Es noticia
Menú
Y la Unesco apagó el sol en Córdoba: la pugna por poner placas solares en el centro histórico
  1. España
  2. Andalucía
SOSTENIBILIDAD

Y la Unesco apagó el sol en Córdoba: la pugna por poner placas solares en el centro histórico

Los vecinos del casco demandan tener las mismas oportunidades que los de otras zonas de la ciudad. El Ayuntamiento trabaja por desbloquear la situación, pero el equilibrio con las normas de conservación no es sencillo

Foto: Puesta de sol en Córdoba. (EFE/Salas)
Puesta de sol en Córdoba. (EFE/Salas)

Con casi 3.000 horas de sol al año y una potente política para el fomento de las energías renovables, Córdoba puede presumir de ser una de las ciudades de España que mayores bonificaciones otorga a los vecinos que instalan placas solares. Sin embargo, el cumplimiento de los requisitos marcados por la Unesco para la conservación del casco histórico y patrimonio impide a los que residen en la zona la colocación de paneles en sus tejados. Y aunque el Pleno dio luz verde de forma unánime a esta petición, demandada por vecinos y entidades, una normativa de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) lo impide desde 2007.

Los avances se complican y ralentizan. “Tenemos un problema con la declaración de Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la Unesco”, concede el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes (PP). Los equilibrios para cumplir con una norma con la que el Ayuntamiento es absolutamente "respetuoso" y con las demandas vecinales no son nada fáciles. Por eso, Fuentes señala que el Consistorio lleva tiempo trabajando con discreción para dar con la solución que permita llevar la innovación al centro histórico.

placeholder Vista desde la Torre de la Mezquita de Córdoba. (EFE/Rafa Alcaide)
Vista desde la Torre de la Mezquita de Córdoba. (EFE/Rafa Alcaide)

Sin embargo, los vecinos de la Axerquía y Regina-Magdalena, junto a miembros de la iniciativa Axerquía-Regina-Magdalena por el Clima critican a la GMU por "dejadez" y "falta de interés" hacia una reivindicación que han visibilizado en la calle con algunas movilizaciones y peticiones en los plenos municipales del Ayuntamiento.

El casco histórico de la ciudad representa, según el Colegio de Arquitectos de Córdoba, más del 50% en superficie del suelo urbano. Es una zona que acusa la despoblación y el envejecimiento de los edificios y por eso “es fundamental su rehabilitación, dotándolos de equipamientos, servicios e infraestructuras al mismo nivel que al resto de la ciudad”, defiende Juan Eusebio Benito, presidente del órgano colegial. Así, al movimiento medioambiental se unen argumentos demográficos y urbanísticos para permitir que el corazón de Còrdoba pueda alcanzar algunas de las facilidades del siglo XXI.

Varias alternativas

Las fuentes consultadas apuntan a dos posibles soluciones para preservar la visión de los tejados en lugares como el entorno de la Mezquita-Catedral, el monumento más conocido de la ciudad. Por un lado, se podría optar por la colocación de placas que se mimeticen con las tejas. Además, hay otras soluciones alternativas para hacer frente a la limitación que ofrece el preciado suelo del centro neurálgico de Córdoba. "La creación fuera del área urbana de playas de placas fotovoltaicas que podrían estar vinculadas a estas zonas donde no se puedan instalar, permitiéndoles de esta forma disfrutar de un ahorro energético que aumente el atractivo para edificar en idénticas condiciones a cualquier zona de la ciudad, al no presentar limitaciones”, propone Benito

Foto: Planta solar fotovoltaica. (EFE) Opinión

Bajo esta premisa, el Consejo del Movimiento Ciudadano de Córdoba ha urgido al Gobierno municipal (PP y Cs) a que adopte cuanto antes los cambios normativos necesarios para que sea factible la instalación de placas solares en el casco histórico. El atractivo turístico de la ciudad es innegable, pero el colectivo a través de su responsable, Juan Andrés de Gracia, reclama que el casco no se convierta en "un parque temático para turistas, sino un lugar de residencia para miles de personas, los que van a permitir que se mantenga vivo”.

Así, un total de 1.404 personas, una docena de pequeñas y medianas empresas locales y regionales, y más de una treintena de colectivos y entidades se adhirieron a la petición de los vecinos. La reclamación poco a poco ha tomado cuerpo hasta convertirse en una exigencia recurrente, más en un momento en el que el Gobierno central y el autonómico están inmersos en el fomento de las energías renovables. “Ahora que todas las recomendaciones son para ir hacia el uso de energías renovables y se eliminó el impuesto al sol, no podemos hacer uso de las placas”, denuncia la asociación vecinal La Axerquía.

30.000 afectados

El acuerdo alcanzado por Urbanismo en 2007 “choca con la realidad de la emergencia climática y la necesidad de evitar las emisiones de gases de efecto invernadero”, denuncian los defensores de la propuesta, que además remarcan la discriminación a la que se ven sometidos los vecinos del centro. La prohibición afecta de manera directa a las familias que viven en el casco histórico – unas 30.000 personas – que no pueden colocar placas solares con el consiguiente ahorro en la factura de la luz, ni acceder a las subvenciones de la Junta de Andalucía o a la desgravación del 50% del IBI derivada de su instalación.

Foto: Iglesia de Otero de María Asensio, en el despoblado de Otero de María Asensio, en Salamanca. Se encuentra en estado de abandono y ruina progresiva. (Lista Roja del Patrimonio)

Y si los vecinos del casco son los primeros que insisten en velar por que el barrio esté en las mejores condiciones, también reclaman poder acceder a una tecnología que les permitiría aprovechar las horas de sol de las que disfruta la ciudad. No entienden cómo la administración defiende e impulsa por un lado el "autoabastecimiento", como recoge por ejemplo el Plan Estratégico de Córdoba de Adaptación al Cambio Climático, pero al mismo tiempo niega esa posibilidad a una proporción importante de los vecinos de la ciudad.

Con casi 3.000 horas de sol al año y una potente política para el fomento de las energías renovables, Córdoba puede presumir de ser una de las ciudades de España que mayores bonificaciones otorga a los vecinos que instalan placas solares. Sin embargo, el cumplimiento de los requisitos marcados por la Unesco para la conservación del casco histórico y patrimonio impide a los que residen en la zona la colocación de paneles en sus tejados. Y aunque el Pleno dio luz verde de forma unánime a esta petición, demandada por vecinos y entidades, una normativa de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) lo impide desde 2007.

Córdoba IBI Rehabilitación Factura de la luz Patrimonio Energía fotovoltaica