Es noticia
Menú
La conjura de Dos Hermanas: Sánchez vuelve a sus orígenes para resucitar al PSOE
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas

La conjura de Dos Hermanas: Sánchez vuelve a sus orígenes para resucitar al PSOE

El presidente del Gobierno arropará a Juan Espadas en la ciudad donde anunció su intención de recuperar Ferraz tras la crisis del 1 de octubre de 2016 y donde su partido solo ha perdido unas elecciones

Foto: Juan Espadas y Pedro Sánchez, en Granada. (EFE/Pepe Torres)
Juan Espadas y Pedro Sánchez, en Granada. (EFE/Pepe Torres)

El PSOE solo ha perdido unas elecciones en Dos Hermanas. Fue en las primeras municipales, celebradas en 1979, cuando el PCE sacó dos concejales más que los socialistas. La marca del puño y la rosa ha sido la más votada en el resto de convocatorias locales, autonómicas y generales. En esta hegemonía casi total tiene mucho que ver Francisco Toscano, que fue alcalde de esta ciudad sevillana entre 1983 y el pasado 21 de enero. El veterano regidor comenzó como abogado laboralista en el despacho de la calle Capitán Vigueras de Sevilla, donde se fraguó el clan sevillano del PSOE que lideró Felipe González. Y desde entonces el papel de Toscano siempre ha sido relevante en los despachos de Ferraz. No es casual que Pedro Sánchez eligiera Dos Hermanas para anunciar su vuelta a la arena después de su caída en el Comité Federal del 1 de octubre de 2016. Y este sábado el secretario general de los socialistas y presidente del Gobierno vuelve a su ciudad talismán para insuflar a Juan Espadas el aire que necesita para intentar recuperar la Junta.

Sánchez y Espadas repetirán por tercer fin de semana consecutivo en la precampaña de las elecciones andaluzas. Pero que el desembarco en Sevilla sea precisamente en Dos Hermanas, no es baladí. Será en la caseta municipal, donde hace solo unos días se celebraba la feria de la localidad nazarena. Hace poco más de tres años, el secretario general del PSOE eligió el mismo recinto para abrir la campaña de las generales del 28 de abril de 2019. Allí estuvo acompañado por María Jesús Montero, ministra de Hacienda y número uno por Sevilla, pero también por Susana Díaz. A la expresidenta de la Junta la habían desalojado de San Telmo después de un pacto entre PP y Cs, que con el apoyo de Vox hizo posible el cambio de gobierno en la Junta después de 37 años.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/EPA/Gian Ehrenzeller)

En aquellas elecciones del 2 de diciembre de 2018, el PSOE logró el 27,61% de los votos en Dos Hermanas. Cuatro meses después, tras esa campaña que comenzó en la caseta municipal de la localidad sevillana, el resultado para los socialistas se elevó hasta el 35,69%. En la repetición de elecciones de aquel noviembre, la caída del PSOE fue de 21 décimas en Dos Hermanas, la mitad que en el conjunto del país. Pero el dato más destacado de aquel periplo electoral lo aportó Toscano en las municipales de mayo. En su décima mayoría absoluta consecutiva, se ganó el 50,44% de los apoyos. Los resultados, separados entre sí por menos de un año, dan pistas de la debacle que sufrieron los socialistas andaluces en 2018 y de la importancia que tiene para el futuro del partido mejorar esos datos tanto a nivel regional como en el conjunto de España.

Vuelta al fortín para movilizar

Dos años y medio después, el veterano regidor dejó el bastón de mando por voluntad propia después de ser capaz de convencer a Pedro Sánchez para que intentara recuperar la Secretaría General del PSOE, de donde fue desalojado en un golpe de los barones territoriales para evitar un Gobierno con Podemos y el apoyo de las fuerzas independentistas. El resultado de aquella presión ejercida por Toscano —entre otros— es de sobra conocido. Pero Pedro Sánchez no ha sido la única víctima del poder de convicción del político nazareno. Juan Espadas, que colaboró con el PSOE durante muchos años antes de afiliarse, lo hizo en Dos Hermanas en 1998. Y allí arrancó, hace justo un año, su campaña de las primarias, que acabaron con su victoria sobre Susana Díaz, para ser candidato a las elecciones que se celebran el próximo 19 de junio.

Con este historial, resulta casi lógico que Espadas y Sánchez hayan querido desembarcar en la segunda localidad más poblada de Sevilla, solo por detrás de la capital. El talismán del PSOE andaluz lo ha sido también para Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Ambos protagonizaron llenos en sendos mítines celebrados en el icónico velódromo del que todos los partidos huyen ahora por la dificultad para llenarlo con los 27.000 simpatizantes que son necesarios. La instalación deportiva, por cierto, también fue un empeño de Toscano, que fue nombrado presidente del Comité Federal del PSOE —el máximo órgano entre congresos— cuando Sánchez volvió a Ferraz tras derrotar, también, a Susana Díaz.

Foto: Susana Díaz, en la comisión de investigación de la Faffe. (EFE/José Manuel Vidal)

El reto de los socialistas es coger impulso en la ciudad sevillana en una precampaña centrada casi únicamente en movilizar a los votantes socialistas, unos 400.000, que se quedaron en casa en 2018. Sánchez, que ha estado tres veces en Andalucía en precampaña, volverá a Almería el próximo fin de semana, ya en periodo electoral. Y queda por ver si asistirá al acto de apertura, en la noche del 2 al 3 de junio, según fuentes del PSOE. El despliegue de Ferraz se espera que sea de envergadura, aunque en el acto de este sábado no está anunciada la ministra sevillana, María Jesús Montero. Junto a Espadas y Sánchez, estarán la número dos de la lista de Sevilla, Adela Castaño, y el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Rodríguez. El nuevo regidor, hombre de confianza de Toscano y miembro de la ejecutiva de Espadas, tiene el reto de revalidar la victoria de su predecesor en las municipales de 2023.

La presencia de Sánchez no será la única de un líder nacional este fin de semana en Sevilla, ya que Alberto Núñez Feijóo estará arropando a Juanma Moreno en la capital hispalense el domingo. El día antes, Edmundo Bal también estará con Juan Marín en Sevilla. Y antes, este viernes, Santiago Abascal completa el desembarco andaluz, aunque ha optado por protagonizar el primer gran acto de la precampaña en Málaga, donde estará con Macarena Olona.

El PSOE solo ha perdido unas elecciones en Dos Hermanas. Fue en las primeras municipales, celebradas en 1979, cuando el PCE sacó dos concejales más que los socialistas. La marca del puño y la rosa ha sido la más votada en el resto de convocatorias locales, autonómicas y generales. En esta hegemonía casi total tiene mucho que ver Francisco Toscano, que fue alcalde de esta ciudad sevillana entre 1983 y el pasado 21 de enero. El veterano regidor comenzó como abogado laboralista en el despacho de la calle Capitán Vigueras de Sevilla, donde se fraguó el clan sevillano del PSOE que lideró Felipe González. Y desde entonces el papel de Toscano siempre ha sido relevante en los despachos de Ferraz. No es casual que Pedro Sánchez eligiera Dos Hermanas para anunciar su vuelta a la arena después de su caída en el Comité Federal del 1 de octubre de 2016. Y este sábado el secretario general de los socialistas y presidente del Gobierno vuelve a su ciudad talismán para insuflar a Juan Espadas el aire que necesita para intentar recuperar la Junta.

PSOE Pedro Sánchez Susana Díaz Elecciones Andalucía
El redactor recomienda