Es noticia
Menú
El padrón "indebido" de Olona activa una contrarreloj jurídica en plena campaña
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones andaluzas 19-J

El padrón "indebido" de Olona activa una contrarreloj jurídica en plena campaña

La candidata de Vox se enfrenta a un recurso en la Junta Electoral ante lo que califica como un "bulo" impulsado por PP y PSOE por su inscripción en un pueblo en el que no reside

Foto: Macarena Olona, en el pleno del Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Macarena Olona, en el pleno del Congreso. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La candidatura de Macarena Olona a las elecciones andaluzas se enreda por la posibilidad de que su empadronamiento en la localidad granadina de Salobreña acabe siendo anulado por parte del Ayuntamiento. El Consistorio ha puesto en marcha un procedimiento de baja para revisar si la dirigente de Vox incurrió en una "inscripción indebida" en el municipio de la Costa Tropical, el pasado noviembre, para poder concurrir a los comicios del próximo 19 de junio. Los juristas consultados coinciden en que es difícil que este obstáculo acabe provocando la salida de Olona de las listas de su partido, pero sí auguran una contrarreloj jurídica para la política alicantina.

Olona se inscribió en el padrón de Salobreña el 25 de noviembre, concretamente en casa del líder de Vox en Granada, amigo suyo. Entonces, el concejal de Vox acreditó que la candidata residía en su domicilio, pero, a principios de esta semana, ha reconocido ante los micrófonos de la Cadena SER que no es así. Esa contradicción es uno de los argumentos que esgrimen en el Ayuntamiento, dirigido por el PSOE, para justificar el procedimiento de baja en el padrón, que se inició el pasado martes, 17 de mayo.

Foto: Macarena Olona, junto a Juanma Moreno. (EFE/Junta de Andalucía)

Entre el miércoles y el jueves, 18 y el 19 de mayo, la Policía Local del municipio intentó acreditar que Olona vive en el domicilio del líder de Vox y, aseguran, les fue "imposible". Ahora, la dirigente del partido de Santiago Abascal tiene 15 días para presentar alegaciones o documentos que certifiquen que Salobreña es el lugar donde reside más tiempo al año. Una vez acabe ese plazo, el Consejo de Empadronamiento de la localidad debe pronunciarse antes de cerrar el proceso. Esto retrasa los plazos hasta, más o menos, la mitad de la campaña, que comienza en la medianoche del 3 de junio.

Las consecuencias de este procedimiento para la candidatura de Olona son todavía una incógnita, pero Andaluces Levantaos, el partido que ha llevado el asunto a la Junta Electoral Provincial de Granada, considera que la actuación del Ayuntamiento "refuerza" su aspiración, según explica el líder de la formación y candidato a la Presidencia, Modesto González. El dirigente andalucista confía en que la autoridad electoral saque a Olona de las listas la próxima semana y, para ello, han ampliado su denuncia apuntando al procedimiento de baja del Consistorio. Si la Junta Electoral rechaza sus argumentos, pretenden agotar todas las vías de recurso, incluida la de los tribunales.

El fondo de la polémica

El recurso contra Olona se basa en que no puede ser candidata con base en la ley electoral de Andalucía, que en su artículo 4.1 establece que son elegibles los ciudadanos que sean "electores", es decir, que sean andaluces. "Gozan de la condición política de andaluces o andaluzas los ciudadanos españoles que, de acuerdo con las leyes generales del Estado, tengan vecindad administrativa en cualquiera de los municipios de Andalucía", establece a su vez el Estatuto de Autonomía de la comunidad.

Para regular esta condición, la clave se encuentra en la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local, cuyo artículo 15 señala que "toda persona que viva en España está obligada a inscribirse en el padrón del municipio en el que resida habitualmente" y, al mismo tiempo, que "la condición de vecino se adquiere en el mismo momento de su inscripción en el padrón". En función del jurista consultado respecto a la polémica en torno al empadronamiento de Olona, interpretan el artículo de forma diferente.

Foto: Santiago Abascal y Macarena Olona. (EFE/Raúl Caro)

"Esta cuestión radica, desde mi punto de vista, en que tú te empadronas donde vas a vivir, no donde has vivido", argumenta Carlos Flores Juberías, catedrático de Constitucional de la Universidad de Valencia. "El empadronamiento en un municipio no es el resultado final de tu larga historia de vinculación con ese municipio: la pregunta no es dónde ha estado viviendo Macarena Olona estos últimos años, sino dónde va a vivir ahora". Flores considera, además, que el hecho de haberse empadronado en casa del líder de Vox en Granada tampoco "es problema de la ley electoral", por lo que cree poco probable que prosperen los argumentos contra su candidatura.

Andrés Boix, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad de Valencia, tampoco cree que el recurso contra Olona vaya a prosperar, pero analiza la polémica desde otro punto de vista: "Sobre que estos empadronamientos son ilegales, no hay ninguna duda. Las reglas sobre el padrón son muy claras: uno tiene la obligación de estar empadronado allí donde tiene su residencia habitual", sostiene. Pese a ello, a la vista de que entra en juego un derecho como el sufragio pasivo, considera que, mientras no haya una resolución firme sobre su empadronamiento, podrá concurrir como candidata: "Si le ha permitido estar en el censo, lo normal es que ella se pueda presentar".

Los plazos del embrollo

Iniciado el procedimiento de baja en el Ayuntamiento, la candidata de Vox tiene 15 días para presentar alegaciones y, mientras tanto, su empadronamiento se mantiene. De forma paralela, la Junta Electoral de Granada deberá resolver a favor o en contra de Olona antes de este lunes, cuando se proclamarán las listas definitivas. "La Junta Electoral Provincial de Granada podría apreciarlo [que su candidatura no es válida], pero yo dudo que vaya a hacerlo porque formalmente ella sí tiene el empadronamiento. Mientras eso esté ahí, yo entiendo que la Junta no podría hacer nada", advierte Miguel Presno, catedrático de Constitucional en la Universidad de Oviedo.

Pero, sea cual sea la decisión del órgano electoral, todo apunta a que el caso acabará en manos de los juzgados. "El recurso contra la proclamación de las candidaturas podría interponerlo cualquiera de las partes, lo que daría lugar a un contencioso-administrativo, que se resuelve en dos días", explica Presno. Si el recurrente no estuviese de acuerdo con la resolución del juzgado provincial, "en otros dos días interpone recurso de amparo ante el Constitucional, y este tiene que resolver en tres días".

Foto: La candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona. (EFE/Osés)

Los juristas consultados recuerdan para ello lo ocurrido con Toni Cantó y el exalcalde de Toledo, Agustín Conde, quienes no pudieron presentarse a las elecciones madrileñas del 4-M en 2021: el Juzgado de lo Contencioso 5 de Madrid admitió el recurso del PSOE contra su inclusión en las listas electorales del PP el 11 de abril y, tras el recurso de amparo presentado ante el Constitucional por los populares, este confirmó su expulsión del proceso electoral cuatro días después, el 15 de abril.

En aquella ocasión, la polémica de fondo era distinta: el empadronamiento de ambos a finales de marzo de 2021 provocó que la Justicia considerase que no cumplían los requisitos exigibles para concurrir a los comicios autonómicos porque la ley electoral madrileña especificaba que no podían presentarse quienes no estuviesen domiciliados en Madrid antes del 1 de enero. Pero, en lo que se refiere a los plazos, la situación de Olona sería similar: "La resolución de los tribunales en un proceso electoral es de los pocos casos en los cuales siempre se respetan los plazos", concluye Presno.

Dudas sobre si la polémica beneficia a Olona

Andaluces Levantaos es la única coalición que ha presentado el recurso. "No hemos consentido que se rieran de Andalucía", ha defendido el líder de la formación en un comunicado. El resto de fuerzas se ha debatido en estos días sobre si atender a la invitación de los andalucistas y sumarse a la denuncia ante la autoridad electoral, pero el consenso entre la mayoría de partidos es que el proceso podría beneficiar a Olona y Vox si optaba por "victimizarse".

Tanto la candidata como el líder de la formación, Santiago Abascal, han salido en tromba tras conocerse la actuación del Ayuntamiento y ambos han apelado al "miedo" que, aseguran, tienen el resto de partidos. "Están aterrados porque me han escuchado decir que entro en San Telmo con una auténtica escoba", ha dicho Olona en una entrevista radiofónica en la que ha calificado la polémica de "bulo intencionado". Abascal, por su parte, ha denunciado "censura". "Son capaces de pisotear derechos fundamentales", ha espetado en su cuenta de Twitter.

La candidatura de Macarena Olona a las elecciones andaluzas se enreda por la posibilidad de que su empadronamiento en la localidad granadina de Salobreña acabe siendo anulado por parte del Ayuntamiento. El Consistorio ha puesto en marcha un procedimiento de baja para revisar si la dirigente de Vox incurrió en una "inscripción indebida" en el municipio de la Costa Tropical, el pasado noviembre, para poder concurrir a los comicios del próximo 19 de junio. Los juristas consultados coinciden en que es difícil que este obstáculo acabe provocando la salida de Olona de las listas de su partido, pero sí auguran una contrarreloj jurídica para la política alicantina.

Santiago Abascal Vox Elecciones Andalucía
El redactor recomienda