Es noticia
Menú
Bronca en el Consorcio de Bomberos de Málaga por un documental sobre el rescate de Julen
  1. España
  2. Andalucía
ACUSACIONES DE "INQUINA"

Bronca en el Consorcio de Bomberos de Málaga por un documental sobre el rescate de Julen

El entonces director técnico critica el haber sido 'apartado' de la grabación y lo achaca a una represalia por haber denunciado su cese. La Diputación Provincial lo niega

Foto: Julián Moreno, los días en que estaba al frente de los bomberos en el dispositivo de rescate de Julen. (EFE)
Julián Moreno, los días en que estaba al frente de los bomberos en el dispositivo de rescate de Julen. (EFE)

Del 13 al 26 de enero de 2019. Trece días en los que el mundo entero se fijó en el pequeño municipio de Totalán. Segundo a segundo se retransmitía la que posiblemente haya sido la mayor operación de rescate afrontada por unos servicios de emergencia. Julen, un niño de dos años de edad que pasaba el día junto a sus padres en la finca de un familiar, se precipitaba a las entrañas de la tierra por un pozo de prospección de unos 70 metros de profundidad. El pequeño fue finalmente localizado sin vida. Un final trágico para un despliegue de ingenio y esfuerzos. Un caso difícil de imaginar por la más increíble ficción y que está a punto de convertirse en un producto audiovisual que ha sido el germen de una polémica en el seno del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga. Julián Moreno, director técnico de este servicio en aquellos complicados momentos, una de las primeras personas en llegar al lugar, ha denunciado públicamente que no se ha contado con su testimonio como “represalia” por el contencioso judicial que mantiene por su cese. Una acusación que rechaza de pleno la Diputación provincial.

Moreno, en declaraciones a este periódico, no ocultó su decepción por lo que tildó como un gesto de “rencor personal”, porque “una cosa es el tema particular y otra el personal”. “Guste o no, yo era el director técnico durante el operativo de rescate”, añadió, para afirmar con rotundidad que el no haber sido seleccionado para participar en la grabación del documental es una “represalia” por el contencioso que mantiene en los tribunales por su cese. Según explicó, tomó posesión del cargo el 1 de junio de 2018 y fue relevado el 6 de agosto de 2019, “aproximadamente un mes después de la llegada del actual presidente del CPB [Manuel Marmolejo]”. Una decisión que, aunque concierne a un puesto de libre designación, afirma que debe estar “motivada”.

Foto: Velas en Totalán. (Reuters)

El considerado agraviado, que fue reconocido por el Ministerio del Interior con la Medalla al Mérito de Protección Civil en la categoría de plata con distintivo azul, señaló que supo de la grabación del documental —que supuestamente se emitirá en una de las plataformas audiovisuales— cuando terceras personas le comentaron que estaban buscando fotografías e imágenes de los días de dispositivo.

“¿Quién determina las personas que participan? Pues el consorcio”, afirmó, para seguidamente cuestionar el valor informativo de la producción, porque sostiene que fue de las primeras personas en llegar al sitio y tuvo conocimiento pleno de todo lo que aconteció. “Me fui para allá a la hora. Antes había llegado la patrulla de la Guardia Civil de Rincón de la Victoria”.

La Diputación Provincial también esgrime la rápida presencia en el lugar del accidente como uno de los factores para haber elegido a Alfonso Paradas, que “era y es el oficial responsable de la zona 2 [Axarquía]”, como uno de los profesionales entrevistados. “Estuvo allí desde el primer momento”, recalcaron las citadas fuentes, que apuntaron que, “a la hora de escoger los dos perfiles solicitados, se ha primado que tuvieran un relato de primera mano sobre la participación del Consorcio Provincial de Bomberos en el operativo”.

¿Quién diseñó la jaula?

Con la premisa del testimonio directo, también se “decidió la presencia de quien diseñó la jaula de rescate, Antonio Moreno”. Una circunstancia que ha generado gran malestar en Julián Moreno, que asegura que fue él quien confeccionó la cápsula en la que descendieron los mineros asturianos que llegaron hasta donde se encontraba Julen.

La institución supramunicipal, en declaraciones a El Confidencial, recalcó en varias ocasiones que fue Antonio quien trazó la jaula y que “fue el enlace con los herreros que la fabricaron”. “Estuvo físicamente en Totalán”, apuntaron, para después recordar que, “de hecho, fue premiado por la Guardia Civil”.

Foto: Imagen de las labores de rescate en la zona del pozo. (Reuters)

Julián Moreno insiste en su argumentación y, en una publicación en redes sociales, criticó que lo sucedido es producto de la “inquina” de “gente mediocre” que toma decisiones cuyo objetivo es “condenar al ostracismo a todos aquellos que dentro del CPB hemos tratado de dar el máximo por el bien y seguridad de los ciudadanos”.

No es el única controversia que rodea al rescate de Julen. 'La Opinión de Málaga' adelantaba recientemente que tres mineros que participaron en el dispositivo han reclamado una mayor distinción ante la Audiencia Nacional. La Guardia Civil les concedió la medalla con distintivo blanco por cavar la galería horizontal que llevó hasta el niño, pero entienden que merecen el distintivo rojo, la condecoración pensionada que sí obtuvieron los cinco agentes del Instituto Armado con los que trabajaron bajo tierra.

Del 13 al 26 de enero de 2019. Trece días en los que el mundo entero se fijó en el pequeño municipio de Totalán. Segundo a segundo se retransmitía la que posiblemente haya sido la mayor operación de rescate afrontada por unos servicios de emergencia. Julen, un niño de dos años de edad que pasaba el día junto a sus padres en la finca de un familiar, se precipitaba a las entrañas de la tierra por un pozo de prospección de unos 70 metros de profundidad. El pequeño fue finalmente localizado sin vida. Un final trágico para un despliegue de ingenio y esfuerzos. Un caso difícil de imaginar por la más increíble ficción y que está a punto de convertirse en un producto audiovisual que ha sido el germen de una polémica en el seno del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga. Julián Moreno, director técnico de este servicio en aquellos complicados momentos, una de las primeras personas en llegar al lugar, ha denunciado públicamente que no se ha contado con su testimonio como “represalia” por el contencioso judicial que mantiene por su cese. Una acusación que rechaza de pleno la Diputación provincial.

Málaga Ministerio del Interior Bomberos Noticias de Andalucía
El redactor recomienda