Es noticia
Menú
Radiografía de la ‘mafia del taxi’ de Sevilla: el eterno conflicto por la parada del aeropuerto
  1. España
  2. Andalucía
vuelven a la carga

Radiografía de la ‘mafia del taxi’ de Sevilla: el eterno conflicto por la parada del aeropuerto

27 conductores han sido procesados por supuestamente haber impedido a otros trabajadores operar en el aeródromo. Los afectados denuncian agresiones e insultos

Foto: Miembros de la Asociación Hispalense Solidaridad y Unión Sevillana del Taxi. (EFE/ Raúl Caro)
Miembros de la Asociación Hispalense Solidaridad y Unión Sevillana del Taxi. (EFE/ Raúl Caro)

Desde hace más de 10 años, la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi mantiene un conflicto con otros trabajadores del sector por el uso de la parada del aeropuerto de Sevilla (y los beneficios que genera). Las denuncias de aquellos trabajadores que no pertencen a la entidad se suceden, les insultan y les agreden, según el testimonio de estos. También de los VTC, que en 2017 denunciaron que eran atacados cuando querían hacer su trabajo. A principios de febrero, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla emitió un auto de procesamiento en el que señalaba a 27 taxistas de la organización y les acusaba de haber tejido "una organización criminal". 15 días después de hacerse pública la resolución de la magistrada y tras dos años sin altercados, volvieron a la carga, increpando a otros trabajadores, según el testimonio de las presuntas víctimas.

Foto: Taxistas andaluces. (EFE)

Les han llegado incluso a destrozar sus vehículos y asaltar sus domicilios, según han relatado a El Confidencial varias de las personas afectadas. La polémica viene de largo. En su auto, la juez sostiene que el objetivo esencial de la Asociación es “obtener un beneficio económico, tanto por el establecimiento de una retribución mensual fija al presidente y la percepción de algunas retribuciones por los miembros de la junta directiva, como esencialmente por atribuirse por la fuerza y con medios coactivos y vandálicos, el uso exclusivo de la parada de la terminal del aeropuerto”. La historia parece una partida de ajedrez en la que los reyes manejan a los peones para acosar al adversario.

placeholder El coche de un taxista rociado de ácido.
El coche de un taxista rociado de ácido.

Enrique Filgueras fue el anterior presidente de la Asociación Solidaridad del Taxi y, según consta en el auto, es uno de los 27 procesados. Por su parte, el actual presidente, Antonio Velarde, niega a este diario todos los hechos. “La parada del aeropuerto es como otra cualquiera. Las acusaciones de la jueza se verán en el juicio. Queda la apreciación fiscal y hay pendiente un escrito que se ha mandado a la audiencia por no cumplir los plazos en la instrucción”, defiende. Sin embargo, entre quienes les temen, les catalogan como “los máximos cabecillas” de la conocida popularmente en Sevilla como la ‘mafia del taxi’.

En el auto se indica lo siguiente respecto al grupo: “Está perfectamente estructurado y jerarquizado a cuyo frente se encuentra el entonces presidente Enrique F. y tras este los demás miembros de la directiva, quienes vienen recibiendo instrucciones e indicaciones directas de este, con un catálogo interno de infracciones y sanciones de estricto cumplimiento, con un marcado carácter de sometimiento a las instrucciones y criterios del presidente”.

Foto: Manifestación de taxistas andaluces en Sevilla en 2014. (EFE)

Los taxistas que trabajan en el aeropuerto son los que controlan la parada y se aseguran de tener fichados a los conductores ajenos a la organización, ya circulen con un taxi o un VTC, según explican las fuentes consultadas. “Si quieres a tu coche, no te pases por aquí”, llegaron a decirle a un afectado hace dos años. Las mismas voces apuntan a que son unas 15 o 20 personas ligadas a la entidad. Sin embargo, el presidente Velarde indica a El Confidencial que no todos los procesados pertenecen a Solidaridad del Taxi.

Foto: Una viajera pasa entre los taxis aparcados en Sevilla. (EFE)

Otros, con menos recorrido en la agrupación, serían los que se encargan de vandalizar los vehículos, según los taxistas consultados. El Ayuntamiento de Sevilla, que no ha querido ofrecer ninguna explicación a El Confidencial, y según informó el Diario de Sevilla, ha enviado más policías locales al aeropuerto para evitar altercados. Los conductores afectados critican la pasividad del Consistorio y señalan unos supuestos vínculos de la administración con la entidad investigada. “El concejal de Movilidad (Juan Carlos Cabrera) va de la mano con la Asociación Solidaridad”, dice un afectado.

La Policía Nacional encontró, según se recoge en el auto, una serie de fotografías en la sede de la asociación en las que el político aparece en la celebración de la unión civil del expresidente de Solidaridad. Dentro del Ayuntamiento también se ubica el Instituto del Taxi. “En 2014 firmaron una carta los funcionarios dirigida al concejal por la actitud que Figueras tomaba contra ellos”, explica un conductor.

placeholder Miembros de las asociaciones Unión Sevillana del Taxi e Hispalense Solidaridad del Taxi. (EFE/Raúl Caro)
Miembros de las asociaciones Unión Sevillana del Taxi e Hispalense Solidaridad del Taxi. (EFE/Raúl Caro)

En el registro de la asociación, y según consta en el auto, también se encontraron denuncias de la policía local jamás tramitadas por el Ayuntamiento y fotografías de los agentes de la policía local que actúan en el aeropuerto.

Del otro lado, el resto de conductores, VTC y autobuses públicos que realizan el trayecto del aeropuerto se ven amenazados. La juez indica que se produjeron “reuniones de Enrique F. con el Ayuntamiento para intentar que no se aumente la frecuencia de dicho autobús”.

Policías en el aeropuerto

Los más de 2.000 taxistas de la capital andaluza cuentan actualmente con tres asociaciones. La Unión Sevillana, Élite Taxi y Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi. La primera es la más antigua, la segunda apenas tiene cinco años y la última se constituyó en 2001. Un año más tarde se instauraron los supuestos turnos rotativos para la parada del aeropuerto, como establecía una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 2002. Velarde insiste en que “en el aeropuerto estamos todos”. Por su parte, un taxista explica que “los turnos duraron como mucho unos meses y luego se quitaron”.

placeholder Marcha de taxistas andaluces. (EFE/ Raúl Caro)
Marcha de taxistas andaluces. (EFE/ Raúl Caro)

Tras ese intento de regulación llegó otro, establecer unas tarifas fijas. No consiguió solucionar nada. Varios clientes en reseñas por internet aseguraban haber sido estafados. “Esta es una mafia que merece desaparecer gracias a las VTC. Les da urticaria la palabra competencia y pretenden seguir realizando sus prácticas abusivas dando un trato vejatorio al pasajero. Firmado alguien que se vio obligado a comprarse un patinete eléctrico después de que me engañaran". Otros les alaban con comentarios como "gran asociación, realmente solidaria, como demuestra en todos sus actos”.

El Ayuntamiento de Sevilla finalmente optó por crear una Brigada de Policía Local para vigilar la parada. Los propios agentes declararon que no había efectivos suficientes, según recoge la juez en su auto. Ahora, según otros taxistas, han vuelto los actos vandálicos y los conductores afectados “temen por su integridad física”. “Hay compañeros que han llegado a dejar el sector por miedo”.

Desde hace más de 10 años, la Asociación Hispalense Solidaridad del Taxi mantiene un conflicto con otros trabajadores del sector por el uso de la parada del aeropuerto de Sevilla (y los beneficios que genera). Las denuncias de aquellos trabajadores que no pertencen a la entidad se suceden, les insultan y les agreden, según el testimonio de estos. También de los VTC, que en 2017 denunciaron que eran atacados cuando querían hacer su trabajo. A principios de febrero, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla emitió un auto de procesamiento en el que señalaba a 27 taxistas de la organización y les acusaba de haber tejido "una organización criminal". 15 días después de hacerse pública la resolución de la magistrada y tras dos años sin altercados, volvieron a la carga, increpando a otros trabajadores, según el testimonio de las presuntas víctimas.

Historia Autobús Taxi Sevilla Aeropuertos