Es noticia
Menú
Vox contra todos: rechaza en el Senado un plan para el despegue de la economía andaluza
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones en Andalucía

Vox contra todos: rechaza en el Senado un plan para el despegue de la economía andaluza

Sólo los de Abascal votan contra una moción de Adelante para instar al Gobierno central a que el plan europeo de recuperación contribuya a eliminar la brecha entre Andalucía y el resto del país

Foto: El senador de Vox por Andalucía, Jacobo González-Robatto. (Efe / Mariscal)
El senador de Vox por Andalucía, Jacobo González-Robatto. (Efe / Mariscal)

La estadística de indicadores urbanos del INE ha sido la excusa perfecta para que la senadora de Adelante Andalucía, Pilar González, defendiese el miércoles la necesidad de desplegar en la comunidad el plan de recuperación europeo para acabar con la brecha entre Andalucía y el conjunto de España. La política andalucista lamentó que las tres ciudades con menor renta del país sean Níjar, Vícar y Los Palacios y Villafranca, dos almerienses y una sevillana. Pero no fue suficiente para convencer a los dos senadores de Vox, que fueron los únicos en rechazar una moción que defiende el avance de la convergencia de Andalucía con el resto de España.

La moción del partido de Teresa Rodríguez cosechó los apoyos de 252 senadores, entre ellos los de PSOE, PP y Ciudadanos y el resto de fuerzas de la Cámara Alta. Solo PNV y Junts se abstuvieron, además del rechazo de los citados senadores de Vox. La paradoja es que el representante del partido de Santiago Abascal que envía el Parlamento de Andalucía, Jacobo González-Robatto, no acudió a la sesión. Fue José Manuel Marín, senador de Vox por Murcia, el que defendió las enmiendas del grupo mixto, centradas en el empleo y la diversificación industrial de la comunidad. "Son de sentido común y están pensadas en el beneficio de los andaluces", dijo, aunque no explicó que en una de las propuestas pasaba por eliminar cualquier mención en el texto a la igualdad y a la sostenibilidad. Por eso, argumentó Pilar González en el debate de este miércoles, no aceptó las enmiendas de Vox.

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata a la Junta, Macarena Olona. (EFE/Raúl Caro)

"¿Qué han hecho el PSOE e Izquierda Confederal por los andaluces en estos 40 años? Nada, gastarse el dinero en su propio beneficio", se defendió Marín en su turno de réplica antes de aludir al caso de los ERE fraudulentos y "otros muchos" como la Faffe y las causas de Isofotón y de las facturas de UGT. "Esto huele mal, muy mal", reiteró el senador de Vox, muy duro con los socialistas en su intervención, centrada en los casos de corrupción relacionados con el PSOE. "Si conseguimos llegar al Gobierno de la Junta, verán otra forma de gobernar", apuntó mientras justificó su rechazo en que las propuestas que defiende Adelante, y que han cosechado el apoyo de casi toda la Cámara Alta, "no son creíbles".

La iniciativa aprobada se centra en pedir al Gobierno de Pedro Sánchez que utilice el plan de recuperación europeo y los Pertes para "contribuir al impulso de la posición de Andalucía" en sectores como el energético o el de la salud y el bienestar. También apuesta por la "diversificación" de la industria para fomentar "un nuevo modelo productivo ambientalmente sostenible, económicamente viable y socialmente justo". Con estas medidas, consideran en Adelante y el resto de fuerzas, será posible acabar con esa brecha que parece insalvable y que se mide, por ejemplo, en el PIB per cápita. En Andalucía siempre es, punto arriba o punto abajo, un 75% respecto a la media estatal, por lo que la "convergencia" se antoja como una meta inalcanzable a pesar de la mejora económica y social que ha experimentado la comunidad en las últimas décadas.

Rodríguez, "decepcionada" con Vox

"El criterio de convergencia debe ser central a la hora de repartir los fondos", defendió Teresa Rodríguez, candidata de Adelante, que acudió a apoyar a su senadora a Madrid. La política gaditana celebró el amplio consenso de su iniciativa y mostró su "decepción" por el rechazo de Vox, a quienes afeó la ausencia de González-Robatto. En ese sentido, Rodríguez pidió que se amplíen los controles a los senadores elegidos por designación autonómica, con dardos a Juan Espadas, Susana Díaz y Alberto Núñez Feijóo, enviados por sus partidos a la Cámara Alta para "promocionarse como candidatos" o "como lugar de jubilación dorada". "El Senado no puede ser el lugar donde llevar a los asesores de campaña", en referencia a que Jacobo González-Robatto es quien dirige la campaña de Macarena Olona para las elecciones del 19 de junio.

Foto: La candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía por Vox, Macarena Olona. (EFE/Raúl Caro)

Ya adelantó Rodríguez en una entrevista con El Confidencial que su intención en su camino hacia las elecciones andaluzas era rehuir del choque con el resto de fuerzas con la salvedad de Vox. Tendrá que afanarse en cumplir su deseo, ya que se anticipa un conflicto en las izquierdas a cuenta de la presencia de Rodríguez en los debates de los medios públicos durante la campaña y el probable recurso que interpondrá Por Andalucía ante esta propuesta de RTVA y RTVE. Ocurra lo que ocurra, Adelante tendrá el altavoz del Senado, como demostró este miércoles, con las Cortes convertidas en el tablero donde se juega la precampaña del 19-J. El debate de la Cámara Alta se convirtió en un cruce de reproches entre senadores socialistas y los de PP y Ciudadanos por la gestión de unos y otros al frente de la Junta.

A dos kilómetros de allí, en el Congreso, los comicios autonómicos centraron también parte de la jornada y la sesión de control al Gobierno en el que será el último intercambio entre Macarena Olona y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. La candidata de Vox se despidió de la Cámara con una camiseta del torero sevillano Morante de la Puebla, que participó en el spot de la campaña de Vox para las andaluzas de 2018. No parece que a 'Macarena de Salobreña', como se autodetermina tras la polémica del empadronamiento en la localidad granadina, le preocupe la soledad del voto en el Senado. "Solo queda Vox", reza uno de los lemas habituales de la formación de Abascal, que explota su perfil distinto a PP, PSOE y el resto de opciones políticas como fórmula para atraer a sus afines.

La estadística de indicadores urbanos del INE ha sido la excusa perfecta para que la senadora de Adelante Andalucía, Pilar González, defendiese el miércoles la necesidad de desplegar en la comunidad el plan de recuperación europeo para acabar con la brecha entre Andalucía y el conjunto de España. La política andalucista lamentó que las tres ciudades con menor renta del país sean Níjar, Vícar y Los Palacios y Villafranca, dos almerienses y una sevillana. Pero no fue suficiente para convencer a los dos senadores de Vox, que fueron los únicos en rechazar una moción que defiende el avance de la convergencia de Andalucía con el resto de España.

Adelante Andalucía Senado Vox PSOE Partido Popular (PP) Ciudadanos
El redactor recomienda