Es noticia
Menú
Moreno se va de mitin a Salamanca y da alas a la oposición en la guerra por la sanidad
  1. España
  2. Andalucía
SE ENCIENDE LA PRECAMPAÑA

Moreno se va de mitin a Salamanca y da alas a la oposición en la guerra por la sanidad

El Parlamento andaluz celebra un pleno excepcional por el colapso de la atención primaria que permite a PSOE, Unidas Podemos y Vox estrenar la precampaña con un duro ataque

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Zipi)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Zipi)

La silla vacía del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), que cambió el Parlamento andaluz por agenda en Madrid, con una entrevista en RNE, un encuentro con el gobernador del Banco de España y un mitin en Salamanca con su compañero Alfonso Fernández Mañueco, dio alas a la oposición en Andalucía en un caldeado ya ambiente de precampaña y con el colapso de la atención primaria en esta sexta ola de pandemia como protagonista.

Moreno recibió el reproche unánime por relegar a Andalucía e ignorar lo que están pasando muchos ciudadanos atrapados en un sistema sanitario donde conseguir una cita con el médico de cabecera es, en las últimas semanas, una auténtica yincana. El presidente andaluz ignoró lo que consideran los suyos una estrategia electoral que solo trata de "derribar" o "erosionar" al Gobierno. El discurso de PSOE, Unidas Podemos y Vox fue unánime sobre su "soberbia", su desplante a la Cámara y su indiferencia con el deterioro de la sanidad pública. Pese a que, como recordó el PP, Pedro Sánchez tampoco ha acudido a la mayoría de las comparecencias de sus ministros.

Foto: Juanma Moreno. (EFE/José Manuel Vidal)

Conforme más se acercan las elecciones, hay más nervios y más gritos en el hemiciclo andaluz, que este viernes se convirtió en un auténtico ring electoral. Curiosamente, esos reproches que recibió el presidente fueron calcados a los que él mismo vertió como líder de la oposición en numerosas ocasiones contra la expresidenta Susana Díaz, a quien acusaba de negar la realidad y pecar de soberbia con las mareas blancas por la sanidad pública, que contribuyeron de forma definitiva a su relevo.

"Me van a obligar" al adelanto

Moreno no dio muchas explicaciones sobre su viaje a Castilla y León. Simplemente, dijo que tenía agenda previa y que no iba a participar en un debate orquestado para erosionarle. Se ahorró así recibir cara a cara los reproches y en su intervención en 'Las Mañanas' de RNE volvió a los avisos sobre el adelanto electoral, insistiendo en que si se empeñan, "lo conseguirán". No es un "ingenuo", dijo Moreno, y "con el Parlamento en contra no se puede gobernar". Su ambición es llegar a otoño y seguir siendo presidente durante la Feria de Abril, este año en mayo, pero en las filas del PP cada vez admiten con menos tapujos que será difícil llegar al verano. Se siente el presidente andaluz, dijo, "atrapado" por una "mayoría hostil" y admitió que su ambición es gobernar en solitario. Aunque el escenario de una mayoría absoluta del PP no es posible, según admitió, sí cree que puede llegar a una ventaja lo suficientemente sólida como para que no haya otra alternativa que dejarle gobernar sin hipotecas con Vox. Eso consiguió Isabel Díaz Ayuso en Madrid y a eso aspira Moreno en Andalucía como Mañueco en Castilla y León. De hecho, durante el mitin en Salamanca de este viernes, el andaluz aseguró que el 13-F "no es cualquier cosa": "Tampoco para mí, que voy después".

A quien le tocó lidiar fue al consejero de Salud, Jesús Aguirre, curtido en 66 comparecencias ya sobre el covid y que llegó tras una cerrada ovación de su bancada pregonando "al cielo, que estoy con los míos". La descripción del estado de la sanidad según Aguirre y según la oposición se parecieron como un huevo a una castaña. Moreno ya había anunciado por la mañana que el próximo martes en el Consejo de Gobierno aprobarán un plan de choque urgente para reforzar la atención primaria, pero mantuvo silencio sobre los detalles de ese plan, que incluirá el refuerzo de los centros de salud por las tardes y más contratos. Ya es un paso porque hasta ahora habían negado que hubiera problemas con la suficiente envergadura como para tomar medidas extraordinarias. Aguirre se quejó de la herencia recibida de los socialistas y reivindicó el aumento de inversión y contratos en la plantilla del Servicio Andaluz de Salud.

La socialista Ángeles Ferriz denunció que a Moreno le "ciega tanto la soberbia" que es capaz de dejar a toda una tierra "plantada" y defendió que el único récord del que puede presumir el presidente en materia sanitaria es el de la contratación de seguros privados. "Se le ha hecho bola el caos sanitario, se le nota el nerviosismo", señaló, agradeciendo a su jefe de filas, Juan Espadas, que no tiene escaño en el Parlamento, que asistiera sentado en la tribuna de invitados. "Abandonen la prepotencia", le recomendó al PP. "Se equivoca quien deja de escuchar a la gente y no escuchar es el primer paso para dejar de gobernar", advirtió, en una frase a la que faltó añadir que eso en el PSOE lo saben por experiencia propia.

Foto: El consejero de Salud y Familias andaluz, Jesús Aguirre. (EFE)

Desde Unidas Podemos, Inmaculada Nieto, habló de los "mundos paralelos" del Gobierno andaluz y de "sus disparatadas y endebles explicaciones" para tapar el deterioro de la sanidad pública. Nieto incidió en que el Ejecutivo de PP y Cs hace un análisis de la situación "desde la soberbia" y recordó que eso exactamente hacía el anterior gabinete de Susana Díaz. "Es un ejercicio de máxima soberbia ese escaño vacío de Juanma Moreno en Andalucía", denunció.

Vox no tuvo piedad con quien fue su socio parlamentario hasta el verano. El portavoz, Manuel Gavira, asumió un discurso duro por el estado de la sanidad en Andalucía y cargó contra Moreno: "Su ausencia demuestra que le importa muy poco la atención sanitaria que merecen los andaluces". Ante las acusaciones de "pinza" de Vox con el PSOE y Unidas Podemos y de complot contra el Ejecutivo, ironizó su portavoz sobre una asistencia sanitaria donde "todo está bien". "Da vergüenza asomarse a un centro de salud, los andaluces no se merecen esto, este Gobierno de falso cambio es igual de incapaz que los socialistas", proclamó Gavira. Vox se declaró "harto" del "monopolio covid en la sanidad pública de Andalucía" y acusó a la Junta de "mentir" y "tomar el pelo" a los ciudadanos.

Cs se centró en defender "un Gobierno sólido, fuerte, unido, centrado" y en asegurar que hay "más personal y mejor pagado". "Hacer de la salud pública política en medio de una pandemia es inmoral", denunció el diputado Emiliano Pozuelo. Desde el grupo popular la diputada Beatriz Jurado cargó contra "el sanchismo andaluz" y subió el tono al llamar "sinvergüenzas" a los diputados de la oposición por "querer mentir a los andaluces". "Nadie se cree el cuento del desmantelamiento y la privatización", sostuvo la popular. El Parlamento es ya un lugar para ver cómo los micromítines se suceden uno detrás de otro. Eso solo indica que las elecciones están cada vez más cerca.

La silla vacía del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno (PP), que cambió el Parlamento andaluz por agenda en Madrid, con una entrevista en RNE, un encuentro con el gobernador del Banco de España y un mitin en Salamanca con su compañero Alfonso Fernández Mañueco, dio alas a la oposición en Andalucía en un caldeado ya ambiente de precampaña y con el colapso de la atención primaria en esta sexta ola de pandemia como protagonista.

Juanma Moreno Partido Popular (PP) Salamanca Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda