Es noticia
Menú
"Es hora de que Huelva haga una manifestación histórica por sus inversiones"
  1. España
  2. Andalucía
ENTREVISTA JOSÉ LUIS GARCÍA-PALACIOS

"Es hora de que Huelva haga una manifestación histórica por sus inversiones"

El presidente de la Federación Onubense de Empresarios y la Caja Rural del Sur denuncia el abandono de la administración y defiende la labor del sector de frutos rojos junto a Doñana

Foto: José Luis García-Palacios, presidente de la patronal de Huelva. (Cedida)
José Luis García-Palacios, presidente de la patronal de Huelva. (Cedida)

Es el máximo referente de los empresarios de Huelva, además de presidente de la Caja Rural del Sur, y una voz autorizada que no duda en pronunciarse ante temas tan polémicos y de actualidad estos días como el vertedero de Nerva o la regularización de cultivos al Norte de Doñana. Además, se muestra dispuesto a liderar la creciente indignación ciudadana por el abandono de las administraciones públicas a esta provincia que, a pesar de ello, sigue liderando sectores como la minería, los frutos rojos, el jamón, la industria química…

Foto: La vicepresidenta primera del Gobierno Nadia Calviño. (EFE/Lizón)

PREGUNTA. Esta semana han llegado 12.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro al vertedero de Nerva, que hace ya años que está saturado. ¿Qué opinan los empresarios onubenses de esta situación?

RESPUESTA. Opinamos que es lamentable esta polvareda que se ha levantado. El vertedero de Nerva es una actividad empresarial que está ordenada, reglada y regulada con sus licencias medioambientales del Ministerio y la Consejería, en condiciones lícitas para desarrollar su actividad. Lleva 25 años funcionando. Nos hemos quedado, la verdad, un poco perplejos de que haya saltado esta situación. Ahora se ha convertido en una alarma después de tanto tiempo. Hay que decir que el propio municipio de Nerva tiene asumida la actividad del vertedero, convive con él y siempre ha habido una buena relación entre la empresa y el municipio. Me ha sorprendido que se descubra ahora en los medios que el vertedero está a 700 metros del pueblo. Lleva así desde que se abrió. Esto no es bueno porque se da una visión distorsionada de la realidad. Peor que una mentira es una media verdad.

P. El presidente de la Junta también cree que debe cerrarse poco a poco…

R. Bueno, quien tiene que estar de acuerdo en primer lugar es el ayuntamiento y la propiedad. Ese vertedero no es casualidad que se encuentre en Nerva, Huelva, o en Andalucía. Es un vertedero que se hizo para suplir las carencias que tenían las industrias de Huelva, de Cádiz o de Algeciras. Y hay que tener claro que como humanos generamos residuos y hay que gestionarlos de la mejor manera posible. Pero tengamos claro que quien sigue manteniendo su licencia es el Estado.

P. ¿Cree que el vertedero ha generado en estos 25 años una actividad industrial en la zona considerable?

R. Como industria tiene una actividad limitada. Tengamos en cuenta que la actividad, en este caso, la tienen los polos químicos, como el de Huelva, que es referente en su eficiencia y en su excelencia a nivel mundial. Hoy en día, hay técnicas muy avanzadas que convierte un terreno degradado por los residuos, en zonas perfectamente asumibles dentro de cualquier comunidad. Y si este hay que cerrarlo, en paralelo habrá que buscar otro sitio donde poner los residuos que generamos tanto en la industria como las personas. Por ejemplo, en Huelva hay una gran industria que genera cobre, y da la casualidad que todo ser humano que utiliza teléfono móvil está utilizando cobre.

Foto: Residuos en Nerva. (Ecologistas en Acción)

P. La otra polémica en Huelva de los últimos días también es medioambiental, y con intereses cruzados. La Junta dice que quiere regular casi 1.500 hectáreas de cultivo de frutos rojos en la corona norte de Doñana, pero el Gobierno advierte que no va a dar licencias de aguas. ¿Cómo se posicionan ahí los empresarios?

R. Yo no sé quién se ha inventado lo de 1.500 hectáreas, cuando no llegan ni a 800. Yo tengo mi propia opinión, por haber sido testigo directo y haber participado en algunas de las cuantiosas reuniones de cuando se inició el plan de la corona norte de Doñana y yo era presidente de Asaja. Tuvimos reuniones con los consejeros y viceconsejeros de agricultura de entonces, que precisamente eran onubenses, como el recientemente fallecido Isaías Pérez Saldaña, y su segundo. Nosotros aplaudimos el inicio de aquel proyecto. Era una deuda que tenía la Administración con los agricultores onubenses. Se les prometió que iban a transformar estas tierras y que iban a tener agua, pero de eso hace más años que lo del vertedero. Hubo una serie de agricultores que pudieron regular su situación con la legalización de pozos o adhesionándose a comunidades de regantes que tenían aguas superficiales como Moguer o Lucena. Pero también hubo un limbo legal. Se dijo que hasta que no se cerrara el plan de la corona norte de Doñana, esas tierras que había puesto la Junta para que los agricultores desarrollaran su actividad reglada y regulada, no podían regar. ¿Qué ocurrió? Que con el paso del tiempo, la lentitud provocó unas situaciones desesperantes.

P. ¿Y ahora?

R. Que ahora PP, Cs y Vox decidan cerrar ese plan, yo a nivel personal e institucional no puedo más que aplaudirlo. Es que llevamos muchos años esperando a que esto ocurra. Todo lo que sea demorarlo más en el tiempo, puede hacer que se demonice a un sector como es el de los frutos rojos. Y no es de recibo. Hablamos de 800 ha en un conjunto total que supera las 13.600 ha. Es un porcentaje muy pequeño como para que se ponga en duda el buen hacer de los agricultores de Huelva. Además, esto viene heredado de una cuestión administrativa no resuelta. También se da la circunstancia que quien no termina de cerrar el círculo del abastecimiento de aguas es el propio Gobierno de la nación. Porque el trasvase se aprobó en su día, pero sigue sin materializarse.

"Desde la Federación Onubenses de Empresarios no vamos a dar cobertura a aquel que esté transgrediendo la ley de manera consciente"

P. Se refiere al trasvase desde el Río Tinto que aprobó hace tres años el Congreso y que sigue sin ponerse en marcha, ¿no? ¿Por qué ese retraso?

R. Pues porque hay dos obras que corresponden también al Gobierno central desde hace muchos años, y que no están hechas ni tampoco dicen cuándo las van a hacer: el desdoble del túnel de San Silvestre y la presa de Alcolea. Esto es, como decía mi abuela, estar en misa y repicando. Ha salido la propia ministra o el secretario de aguas jurando en arameo de que ahí no se iba a poner más agua. ¡Pero si es que ahí no hay agua! Hasta que no se acometan las obras que hemos comentado antes, no habrá agua en esa zona. Lo que se pretende es regularizar el carácter administrativo de la calificación de esas 800 ha. Pasarían a ser regables, una vez que tuvieran el agua. El Gobierno central es a quien le competa toda esta labor.

P. Los grupos ecologistas llevan muchos años denunciando los pozos ilegales en la zona. ¿Ustedes los defienden?

R. Desde la Federación Onubenses de Empresarios no vamos a dar cobertura a aquel que esté transgrediendo la ley de manera consciente. Primer punto. Los pozos ilegales hay que cerrarlos sí o sí, pero eso no significa que haya que expulsar al agricultor de ese sitio. A este lo que hay que suministrarle es una agua debidamente regulada.

P. La Comisión Europea ha mandado el viernes una carta mostrando su preocupación por esta medida que quiere aprobar la Junta, por su afección a Doñana. Ya el pasado año el Tribunal de Justicia de la UE condenó a España por no hacer lo suficiente para proteger esta joya medioambiental. Imagino que esto mete más presión para regularizar a esas hectáreas.

R. Debíamos ser serios y que la presión la reciba la Administración central, que es quien tiene la solución en la mano para que esto se termine de una vez. También habrá que ver la información que le llega a Europa, porque aquí parece que nos comemos a los niños crudos para desayunar cuando hay una actividad agrícola y empresarial que merece ser resaltada.

Foto: El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, junto al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Paez, y ante el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández. (J. L. Losa)

P. ¿Qué supone el sector de los frutos rojos para la provincia?

R. Pues, para empezar, alrededor de 120.000 contratos anuales directos, a los que habría que sumar los indirectos e inducidos. De ellos, una parte importante son contratos temporales, como toda actividad agraria. Pero la temporalidad no tiene que ser sinónimo de precariedad, como llevan un tiempo queriéndonos vender. También supone toda una generación de riqueza en muchos pueblos de Huelva. Sin duda, una herramienta fantástica para evitar esa despoblación del medio rural. Los frutos rojos de Huelva necesitarían un respaldo de todas las administraciones porque son una marca de excelencia. Que le pregunten al ministro Luis Planas qué le parece. Seguramente tendrá una magnífica opinión, pues los conoce y sabe del trabajo de todos los actores de ese sector. Supone algo más de 900 millones de facturación al año y un gran embajador de la Marca España. El 80% de todo lo que se produce, se exporta al Reino Unido, Francia y Alemania, incluso hasta el Golfo Pérsico o Rusia. Es un sector del que sentirnos orgullosos y no para estar continuamente vapuleados por ciertas informaciones distorsionadas de las organizaciones ecologistas.

P. Hace un mes ha comenzado la cosecha y se ha contratado, como cada año, a miles de temporeras procedentes de Marruecos y, este año, también de Latinoamérica. Esto vuelve a generar debate en una provincia con un 20% de paro. ¿Por qué ocurre?

R. Se utiliza la burda excusa de que el convenio laboral del campo de Huelva es el más bajo de Andalucía. Ni muchísimo menos. Está por encima de la media. Se dice que es un trabajo precario y eso es un error. Todos los trabajos de sectores como la agricultura, el mar o la hostelería, no son trabajos precarios; son eventuales o temporales. ¿Que hay gente que no quiere trabajar en el campo? Pues a lo mejor habría que facilitar el hecho de no estar supeditado permanentemente a un subsidio. Deberíamos darle una vuelta a esto. Porque es difícil de explicar que haya, lamentablemente, más de 20.000 personas cobrando el desempleo de subsidio agrario de Huelva y solo de Marruecos tengamos que traer a 12.000 personas a trabajar. Estas personas que vienen de Marruecos vienen a trabajar entre 3 y 6 meses, y ganan en ese tiempo lo que tardarían en ganar en Marruecos en 6 o 7 años. Y vuelven. Pero es que de las 100.000 personas que pueden trabajar en la temporada, casi el 40% son extranjeros: son rumanos, polacos o marroquíes, que llevan hasta 15 años viniendo para trabajar en el sector de los frutos rojos de Huelva. Y muchos de ellos ya viven en Huelva. Este sector ha posibilitado una mejora en las condiciones de vida de miles de personas de España y de fuera. Y esto no se valora.

P. ¿Cómo va a afectar la recién aprobada reforma laboral al sector de los frutos rojos y a la economía onubense en general?

R. Va a suponer una carga. Cualquier empresario que tenga el gusto de llamarse "empresario", lo primero que tiene en su balance moral es el bienestar de sus trabajadores. Cualquier otra leyenda, es una leyenda anacrónica e interesada. Con ganas de demonizar a un sector que lo que intenta es generar riqueza a través del trabajo. Y después de lo que pasó ayer, yo me atrevería a decir que es más una reforma política que profesional, desde el punto de vista laboral. Han hecho un flaco favor con esta reforma.

"La industria minera de Huelva es hoy día una industria sostenible y regulada. Genera una economía circular altísima"

P. ¿Cómo ha afectado la pandemia a la economía onubense? ¿Más o menos que en otras provincias?

R. Menos, porque Huelva tiene varios pilares fundamentales en su economía: la parte industrial, que es primordial, con refinerías o grandes empresas como Atlantic Cooper. Por ejemplo, Huelva, durante el siglo pasado, llegó a producir hasta el 40% de cobre de todo el mundo. Hoy día, entre otros, Huelva tiene la expansión más importante de minería pirítica de toda Europa. Las principales empresas del mundo están buscando y consiguiendo nuevos yacimientos en la zona. La industria minera de Huelva es hoy día una industria sostenible y regulada. Genera una economía circular altísima. Y esto produce mucha riqueza en todos los aspectos, como empleos altamente cualificados. Y con la pandemia habrá habido problemas logísticos, pero nada más. Después, tenemos el sector primario y agroalimentario, en la que ha ocurrido algo parecido. Pero igualmente no ha dejado de funcionar y más aún si cabe durante los primero momentos de la pandemia. Evidentemente, ha habido muchas cicatrices, pues se han quedado por el camino muchas pymes y micropymes. Y en cuanto al turismo de la provincia, Huelva ofrece una gran variedad turística en cuanto a espacios abiertos, sin aglomeraciones urbanísticas y de personas, sobre todo en estos momentos en los que se disfruta mucho de los espacios naturales.

P. Estamos en fase de recuperación y planificar el futuro. ¿Cuáles deberían ser ahora las grandes apuestas económicas de Huelva?

R. Yo creo que sería radicalmente esencial que a Huelva se le vaya preparando una pista de despegue. En Huelva tenemos por delante una travesía que tenemos que hacer competencia, buena competencia, de provincias que tienen conexiones ferroviarias, y en Huelva no la hay; que tienen aeropuertos, y Huelva es la única provincia con litoral de toda España que no tiene aeropuerto; o no tenemos tampoco conexiones fluidas con el país vecino, cuando somos puerta de Portugal o puerta de España, según se mire. Además tenemos un proyecto de aeropuerto que es privado, y que es para pensárselo. Pero bueno, ahí seguimos, con estas carencias. Presentamos un proyecto el año pasado, que se basaba en uno de 2004, y que este a su vez se basaba en uno del año 90. Que era el AVE. Y es que ahora se tarda el doble de tiempo en tren que en coche para llegar a Sevilla. Nosotros tenemos 4 conexiones con Sevilla. Dos por la mañana y dos por la tarde. Sin embargo, Cádiz tiene 14 que además llegan hasta Madrid. Estamos en Huelva jugando en una Liga en la que nos han dejado en el banquillo. Y, a pesar de todo eso, en Huelva somos líderes en muchas cosas. Consiguiendo atraer cosas tan importantes como el Proyecto CEUS, de aviones no tripulados. Con la falta de ayudas e inversiones estatales, hemos conseguido ser líderes por ejemplo en cítricos, frutos rojos, en industria, en minería, en nuevos modelos de turismo… pero claro, necesitamos al 'primo de Zumosol', ese que le da respaldo a la mayoría de España menos a Huelva.

"El 4 de marzo está convocada toda la ciudadanía de Huelva y provincia en una concentración en la Ría de Huelva para que nuestra voz se oiga"

P. Hace un par de meses usted, junto con el presidente de la Cámara de Comercio de Huelva, quemó públicamente los Presupuestos Generales del Estado para escenificar el hartazgo de la ciudadanía por la falta de inversiones en la provincia. ¿Por qué ese gesto tan duro?

R. Mire, el anterior presidente del Consejo Económico y Social —una entidad que depende de la Diputación provincial de Huelva—, y catedrático de la Universidad de Huelva, Juan José García del Hoyo, cifró el déficit de obra pública en la provincia en los últimos 20 años: 2.000 millones de euros en base a la comparación por ciudadano, pero inversión real y productiva. Claro, el hartazgo es lógico que ha llegado ya a extremos. Por eso, que nos digan que estos son unos magníficos presupuestos para Huelva… Hemos destripado los Presupuestos Generales del Estado, y la partida en inversiones para Huelva era de 19 millones de euros, dedicadas a la conexión de tren con Zafra. Me parece un insulto a la inteligencia.

P. ¿Está planteando nuevos gestos o movilizaciones?

R. Sí. Ha llegado la hora de que Huelva haga una movilización histórica por sus inversiones. El 4 de marzo está convocada toda la ciudadanía de Huelva y provincia en una concentración en la Ría de Huelva para que nuestra voz se oiga, que luchemos por un futuro mejor para nuestras futuras generaciones y por infraestructura tan reclamadas como el túnel de San Silvestre.

P. ¿Por qué es tan importante ese túnel?

R. Es una infraestructura vital, literalmente. Este túnel es una conducción de 1977, que se hizo para llevar el agua desde la presa del Chanza, y lleva años transportando unos 23 metros cúbicos por segundo en lugar de los 8 previstos. Lleva, pues, años sobresaturado y casi colapsado. ¿Cuál es problema? Que si mañana colapsa por completo este túnel, que es una obra de cemento de unos 8 kilómetros de largo, el 80% de la población de Huelva se queda sin agua, pero no para regar los campos, sino en los grifos de nuestras casas. En la agricultura, en la industria, en los hoteles, en los restaurantes… el 80% de la población de la Huelva. Y eso a niveles económicos supone el 86% del PIB de la provincia. De un día para otro. Y sin una solución inmediata. Es decir, el 80% de la población de Huelva tendría que irse a las provincias vecinas o al país vecino para poder beber o ducharnos; ya no solo regar los campos. Esto se ha dicho por activa y por pasiva a los Gobiernos, pero nadie ha tomado la urgencia vital que esto significa. ¿A quién tendremos que reclamar si se produce una fractura en el túnel o el agua se expandiera? Estamos hablando de una obra que duraría unos 16 meses y que son 60 millones de euros.

"Ese año nos prometieron que los PGE de 2020 llevarían una partida para el túnel de San Silvestre y nunca apareció"

P. ¿Qué dice el Gobierno ante esta reclamación?

R. La Junta de Andalucía le pidió al Gobierno central la cesión de la obra del túnel de San Silvestre y estaba dispuesta a hacerla, pero en seguida dijo el Ministerio que era una obra de interés general y que lo debía hacer el Estado. Esto fue en 2019. Ese año nos prometieron que los PGE de 2020 llevarían una partida para el túnel de San Silvestre y nunca apareció. Nos llegaron a afirmar que en otoño del 2021 el túnel ya estaría iniciado, que habría salido a concurso y que las obras comenzarían a finales de ese año, por lo que a mediados de 2023 la obra estaría terminada. Pues ha pasado todo ese tiempo y ahora nos dicen que no, que para el 2023 comenzarán las obras. Y ya no me lo creo.

P. Se está planteando la creación de un partido al estilo de Teruel existe o Soria ya. ¿Qué opina? ¿Lo apoya?

R. He tenido conocimiento de la iniciativa de esto por algunos conocidos que tienen la idea de constituir un partido que se llama 'Por Huelva'. Yo no sé si esta es la solución. Tengo serias dudas. Sería un partido más. Atomizaríamos la representatividad. Y lo que hace falta es unión. Ojalá la concentración del próximo 4 de marzo sea multitudinaria, para conseguir un futuro mejor para nuestros ciudadanos.

Es el máximo referente de los empresarios de Huelva, además de presidente de la Caja Rural del Sur, y una voz autorizada que no duda en pronunciarse ante temas tan polémicos y de actualidad estos días como el vertedero de Nerva o la regularización de cultivos al Norte de Doñana. Además, se muestra dispuesto a liderar la creciente indignación ciudadana por el abandono de las administraciones públicas a esta provincia que, a pesar de ello, sigue liderando sectores como la minería, los frutos rojos, el jamón, la industria química…

Huelva Presupuestos Generales del Estado Luis Planas Marca España Social Cámara de Comercio PIB Reforma laboral Comisión Europea Vox Parque de Doñana Algeciras Montenegro Inversiones Jamón Pandemia Manifestación Administraciones Públicas Cádiz Noticias de Andalucía
El redactor recomienda