su partido, en contraposición de Juanma Moreno, a quien ha acusado de "esconderse" en la gestión de la pandemia de Covid-19.

"¿Sabéis la diferencia entre Moreno Bonilla y los presidentes que tenemos aquí? Que estos ejercen sus competencias", ha espetado Juan Espadas, que ha vuelto a atacar al líder del PP andaluz por pedir el voto a antiguos votantes socialistas. Este es uno de los retos del PSOE en esta recta final de las elecciones, aunque en el equipo del candidato niegan los números que indican las encuestas, que cifran el trasvase al PP más de 100.000 votantes que optaron por Susana Díaz en las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018. Ese optimismo, no obstante, contrasta con el reconocimiento de que van por detrás de PP en los sondeos, ya que el propio Espadas ha apelado a una "remontada" en los cinco días que quedan de campaña.

La división en el Ejecutivo

Por su parte, el líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, ahondó en la división interna del Ejecutivo y volvió a agitar el fantasma de la desmovilización para que los suyos no se confíen y acudan a votar el próximo domingo. En un marco de encuestas favorables, el presidente del PP insistió en que "todavía" no han ganado nada y cargó duramente contra las diferencias que, en el seno del Gobierno, han mostrado esta semana PSOE y Unidas Podemos.

Foto: El presidente del PP de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/José Manuel Vidal)

"No importa el asunto de relevancia o la urgencia del asunto para acreditar que este Gobierno está roto, y que está dividido y que es especialista en discutir entre sí y no en traer soluciones para todos", manifestó Feijóo desde Cádiz, donde insistió en las críticas contra el Ejecutivo: "La fragmentanción dificulta la gobernabilidad y alienta los chantajes de las minorías. España no puede estar gestionada por aquellos que no creen en España",

Gestión autonómica para confrontar los modelos de PP y PSOE y conjurar una "remontada" del PSOE de Juan Espadas. Los socialistas han desplegado este domingo su músculo territorial con siete de los nueve presidentes autonómicos que salieron de las elecciones de 2015 y 2019 en un acto en Córdoba. Cinco de esos siete barones regionales sustituyeron a gobiernos populares y se han dedicado a contar cómo "cosieron los rotos de la derecha", en palabras de Eva Granados, portavoz socialista en el Senado. La catalana ha hecho las veces de moderadora en este foro autonomista en el que también han estado las ministras de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y Defensa, Margarita Robles.

PSOE Barones del PSOE Ximo Puig Elecciones Andalucía Guillermo Fernández Vara Susana Díaz Javier Lambán Concha Andreu
El redactor recomienda