Es noticia
Menú
La final de la Europa League azuza la polémica por el turismo masivo en Sevilla
  1. España
  2. Andalucía
150.000 HINCHAS

La final de la Europa League azuza la polémica por el turismo masivo en Sevilla

El acontecimiento deportivo ha dejado en la ciudad un impacto de 70 millones de euros en dos días y también una oleada de críticas y exigencias para limitar este tipo de eventos y sus molestias para los vecinos

Foto: Aficionados del Rangers montan en coche de caballos. (Reuters)
Aficionados del Rangers montan en coche de caballos. (Reuters)

La apuesta que Sevilla está haciendo por atraer grandes eventos deportivos, y también culturales, reabre heridas en una ciudad que, antes de la pandemia, pulverizaba mes tras mes récords de visitantes. La capital asiste de nuevo dividida al debate sobre la gestión del turismo, una industria que es su principal locomotora económica, después de que la celebración de la final de la Europa League haya desatado la polémica por el exceso de molestias, peleas entre hinchas incluidas, que produce un acontecimiento masivo como éste que ha atraído a unos 150.000 seguidores alemanes y escoceses.

Foto: Aficionados del Eintracht Frankfurt antes de la final de la Europa League. (Reuters/Jon Nazca)

Las cifras demuestran el impacto de un evento que en sólo dos días ha dejado en la ciudad 70 millones de euros y que ha originado un gran tráfico en el Aeropuerto de Sevilla, pero también en los de Málaga-Costa del Sol y Jerez, que han sumado más de 300 vuelos procedentes de Reino Unido y de Alemania, pues los equipos que han disputado la final han sido el club escocés Rangers y el Eintracht, que se hizo con la victoria. Una repercusión muy importante y directa para algunos sectores muy castigados por la pandemia, con el hotelero y el hostelero, que han experimentado una altísima ocupación en esta semana y que ha desbordado las calles, pues sólo había 40.000 entradas para estos hinchas en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

El evento se ha cerrado sin incidencias de gravedad más allá de un par de peleas grabadas por los móviles y expuestas en las redes sociales, la masiva afluencia en las calles, la suciedad y algunos desperfectos originados por las fan zones instaladas por el Ayuntamiento de Sevilla en el Prado de San Sebastián, próximo al centro histórico y la Plaza de España, y el Estadio de la Cartuja para reunir a los aficionados desplazados. Estos sí han dejado estampas de consumo excesivo de alcohol, baños en fuentes públicas y fiestas en la monumental Plaza de España, entre otras actitudes poco cívicas. Todo esto ha servido de argumento a los sectores críticos con este tipo de eventos para cuestionar la rentabilidad de los mismos.

placeholder Seguidores del Eintracht se bañan en una fuente de Sevilla. (Reuters)
Seguidores del Eintracht se bañan en una fuente de Sevilla. (Reuters)

La final ha obligado a desplegar un dispositivo de seguridad sin precedentes en la ciudad, según han confirmado fuentes municipales, que también ha tenido que reforzar los planes de limpieza de la ciudad. Costes para el erario público que los sectores más críticos lamentan y que el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, apunta que es muy inferior a los beneficios económicos y en cuestión de proyección de imagen que, a corto y largo plazo, son mucho mayores. “Sevilla fue ayer noticia en Europa en todos los informativos”, argumenta Muñoz que apunta que ésta ha sido la final más complicada de los últimos años y se ha resuelto sin incidentes de graves. “El balance es tremendamente positivo, se pueden ahorrar en esos costes que implican, pero los beneficios no serán los mismos”, insiste el alcalde, que ha destacado también la coincidencia de otro evento deportivo que, con menos ruido, está beneficiando económicamente a la ciudad: el APT Pádel Tour, competición que ha trasladado una pista a las conocidas como ‘setas’ de Sevilla, escenario que también se ha aprovechado esta semana para otro evento internacional vinculado al fútbol, la segunda edición del Football Innovation Forum (FIF).

placeholder Seguidores del Eintracht celebran la victoria de su equipo. (Reuters)
Seguidores del Eintracht celebran la victoria de su equipo. (Reuters)

La avalancha que se ha producido es, según el alcalde, prueba de que Sevilla es una ciudad con atractivos y capaz de atraer a un gran número de aficionados que no hubieran llegado a otros destinos europeos con menos tirón para el visitante. Muñoz ha hecho hincapié también en la particularidad de las aficiones desplazadas hasta Sevilla, “muy guerreras”, lo que ha contribuido a extremar las precauciones ante una masa que no se podía prever tampoco cuando apoyó la petición del Sevilla FC ante la UEFA para que la ciudad acogiera esta final, al desconocerse cuáles serían los equipos que la disputarían.

De esta manera el alcalde responde también a las propuestas realizadas desde la Asociación de Hoteleros de Sevilla, cuyo presidente plantea limitar, si ello fuera posible, el número de personas que vienen a la ciudad en un evento como éste para mantener unos niveles asumibles. “Ojalá haya muchos más eventos, pero habría que pensar cómo dirigir los flujos de personas y cómo aprovechar estas citas con una imagen positiva”, destaca Manuel Cornax, presidente de la patronal hotelera, tras confirmar que no se ha registrado “ningún problema en los hoteles”.

Foto: Aficionados del Rangers de Glasgow en Sevilla. (EFE/ Julio Muñoz)

De hecho, los únicos incidentes de importancia se registraron horas antes del partido cuando la Policía Nacional intervino para sofocar un "conato" de altercado motivado por hinchas alemanes tras cruzarse con un grupo de seguidores escoceses en la avenida de Menéndez Pelayo, con el lanzamiento de diversos objetos y mobiliario. La noche del miércoles también se produjeron disturbios frente a la Catedral y lanzamientos de bengalas en el Paseo de Colón, que terminaron con la detención de cinco aficionados alemanes por parte de la Policía.

El alcalde, respetando la propuesta de Cornax, apunta que es muy complicado poner un tope a quienes vienen a Sevilla, ya sea a la Feria o un evento como este futbolístico. “Es difícil evitar que la gente se pueda desplazar y disfrutar de la ciudad", insiste Muñoz, que ha lamentado la polémica alimentada en las redes sociales por la instalación de urinarios en las zonas del centro monumental más concurridas en estos dos días y que ha provocado un movimiento ciudadano en defensa del patrimonio y de su imagen. “Es absurdo, ¿dónde vamos a colocar estos servicios, en el extrarradio?”, afirma el alcalde convencido de que en la gestión del turismo hay cuestiones que se pueden corregir, algo que ya se inició aprovechando el parón de la pandemia, pero advirtiendo que ésta es una industria transformadora para la economía y la sociedad sevillana que se va a seguir mimando desde el gobierno local.

La apuesta que Sevilla está haciendo por atraer grandes eventos deportivos, y también culturales, reabre heridas en una ciudad que, antes de la pandemia, pulverizaba mes tras mes récords de visitantes. La capital asiste de nuevo dividida al debate sobre la gestión del turismo, una industria que es su principal locomotora económica, después de que la celebración de la final de la Europa League haya desatado la polémica por el exceso de molestias, peleas entre hinchas incluidas, que produce un acontecimiento masivo como éste que ha atraído a unos 150.000 seguidores alemanes y escoceses.

Eventos EC UEFA Europa League Sevilla Hoteles