Es noticia
Menú
Yolanda Díaz confirma su "paso adelante para ganar España" y trata de espolear a Por Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas

Yolanda Díaz confirma su "paso adelante para ganar España" y trata de espolear a Por Andalucía

"En 2018 no ganaron ellos, perdimos nosotras", defiende la vicepresidenta del Gobierno en su desembarco en la campaña andaluza, con Inma Nieto pidiendo el voto para superar al PSOE como ocurrió en Madrid y en Galicia

Foto: Yolanda Díaz e Ione Belarra se abrazan en el mitin de Por Andalucía en Córdoba.
Yolanda Díaz e Ione Belarra se abrazan en el mitin de Por Andalucía en Córdoba.

Yolanda Díaz sabe que es el as en la manga de Por Andalucía para las elecciones del próximo 19 de junio, pero también que la plataforma creada para las elecciones andaluzas le puede seguir de trampolín para su proyecto estatal. "Estoy dispuesta a dar un paso para ganar España", dijo en su desembarco en la campaña del 19-J entre llamadas a la movilización. Aunque la ministra de Trabajo y vicepresidenta del Gobierno tardó en implicarse públicamente en el proyecto de Por Andalucía, ha dado un paso adelante en su primer mitin con la coalición, a pesar de las suspicacias que hay respecto al papel de Podemos en esta nueva partida.

"Hay que confiar en Por Andalucía, en la gente que une y suma" reclamó en el mitin de Por Andalucía Enrique Santiago, secretario general del PCE y también secretario de Estado de la Agenda 2030. El dirigente comunista, que ha hecho muchas veces de correa de transmisión entre las fuerzas de la coalición andaluza. El paso adelante de Díaz confirma que el espacio creado en Andalucia para el 19-J, aunque lo haya negado la misma Yolanda Díaz en alguna ocasión, ha servido de banco de pruebas del proyecto de la vicepresidenta, que echará a andar el próximo 8 de julio.

El abrazo entre Ione Belarra y Yolanda Díaz fue uno de los puntos álgidos del mitin, sobre todo después del último conflicto interno de la formación. El cese de Amanda Meyer, dirigente de IU Andalucía, como jefa de gabinete de Irene Montero hizo temblar el pacto de no agresión firmado cuando se cerró la coalición andaluza, a mediados de mayo. Y hay que tener en cuenta que no habrá foto del reencuentro de los líderes de Podemos y Más País después de que Belarra y Errejón vayan a sucederse en los mítines con la ministra de Trabajo en este fin de semana. En cualquier caso, las llamadas a la unidad estuvieron presentes en casi todos los discursos, con especial hincapié en el de Antonio Maíllo, exlíder de IU Andalucía, que dejó la política en 2019 y volvió este sábado a un mitin recordando que, en 2018, Susana Díaz convocó unas elecciones para ganar y acabó perdiendo.

Foto: La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. (EFE/Javier Lizón) Opinión

Tres años y medio después de aquellos comicios, la coalición de izquierdas que forman Podemos, IU, Más País, Equo, Alianza Verde e Iniciativa por Andalucía ha colocado a la vicepresidenta del Gobierno como revulsivo en el ecuador de la campaña. Y la política gallega ha respondido con la gestión del Ejecutivo central y una llamada a la movilización. "No renunciéis a votar por muy cabreados que estéis", exclamó Díaz, consciente de que las encuestas están en contra. Y reconoció que "en 2018 no ganaron ellos, perdimos nosotras", en referencia a la abstención de 700.000 votantes de izquierdas (entre PSOE y Adelante), lo que facilitó la suma de PP, Ciudadanos y Vox para que Juanma Moreno fuera el primer presidente no socialista de Andalucía.

Es novedoso que en un mitin de la izquierda en unas elecciones andaluzas haya ministros y los intervinientes defienden la gestión del Gobierno central. "Acordaos que tuvimos una ministra de Empleo, Fátima Báñez, que se encomendó a la Virgen del Rocío para bajar al paro", ha dicho Juan Antonio Delgado, número uno por Cádiz, que después ha defendido la labor de Yolanda Díaz en el Ministerio de Trabajo. "El paro se baja con la reforma laboral, que con la Virgen del Rocío tarda", ha bromeado el diputado, que forma parte de Podemos, pero que se presenta como independiente tras el acuerdo de última hora que dejó a los morados sin poder registrar la coalición a seis.

Foto: Yolanda Díaz e Inma Nieto, candidata de Por Andalucía, en una imagen de la campaña de la coalición.

La propia Díaz sacó pecho de su reforma laboral que "las derechas" han llevado al Tribunal Constitucional y amenazan con tumbar. Y lo hizo en clave andaluza, aludiendo a la conversión en fijos discontínuos de los trabajadores agrícolas. "Decían que en el campo no se podía aplicar la reforma laboral", abundó la política gallega, que se esforzó en desmontar el discurso económico del Gobierno de Juanma Moreno, algo en lo que también insistió Inma Nieto, que aludió al pacto de Moreno con Vox en 2018. Y de esa idea tiró también Ione Belarra, que llamó a los asistentes a "recordarle a todo el mundo que Juanma Moreno fue el primer barón del PP que pactó" con la formación de Santiago Abascal.

La líder morada sacó pecho del "mejor Gobierno que podría tener nuestro país", pero también del papel que tuvo Unidas Podemos en la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a La Moncloa. Belarra. "La gente sabe quién está haciendo las políticas más valientes", dijo la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, que fue la más dura contra el PSOE. "Cuando le toca mirar a los poderosos les tiemblan las piernas", espetó Belarra. Díaz evitó el envite con sus socios socialistas, pero recordó a los asistentes que el subdesarrollo de Andalucía no es "una catástrofe natural", sino resultado de "décadas de bipartidismo".

Foto: La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en una concentración de trabajadoras del hogar. (EFE/Zipi)

La coalición de izquierdas ha reunido a unas 2.500 personas, según los organizadores, en el teatro de la Axerquía de Córdoba. La elección del enclave no es casualidad, ya que fue dónde Julio Anguita presentó Convocatoria por Andalucía, el germen que acabó convirtiéndose en Izquierda Unida. Con la familia del llamado 'califa rojo' se reunió Yolanda Díaz antes del mitin en una suerte de peregrinación para conjurar la herencia del político cordobés. Delante de la viuda de Anguita, Agustina Muñoz, la candidata de la coalición, Inma Nieto, ha hablado por primera vez en esta campaña de la posibilidad de que Por Andalucía supere al PSOE. La algecireña ha recordado lo que ocurrió en las elecciones madrileñas de 2021 y las gallegas de 2020 con Más Madrid y el BNG, consciente de las malas expectativas de los socialistas que lidera Juan Espadas, aunque estén condenados a entenderse.

"Esta coalición la hemos hecho dando muchas puntadas", ha dicho Nieto en una llamada a la unidad de las fuerzas que forma Por Andalucía después de un viaje complejo y que estuvo a punto de fracasar. Y pese a las llamadas a la unidad, la política algecireña lanzó un par dardos a sus antiguos compañeros de Adelante Andalucía, con quien se disputan el voto a la izquierda del PSOE. "No queremos melancolía ni agravio", dijo Nieto, que se acordó del PA de Alejandro Rojas Marcos que quería "tener voz en Madrid", una de las reivindicaciones más repetidas por Teresa Rodríguez.

Yolanda Díaz sabe que es el as en la manga de Por Andalucía para las elecciones del próximo 19 de junio, pero también que la plataforma creada para las elecciones andaluzas le puede seguir de trampolín para su proyecto estatal. "Estoy dispuesta a dar un paso para ganar España", dijo en su desembarco en la campaña del 19-J entre llamadas a la movilización. Aunque la ministra de Trabajo y vicepresidenta del Gobierno tardó en implicarse públicamente en el proyecto de Por Andalucía, ha dado un paso adelante en su primer mitin con la coalición, a pesar de las suspicacias que hay respecto al papel de Podemos en esta nueva partida.

Yolanda Díaz Ione Belarra Elecciones Andalucía