Es noticia
Menú
Los partidos politizan el incendio de Pujerra, talón de Aquiles de Juanma Moreno
  1. España
  2. Andalucía
CONFLICTO LABORAL

Los partidos politizan el incendio de Pujerra, talón de Aquiles de Juanma Moreno

Ni 24 horas tardaron los partidos en utilizar lo ocurrido en Málaga, peregrinando a la zona y atacando al presidente andaluz, que en toda la legislatura no ha sabido gestionar los problemas de los bomberos forestales

Foto: Un vecino observa el avance del fuego. (EFE)
Un vecino observa el avance del fuego. (EFE)

La tentación era demasiado fuerte como para no dejarse arrastrar por ella. Y más, en campaña. No habían transcurrido ni 24 horas desde que se desatase el incendio de Pujerra, para que el Puesto de Mando Avanzado ubicado en Benahavís se convirtiera en lugar de peregrinación de políticos. El presidente andaluz, Juanma Moreno; su socio de Gobierno, Juan Marín; el principal adversario, Juan Espadas; la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, o la candidata de Vox, Macarena Olona. Todos ellos cancelaron convocatorias o hicieron huecos en sus agendas para situar este suceso medioambiental en el epicentro del debate electoral. Sus intervenciones de consternación y apoyo incluyeron reproches y descalificaciones hacia el Ejecutivo andaluz por la dotación de medios del Plan Infoca y la labor de prevención. Un frente que se reabre para Moreno a tan solo 10 días de la cita con las urnas, y con los bomberos forestales intensificando sus reivindicaciones. El lunes piensan dejarse ver en el último debate.

Los especialistas en extinción de incendios han sido el colectivo profesional que en más apuros ha puesto al Gobierno de PP y Ciudadanos. Después del acuerdo para mejorar las condiciones de sanitarios y docentes, con destacables incrementos salariales y aumentos de plantilla, los miembros del Infoca monopolizaron la contestación laboral. Con cierta asiduidad, se han manifestado a las puertas de San Telmo exigiendo, entre otras reivindicaciones, el fin de la inestabilidad, un dispositivo antiincendios desplegado durante todo el año y otras mejoras laborales. Y sus apariciones mediáticas para denunciar decisiones del Ejecutivo andaluz con las que no estaban de acuerdo han sido regulares.

Foto: Bomberos del Infoca en un incendio forestal en Bonares (Huelva). (EFE)

Sonada fue la bronca por las conclusiones de la auditoría de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de Andalucía (Amaya) —ente instrumental de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, que gestiona el Plan Infoca—, en las que se animaba a una externalización y privatización de servicios que afectaría a una parte del personal. El Ejecutivo andaluz tuvo que guardar el informe de nuevo en el cajón y públicamente se comprometió a no desarrollarlo.

El último motivo de fricción, como informó este periódico, ha venido derivado del encaje de la nueva legislación laboral y la introducción del contrato de fijo discontinuo para dar de alta al personal de refuerzo de verano. Los sindicatos tildaron de “tomadura de pelo” el nuevo marco de contratación y afirmaron que 500 bomberos forestales verían empeoradas sus condiciones. La consejería del ramo negó estas acusaciones y destacó su política para estabilizar a una plantilla que en un porcentaje considerable está afectada por la temporalidad.

La efervescencia de la campaña había solapado todos estos conflictos. Llegando a opacar la acampada con que representantes de la CGT en la Amaya están escenificando una huelga que arrancó el 1 de junio sin el apoyo del resto de sindicatos. Pero el incendio desatado en Pujerra ha vuelto a revitalizar este conflicto y ha insuflado oxígeno al flanco izquierdo del espectro político andaluz en una campaña que transitaba con pocas expectativas para PSOE, Por Andalucía y Adelante Andalucía.

Dirigentes de estos tres partidos, así como organizaciones sindicales y colectivos ecologistas, se pusieron delante de los micrófonos, y activaron a sus equipos de comunicación, para explotar un asunto que genera desgaste en el candidato del PP y que nunca logró dominar durante la legislatura. El socialista Juan Espadas, que programó un viaje exprés para dejarse ver en Pujerra, aventuró un verano “muy complicado” por la política de inversiones del Gobierno andaluz en materia forestal. Teresa Rodríguez, cabeza de cartel de Adelante Andalucía, fue mucho más dura al asegurar que este fuego era producto de la “negligencia” de los populares, porque “podría haberse evitado”, ya que “la plantilla del Infoca lleva meses insistiendo en la necesidad de reforzar el cuidado de nuestros bosques durante todo el año”. La candidata de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, se mostró más comedida y dijo que cuando se sofoquen las llamas será el momento de pedir cuentas. Los reproches más gruesos salieron de boca de su número dos por Málaga, José Piña, que criticó “la falta de políticas de prevención” y “el despido [realmente son no renovaciones de contratos] de más de 1.000 bomberos forestales por parte de Juanma Moreno”. “Es muy significativo que este incendio se produzca mientras muchos están concentrados en San Telmo para reclamar estabilidad y condiciones dignas”, añadió.

Olona acudió a ver el trabajo de los profesionales de lo que ella califica como 'chiringuito'

Los únicos que no atacaron al presidente andaluz son sus hipotéticos posibles socios de gobierno: Ciudadanos y Vox. Así como Isabel Rodríguez, que, como Juan Marín y Macarena Olona, trazó un discurso institucional y de apoyo a los servicios de extinción. No le quedaba otra a la candidata de la formación verde, que días atrás avisaba de que iba a entrar con una motosierra para acabar con la llamada 'administración paralela' de la Junta y este jueves se enmendaba a sí misma para conocer la labor de los profesionales que trabajan en uno de los organismos que ella considera un ‘chiringuito’.

Más de 2.000 hectáreas arrasadas en el incendio de Sierra Bermeja

El presidente andaluz parecía intuir el daño que el conflicto laboral del Infoca puede causarle cuando lidera holgadamente las encuestas de estimación de votos y apuntaba, deseaba, que el incendio quedase controlado en su segunda jornada. A pesar de que en su equipo se muestran tranquilos y se afanan en potenciar su imagen de gestor, aduciendo que “su prioridad, y la de los consejeros, es el fuego”, lo cierto es que si el incendio sigue activo varios días más, la campaña se le puede hacer larga.

placeholder Macarena Olona, candidata de Vox, en su reunión con efectivos del Infoca. (EFE)
Macarena Olona, candidata de Vox, en su reunión con efectivos del Infoca. (EFE)

Se da por descontado que se colará en el debate que se celebra este lunes en Canal Sur, donde los gráficos y las cifras de contrataciones y adquisición de medios poco pueden hacer ante las imágenes del campo ardiendo y las voces de los representantes de los bomberos del Infoca. Dos de ellos, Antonio Alex y Sergio Blanco, delegados de la Unión Independiente de Trabajadores de Andalucía (UITA), denunciaron que los políticos que este jueves se desplazaban a Pujerra “deberían estar sentados en la mesa de negociación que está abierta, no en el incendio haciéndose la foto”. Reconocen el esfuerzo que ha hecho el Ejecutivo andaluz en la compra de vehículos y material, pero sostienen que la gran problemática del Plan Infoca, que se ha vuelto crónica, es la escasez de personal y su inestabilidad. “Me puedes comprar un bólido, pero si no hay quien lo conduzca...”, manifestaron a este periódico, antes de señalar que llevan años pidiendo que se aborden cuestiones como “la enfermedad profesional, la antigüedad, el coeficiente reductor, la segunda actividad…”.

UGT, por su parte, lamentó que “solo cuando hay un incendio se hable de los bomberos forestales y de Infoca” y que se utilice a sus trabajadores con “mero interés electoral y politizando la labor tan esencial que ejercen”.

Foto: Bomberos forestales del Plan Infoca, trabajando en un incendio en Huelva. (EFE)

Según pudo saber este periódico, las distintas organizaciones sindicales planean este lunes una concentración a las puertas de Canal Sur para escenificar su malestar ante los candidatos participantes en el último debate.

Las próximas horas serán claves para determinar si Juanma Moreno es capaz de capitalizar la situación y consolidar la imagen de solvencia que obtuvo en el incendio de Sierra Bermeja, construida a través de un relato con tintes épicos que era sustentado por una política de comunicación constante, o, por el contrario, las llamas calcinan parte de sus expectativas y reducen los diputados previstos. Para lograr la primera de las opciones, será clave el trabajo de los bomberos. Los mismos que se han convertido en su talón de Aquiles.

La tentación era demasiado fuerte como para no dejarse arrastrar por ella. Y más, en campaña. No habían transcurrido ni 24 horas desde que se desatase el incendio de Pujerra, para que el Puesto de Mando Avanzado ubicado en Benahavís se convirtiera en lugar de peregrinación de políticos. El presidente andaluz, Juanma Moreno; su socio de Gobierno, Juan Marín; el principal adversario, Juan Espadas; la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, o la candidata de Vox, Macarena Olona. Todos ellos cancelaron convocatorias o hicieron huecos en sus agendas para situar este suceso medioambiental en el epicentro del debate electoral. Sus intervenciones de consternación y apoyo incluyeron reproches y descalificaciones hacia el Ejecutivo andaluz por la dotación de medios del Plan Infoca y la labor de prevención. Un frente que se reabre para Moreno a tan solo 10 días de la cita con las urnas, y con los bomberos forestales intensificando sus reivindicaciones. El lunes piensan dejarse ver en el último debate.

Incendios Juanma Moreno Noticias de Andalucía
El redactor recomienda