Es noticia
Menú
Polémica en Málaga por el recorrido de la Semana Santa: vallas, gradas y calles cerradas
  1. España
  2. Andalucía
ARDEN LAS REDES SOCIALES

Polémica en Málaga por el recorrido de la Semana Santa: vallas, gradas y calles cerradas

El itinerario, que limita la visibilidad y movilidad de los ciudadanos que no tienen abono de silla, vuelve a generar controversia. El alcalde muestra su incomodidad y la oposición se activa

Foto: Salida procesional del trono de María Santísima de Lágrimas y Favores en las Cofradías Fusionadas. (EFE)
Salida procesional del trono de María Santísima de Lágrimas y Favores en las Cofradías Fusionadas. (EFE)

Por ahora no llega al centenar de firmas, pero refleja un malestar que previamente fue expresado en las redes sociales. Las zonas reservadas para abonados, así como las gradas y pantallas instaladas a lo largo del nuevo recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga, están siendo objeto de gran controversia porque supuestamente limitan la visibilidad de las procesiones y reducen los pasos para cruzar a las distintas calles. Una circunstancia que está generando muchas protestas y que incluso ha motivado una recogida de firmas en Internet para que se deshagan los cambios.

La petición asegura que el trayecto actual es “inseguro”, impide que se puedan apreciar las cofradías “a pie de calle” por la presencia de pantallas y provoca “embotellamiento de personas” porque “la movilidad es muy limitada”. Circunstancia por la que “no se pueden ver distintos puntos a lo largo del día”.

Foto: Instalación de las tribunas en la calle Molina Lario. (Agustín Rivera)

Esta iniciativa se puso en marcha hace tres días, cuando la Semana de Pasión retornaba a las calles del Centro de Málaga tras dos años de suspensión por la pandemia, pero ha sido en las últimas horas cuando la polémica se ha avivado. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, de una forma comedida, ya dejaba entrever el lunes cierta incomodidad con el recorrido cuando manifestaba que en los próximos días habrá que “analizar” la experiencia. Y dejó un recado para la Agrupación de Cofradías: “Agradezco el esfuerzo de todos”, pero “esperamos que la permeabilidad del recorrido siempre sea garantizada para los malagueños de a pie, aquellos que no están en sillas, que quieren ver la Semana Santa de manera diferente”.

Pero han sido las redes sociales las que han servido de amplificador de las quejas de estos ciudadanos que mencionaba el regidor. Personas que han publicado videos, fotos y mensajes con enlaces a noticias de los medios locales mostrando a gente agolpada y situada a gran distancia del paso de las imágenes. Una de las instantáneas más compartidas es la de los letreros que informan que el paso a determinadas calles está permitido únicamente para “abonados, residentes y clientes de establecimientos”, lo que algunos han interpretado como una “privatización” de los espacios públicos.

La concejala de Unidas Podemos por Málaga (UPporMálaga) Remedios Ramos es una de las personas que se ha abonado a esta tesis y ha utilizado su perfil para recordar que esta situación ya se produjo en 2019, año en el que se inauguró el polémico nuevo recorrido.

Este miércoles ha sido el grupo municipal socialista el que se ha sumado a las críticas. Su portavoz, Daniel Pérez, manifestó que “no podemos dar pábulo a un modelo de celebración de nuestra Semana Santa que genere una sensación excluyente, que separa a la ciudadanía y que no permite la visualización de uno de nuestros grandes eventos para la mayoría de ciudadanos y visitantes”. “Han sido muchos los malagueños que han mostrado su contrariedad” y “nos invitan a que se dé marcha atrás a medidas tan negativas para el disfrute, como las vallas que apartan a las personas del recorrido oficial en la zona centro y que no la hacen permeable”.

De la Torre afirma que ha solicitado al concejal de Seguridad que estudie la retirada de vallas

De la Torre volvió a ser preguntado por esta polémica y afirmó que hay que buscar “una flexibilidad entre la seguridad y la necesaria permeabilidad, de tal manera que la gente pueda cambiar de sitio, callejear”. Tras declarar que el recorrido “es una decisión de la Agrupación de Cofradías”, reconoció que se mostraron favorables a un cambio en el que estarían latentes los hechos acaecidos en 2017, cuando una pelea provocó una estampida en la calle Carreterías que dejó heridos.

"De pequeño me ha gustado ver las cofradías, la Semana Santa, las procesiones, no sentando, moviéndome, y tenemos que garantizarlo dentro y fuera del recorrido oficial", recordó, para añadir que había hablado con el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, y le transmitió que “quizá hay demasiadas vallas en la parte del recorrido no oficial”. Por lo que el regidor ha encargado al concejal de Seguridad, Avelino Barrionuevo, “hacer esa reflexión y, si cabe, reducirlas”.

Por ahora no llega al centenar de firmas, pero refleja un malestar que previamente fue expresado en las redes sociales. Las zonas reservadas para abonados, así como las gradas y pantallas instaladas a lo largo del nuevo recorrido oficial de la Semana Santa de Málaga, están siendo objeto de gran controversia porque supuestamente limitan la visibilidad de las procesiones y reducen los pasos para cruzar a las distintas calles. Una circunstancia que está generando muchas protestas y que incluso ha motivado una recogida de firmas en Internet para que se deshagan los cambios.

Málaga Semana Santa Francisco de la Torre Noticias de Andalucía