Es noticia
Menú
El Cádiz CF proyecta su futuro sobre la ruina industrial de la Bahía
  1. España
  2. Andalucía
antigua fábrica delphi

El Cádiz CF proyecta su futuro sobre la ruina industrial de la Bahía

El club promete invertir 100 millones de euros y crear empleo tras comprar los terrenos de Delphi, abandonados durante 15 años y a punto de ser expropiados

Foto: La alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, durante la presentación del proyecto. (Cedida)
La alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, durante la presentación del proyecto. (Cedida)

Cuando a un gaditano se le pregunta por el cierre de Delphi cambia el tono de voz. Muchos recuerdan cómo se enteraron de la noticia y dónde estaban aquel día, como cuando se rememoran las grandes tragedias. En la memoria colectiva aquello marcó un antes y un después. “Fue uno de los peores días de mi vida y de la de mucha más gente”, detalla Antonio Montoro, ex trabajador de la fábrica de automoción, hoy secretario general de la UGT-FICA.

Las palabras del anuncio todavía retumban: “Cierre inminente e irrevocable”. De la noche a la mañana la provincia con más paro de España perdía 1.600 puestos de empleo directos y 3.000 indirectos. La indignación se tradujo en una serie de movilizaciones históricas –manifestaciones de más de 10.000 personas, un encierro de casi tres años…-, aunque la multinacional, que hacía piezas eléctricas para coches, no dio un paso atrás. Acusó a los trabajadores de triplicar la tasa de absentismo del sector y trasladó su producción a otros países con mano de obra más barata. La Junta se hizo cargo, asumió temporalmente los sueldos y promovió proyectos que nunca cuajaron.

Foto: Diego Cañamero y Teresa Rodríguez se reunieron en Cádiz con los extrabajadores de Delphi el pasado mes de enero. (EFE)

Han pasado quince años y la derrota se ha asumido poco a poco, decepción tras decepción: promesas incumplidas, casos de corrupción, más cierres de fábricas… Delphi supuso un punto de inflexión en el proceso de desindustrialización de la Bahía de Cádiz y evidenció el fracaso de la búsqueda de alternativas. Sus instalaciones, los 250.000 metros cuadrados con mayor potencial industrial en la zona, están abandonadas desde entonces. Sin embargo, hace dos semanas apareció un grupo de salvadores con la promesa de revertir esta situación.

El Cádiz CF presentó el proyecto de la mano de la alcaldesa de Puerto Real, su principal aliada

El Cádiz CF ha comprado los terrenos, sobre los que ha proyectado una ciudad tecnológica del deporte. El pasado lunes presentó la propuesta de la mano de la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya, su principal aliada, quien lo calificó como un "centro de innovación tecnológica" e "industria deportiva". En la Sportech City –así se denomina la iniciativa- se instalarían campos de fútbol, un vivero de empresas tecnológicas, un centro de eventos y una universidad del deporte. Hablan de “una ciudad digital con la que evitar la fuga de talentos”.

Así será Sportech City

Desde el club aseguran que “aún es pronto” para dar una cifra sobre cuántos empleos se generarían, pero anuncian una inversión de 100 millones de euros. El proyecto, defienden, conformaría “uno de los motores empresariales y de generación de empleo de la provincia” y “consolidará al Cádiz CF entre los equipos grandes”. "El objetivo es que no estemos de milagro en Primera División, sino tener potencial para competir con cualquiera", dijo el presidente, Manuel Vizcaíno: "Somos un club de la gente de la calle, con abonados de 70 euros detrás de la portería. Queremos que paguen menos todavía. (…) Cuando esto salga adelante tendremos el cajón lleno de billetes para traer los mejores jugadores".

placeholder Manifestación de extrabajadores de Delphi. (EFE/Román Ríos)
Manifestación de extrabajadores de Delphi. (EFE/Román Ríos)

Expropiación inminente

El acuerdo del Cádiz CF con la administración concursal de Delphi ha sido objeto de polémica y divide a las administraciones. Sobre los terrenos hay abierto un proceso de expropiación pública iniciado por el Puerto de Cádiz, que reclama este espacio para ampliar su capacidad logística. El trámite se inició tras dos ofertas de 2,8 millones de euros –cifra algo superior a la del Cádiz CF- que fueron rechazadas por la administración concursal. Esta misma semana se ha publicado en el BOE la denominación de dominio público portuario. El club, que compró los terrenos aun siendo consciente de esta circunstancia, recurrirá ante los juzgados.

placeholder El vicepresidente del club, Rafael Contreras, en la presentación del proyecto. (Cádiz FC)
El vicepresidente del club, Rafael Contreras, en la presentación del proyecto. (Cádiz FC)

“Si hay expropiación, se abriría un litigio que podría durar diez años. ¿Diez años más con el suelo parado?", se preguntó la alcaldesa de Puerto Real, Elena Amaya (PSOE), satisfecha porque los nuevos propietarios hayan abonado los 1,7 millones de IBI que adeudaba la administración concursal al Ayuntamiento. La primera edil rechazó la posibilidad de que la factoría, que se ubica en su término municipal, quede en manos de la Autoridad Portuaria, presidida por la exalcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez (PP), sin planes específicos: "Queremos desarrollo tecnológico, no el almacenaje de graneles. El proyecto del Cádiz CF nos viene como agua de mayo”.

placeholder Extrabajadores de la planta de la multinacional Delphi de Puerto Real. (EFE/ Román Ríos)
Extrabajadores de la planta de la multinacional Delphi de Puerto Real. (EFE/ Román Ríos)

La propuesta futbolística, sin embargo, ha encontrado el rechazo frontal de los sindicatos. Montoro, de UGT, asegura que el proyecto del Cádiz CF “no parece industrial” y lo considera un “fracaso”: “Sobre el plano hay muchos campos de fútbol y eso no generaría puestos de trabajo. Está claro que ya no hay nuevas empresas que soliciten 1.900 trabajadores de entrada, pero pedimos que al menos se generen 200 ó 300 empleos. Nosotros apostamos por la opción portuaria porque permitiría diversificar y generar empleos en la zona. No entendemos que un suelo industrial con capacidad energética para montar una planta más grande que la de Acerinox –la más grande de la provincia- sea destinada ahora al ocio”.

Foto: Unas 50.000 personas se manifiestan en Cádiz contra el cierre de Delphi

“La industria no es sólo hierro”, le reprendió la alcaldesa de Puerto Real en una entrevista en Onda Cero. El cruce de declaraciones resume bien la cuestión de fondo: la falta de entendimiento y la desconfianza mutua entre los actores sociales y administraciones a la hora de encontrar alternativas a la deslocalización.

“Es un proyecto especulativo”

Hace unas semanas se presentó en sociedad CR9 Acción Bahía de Cádiz, un movimiento ciudadano que reclama una estrategia común y un plan conjunto para aprovechar el tren de la economía circular. “Entendemos el rechazo de la alcaldesa a la opción portuaria, pero el proyecto del Cádiz CF es inviable y claramente especulativo”, apunta Daniel López, su portavoz, quien recuerda que “los precedentes están ahí”. Se refiere a los intentos frustrados de reindustrialización –el dinero inyectado por las administraciones tras el cierre de Delphi acabó con tres casos de corrupción y el desvío de millones de euros de fondos públicos-, pero también al currículum del que muchos reconocen como el impulsor de esta iniciativa.

El Cádiz CF se ha aliado con el fondo de inversión Gades Sport Technology, gestionado por una empresa de reciente creación, Mar Oceana Venture. Esta última tiene el mismo domicilio fiscal que Social Muving y Velocípedo Torrot, dos de los grandes fiascos empresariales de la Bahía en los últimos años. Ambas estaban vinculadas a Rafael Contreras, actual vicepresidente del Cádiz CF, quien llegó hace un año para liderar las áreas de digitalización e innovación. Él fue uno de los encargados en explicar en qué consistirá Sportech City, que contará con dinero del fondo de inversión CVC Capital Partners, el nuevo socio de LaLiga.

"Contreras arrastra un negro legado de iniciativas fracasadas, lo que nos hace pensar que su proyecto es meramente especulativo, además de populista, al hacerse en el nombre del Cádiz CF", plantean desde CR9, quienes insisten en que la Bahía necesita “más músculo tecnológico e industrial y no desarrollos terciarios empobrecedores”.

Su discurso es compartido por la mayoría de actores, pero no hay consenso a la hora de materializar una alternativa. “Si viene algo mejor le ponemos la alfombra roja”, apuntaba esta semana la alcaldesa de Puerto Real, desesperada por encontrar una solución tras “quince años de chabolismo industrial”. Intentos ha habido, pero todos han fracasado por diversas cuestiones.

“Teníamos una reunión con consejeros de la Junta y los responsables de la empresa estuvieron esperando una hora", explica Montoro

“Todo esto se debe a la poca aptitud de las administraciones a la hora de consolidar proyectos”, valora Montoro (UGT), que cita una a una las iniciativas fallidas. La lista es tan larga que merecería un artículo aparte. A modo de ejemplo, recuerda un episodio vivido en 2012 durante la negociación con la multinacional BWI, una de las empresas que más cerca estuvo de asentarse en los terrenos de Delphi: “Teníamos una reunión con consejeros de la Junta y los responsables de la empresa estuvieron esperando una hora. El encuentro duró cinco minutos y generó tanta desconfianza que no siguieron adelante cuando el trato estaba casi cerrado”.

El portavoz de CR9 Acción Bahía de Cádiz, Daniel López, considera que la falta de alternativas es “responsabilidad compartida” de todas las administraciones, “que no han trabajado colectivamente”; de todos los alcaldes, “que tienen los ojos puestos en su municipio y en ganar las próximas elecciones”; y de los sindicatos mayoritarios, “que han sido cómplices”: “Durante años han recibido subvenciones millonarias para aumentar el nivel formativo y la realidad es que sigue siendo bajo. El 60% de los solicitantes de empleo no tiene una formación más allá de la EGB y no tenemos una población formada en nuevas tecnologías. La precariedad viene por los dos lados: por la mala calidad del empleo, sí, pero también por la baja cualificación. Y hay una parte de responsabilidad de los sindicatos tras no haber aprovechado esas ayudas”.

Cuando a un gaditano se le pregunta por el cierre de Delphi cambia el tono de voz. Muchos recuerdan cómo se enteraron de la noticia y dónde estaban aquel día, como cuando se rememoran las grandes tragedias. En la memoria colectiva aquello marcó un antes y un después. “Fue uno de los peores días de mi vida y de la de mucha más gente”, detalla Antonio Montoro, ex trabajador de la fábrica de automoción, hoy secretario general de la UGT-FICA.

Cádiz UGT